Latest Entries »


Tapa original de la revista Thrilling Wonder Stories de abril de 1949 en el que fue publicado este cuento.

Tapa original de la revista Thrilling Wonder Stories de abril de 1949 en el que fue publicado este cuento.

Tierra extraña
Edmond Hamilton
Alien earth, © 1949 by Standard Magazines (Thrilling Wonder Stories, Abril 1949). Traducción de Hernán Sabaté, en Trasplante obligatorio, recopilación de Asimov-Greenberg-Waugh, Ediciones Martínez Roca S.A., 1986.

Edmond Hamilton (1904-1977) fue uno de los grandes pioneros de las revistas de ciencia ficción en los Estados Unidos, y publicó su primer relato en Amazing, en 1928. Durante la primera parte de su larga carrera fue conocido por el sobrenombre de «Hamilton el destructor de mundos», ya que muchos de sus escritos reflejaban batallas entre sistemas planetarios. A principios de la década de 1940 escribió la mayor parte de sus relatos de la famosa serie sobre el Capitán Futuro. Su esposa, la afamada escritora de ciencia ficción Leigh Brackett, fue quien se encargó de la publicación de una antología de su marido, titulada The Best of Edmond Hamilton (1977).
A lo largo de la historia, en muchas épocas se ha considerado a las plantas como seres carentes de vida. No vivían; simplemente, vegetaban. Después de todo, no se movían, no comían y no emitían sonidos. Parecían existir con el mero propósito de servir de alimento a los animales.
En la Biblia, de hecho, cuando al tercer día la tierra seca fue creada, Dios hizo que apareciera cubierta ya de plantas. Se las consideraba meros tributos de la tierra. La palabra vida no se utiliza en relación a ellas. Sólo en el quinto día, cuando se crean los primeros animales, se utiliza la palabra vida. «Y dijo el Señor, que las aguas produzcan en abundancia criaturas móviles que posean vida (…)» (Génesis, 1, 20).
Los animales son criaturas móviles; las plantas, no.
Una vez creado el mundo animal (incluido el hombre), Dios dice a éste, y presumiblemente a la vida animal en general: «(…) Mira, te he dado todas las hierbas que tienen semillas (…) y todos los árboles (…) que ofrecen semillas; todo ello será alimento para ti» (Génesis, 1, 29).
Aunque esto parece clasificar a los animales como seres vivos y a las plantas como alimento, éstas últimas son seres tan absolutamente vivos como los animales. Hacia 1830 se descubrió que los vegetales, igual que los animales, están compuestos de células que contienen protoplasma. Posteriores estudios han puesto en evidencia que la naturaleza química de las células vegetales y las animales son muy parecidas, que ambas utilizan proteínas y ácidos nucleicos y que sus sistemas o patrones de reacción química son similares en ambas.
De hecho, si se compara la química de los vegetales y la de los animales, parece que los primeros se imponen claramente. En primer lugar, poseen clorofila, lo que les posibilita utilizar la energía del sol para almacenar energía química y construir sus tejidos. Los animales no poseen clorofila y deben vivir, como parásitos, de esta capacidad de los vegetales. En segundo lugar, las plantas tienen la facultad de fabricar celulosa, un material de sostén poderoso y resistente a los químicos, lo que es otra capacidad de la que carecen los animales. En tercer lugar, las plantas pueden elaborar a partir de elementos simples los complejos compuestos químicos que precisan para la vida, sin excepción. Los animales necesitan encontrar en su dieta estructuras complejas ya elaboradas y de no recibirlas pueden llegar a morir .(A esos complejos compuestos, o estructuras, químicos los denominamos vitaminas.)
Pese a todo, los vegetales son, en diversos aspectos, una forma de vida más sencilla que los animales. Carecen de los tejidos más complicados de éstos y no poseen músculos ni nervios; tampoco se mueven (en tierra, al menos) porque tienen que utilizar raíces para obtener agua, y esas raíces los anclan al terreno.
Sin embargo, en cierto modo se mueven: crecen, dirigen los extremos de sus ramas, lentamente, para recibir la luz del sol, e inclinan sus raíces para que crezcan en dirección al agua. Hay plantas cuyas hojas se cierran al tocarlas.
El movimiento existe, aunque sea lento, pues utilizan impulsos como la humedad o el crecimiento diferencial, en lugar de usar la rapidez de las fibras musculares y su capacidad de contracción. Si se miran las plantas mediante fotografías tomadas a intervalos, en serie, o se pasa una tras otra en un proyector de cine, el movimiento se acelera y las plantas parecen adoptar una vida manifiesta. La misma impresión daría si nosotros ralentizáramos nuestra percepción, como apunta Hamilton en Tierra extraña.
Isaac Asimov

1. Vida ralentizada
El muerto estaba de pie en un pequeño claro iluminado por la Luna en mitad de la jungla, donde Farris le había encontrado.
Era un hombrecillo aceitunado vestido con una tela de algodón blanca. Un miembro típico de las tribus laosianas de aquella tierra de nadie, en plena Indochina. Estaba de pie sin sostenerse en sitio alguno, con los ojos abiertos, la mirada fija al frente sin parpadear y un pie ligeramente levantado del suelo. y no respiraba.
-¡Pero no puede estar muerto! -exclamó Farris-. Los muertos no aparecen de pie en plena selva.
Piang, el guía, le interrumpió. Aquel engreído nativo de Annam había perdido toda su autosuficiencia desde el mismo instante en que se apartaron del sendero. y aquel muerto inmóvil y en pie había completado su desmoralización.
Desde que los dos hombres habían penetrado dando traspiés en aquel bosquecillo de árboles de algodón y casi habían tropezado con el muerto, Piang no había dejado de barbotear palabras inconexas con aire asustado, sin dejar de señalar la figura, absolutamente inmóvil. Ahora, por fin, Farris le oyó decir con claridad:
-¡Ese hombre está hunati! ¡No le toque! ¡Tenemos que irnos de aquí, hemos penetrado en un rincón malo de la selva!
Farris no se movió. Llevaba demasiados años como buscador de árboles de teca para ser del todo escéptico a las supersticiones del sudeste asiático pero, por otra parte, sentía cierta responsabilidad para con el hombre.
-Si no está muerto, como dices, seguro que le sucede algo y necesita ayuda -sentenció.
-¡No, no! -insistió Piang-. ¡Está hunati! ¡Vámonos de aquí en seguida!
Pálido de terror, el guía echó un vistazo a la arboleda iluminada por la Luna. Se encontraban en una meseta baja donde la jungla era más monzónica que tropical. Los grandes árboles de algodón y los ficus estaban menos ahogados aquí por los matorrales y los zarcillos, y a través de mortecinos pasillos que se abrían entre las plantas podía divisarse, al fondo, unos gigantescos banianos que se alzaban como señores obscuros de aquel silencio plateado.
El silencio. El silencio era demasiado total para ser del todo normal. Hasta ellos llegaba el débil jolgorio de los pájaros y los monos procedente de la espesura, más allá de la arboleda y, por un instante, escucharon el rugido de un tigre traído por el eco desde las colinas laosianas. Sin embargo, la meseta en que se encontraban y la
espesura que la circundaba permanecían en total silencio.
Farris se acercó al nativo, inmóvil y con la mirada fija, y le tocó suavemente la muñeca, delgada y de piel obscura. Durante unos instantes, le fue imposible localizarle el pulso. Por fin, notó un latido, una pulsación increíblemente lenta.
-Un latido cada dos minutos -murmuró Farris-. ¿Cómo diablos puede mantenerse con vida?
Observó con atención el pecho desnudo del hombre. Vio que se alzaba, pero con tal lentitud que el ojo apenas podía captar el movimiento. Permaneció expandido dos minutos y luego, con igual lentitud, empezó a bajar otra vez.
Farris se sacó del bolsillo una linterna e iluminó los ojos del individuo. Éste no reaccionó al estímulo, al menos al principio. Después, lentamente, sus párpados se contrajeron hasta cerrarse y, tras permanecer cerrados unos instantes, volvieron a abrirse a la misma velocidad casi inapreciable.
-Ha parpadeado… ¡pero con una lentitud cien veces mayor de lo normal!.-exclamó-. El pulso, la respiración, los reflejos… todos le funcIonan cIen veces más lentamente de lo normal. Ese hombre ha sufrido una conmoción o bien está drogado.
Entonces advirtió algo que le produjo un ligero escalofrío.
El ojo del individuo parecía estar volviéndose hacia él con infinita lentitud. y su pie levantado se había alzado un poco más. Como si estuviera caminando, pero aun ritmo cien veces más lento de lo normal.
Aquello era espantoso. Pero a continuación llegó hasta Farris algo todavía más espeluznante. Un ruido… el sonido de una ramita al quebrarse.
Piang exhaló el aire en un silbido de puro miedo y señaló hacia la arboleda. Farris miró hacia allí bajo la luz de la luna.
A unos cien metros había otro nativo. También permanecía inmóvil, pero tenía el cuerpo inclinado hacia delante con el ademán de un corredor repentinamente congelado. Y bajo sus pies, había crujido la ramita que habíamos oído.
-Adoran a los grandes, ¡por el Cambio! -dijo mi guía annamés con un ronco tono de pavor en la voz-. ¡No debemos entremeternos!
Lo mismo decidió Farris. Aparentemente, se había metido en algún extraño rito mágico de la jungla, y ya había tenido suficientes experiencias con los nativos asiáticos como para no desear intervenir en sus misteriosas religiones propias.
El estaba en aquel rincón perdido, en la parte más oriental de Indochina, para dedicarse al comercio de madera de teca. Y ya tendría suficientes dificultades en aquella inexplorada tierra de nadie para, además, buscarse problemas con las tribus. Aquellos extraños hombres entre vivos y muertos, víctimas de una droga o de una enfermedad, no debían correr peligro si otros hombres de su tribu estaban cerca para vigilarles.
-Sigamos -asintió Farris lacónicamente.
Piang encabezó la marcha en el descenso desde la meseta cubierta por la selva. El guía cruzó la espesura como un ciervo asustado hasta que fueron a dar de nuevo al camino.
-Éste es… el camino al puesto avanzado del Gobierno -dijo, con gran alivio–. Debimos de perdemos en la hondonada de ahí atrás. No me había adentrado tanto en Laos más que un par de veces.
-Piang, ¿qué es hunati? ¿ y ese Cambio que has mencionado?
El guía se puso inmediatamente mucho más serio.
-Es un ritual de adoración. -Después, recuperando en parte su habitual charlatanería, añadió–: Esos hombres de las tribus son muy ignorantes. No han estado en la escuela de la misión, como yo.
-¿Adoración a qué? Los grandes, has dicho antes. ¿Quiénes son?
Piang se encogió de hombros e improvisó una mentira.
-No lo sé. En toda la gran selva, hay hombres que se pueden volver hunati, se dice. Yo no sé cómo.
Mientras avanzaba, Farris se puso a pensar. Había notado algo misterioso en aquellos hombres. Una especie de suspensión animada, pero no del todo. Más bien una increíble ralentización de la actividad.
¿Qué debía haberla causado? ¿Y cuál podía ser su propósito?
-Supongo que cualquier tigre o serpiente dará buena cuenta de un hombre en ese estado.
Piang hizo un enérgico gesto de negativa con la cabeza.
-No. El hombre que está hunati está a salvo… Al menos, de los animales. Ningún animal le tocará.
Farris quedó asombrado. ¿Se debería quizás a que su extrema inmovilidad hacía que los animales no se fijaran en él? Finalmente, supuso que era parte de las creencias de aquel culto a la naturaleza regido por el miedo. Aquel tipo de animismo era frecuente en esta parte del mundo. y no era difícil comprender la razón, se dijo Farris con cierta aprensión. Aquí, en la selva tropical, la naturaleza no era la diosa sonriente de las tierras templadas. Era algo que no se amaba, sino que se temía.
¡Y bien que lo sabía! Había estado dos días en la jungla laosiana desde que dejara el curso del alto Mekong, cuando había calculado que en un día alcanzaría su objetivo: el puesto de investigación botánica del Gobierno francés.

Se quitó de encima unas hormigas aladas que intentaban picarle en su nuca bañada en sudor y lamentó no haberse detenido al caer el sol. Sin embargo, el mapa mostraba que estaban a pocos kilómetros del puesto y habían seguido, sin calcular que Piang perdería el camino. y casi debería haber contado con ello, se dijo Farris, pues éste no era sino un sinuoso sendero que daba vueltas y revueltas en la pendiente de la meseta, cubierta de densa maleza.
Los ficus de treinta metros, los palos de Campeche para tintes y los árboles de algodón tamizaban la luz de la luna. El sendero se retorcía constantemente para evitar los impenetrables infiernos de bambú o para vadear pequeños arroyos, y la espesura de los zarcillos y lianas tenían una diabólica habilidad para engancharle a uno en la obscuridad.
Farris se preguntó si no habrían perdido el camino otra vez. y se preguntó también, no por primera vez, por qué habría dejado Norteamérica para meterse en el asunto de la teca.
-Ahí está el puesto -dijo de repente Piang, con manifiesto alivio.
Frente a ellos, en la ladera cubierta por la jungla, había un saliente plano. Allí brillaba una luz, procedente de las ventanas de un bungalow de bambú irregularmente construido.
Farris se dio plena cuenta del cansancio que había acumulado cuando cubrió los últimos metros del camino. Se preguntó si encontraría allí una cama decente y qué tipo de persona sería el tal Berreau para haber escogido enterrarse en aquel puesto de investigación botánica perdido de la mano de Dios.
La casa de bambú estaba rodeada de gráciles palos de Campeche de gran talla, pero la luz de la luna ponía a la vista un jardín alrededor del edificio, circundado por un seto bajo de sapán.
De la galería a obscuras surgió una voz que sorprendió a Farris. Era una voz de muchacha que hablaba en francés.
-¡Por favor, André! ¡No vuelvas con eso! ¡Es una locura!
Una voz de hombre respondió con aspereza:
-Lys, tais-toi! Je reviendrai…
Farris carraspeó diplomáticamente y luego dijo, en dirección a la obscura galería:
-¿Monsieur Berreau?
Se hizo un silencio total. Después, la puerta de la casa se abrió y la luz procedente del interior bañó a Farris y al guía.
En el umbral, Farris vio a un hombre de unos treinta años, en ropa interior y con la cabeza descubierta, de enjuta y rígida figura.
La muchacha no era más que algo borroso bajo el súbito resplandor. Farris subió los escalones.
-Supongo que no tienen muchos visitantes. Me llamo Hugh Farris. Tengo una carta para usted del Bureau de Saigón.
Hubo una pausa. Después, el hombre dijo:
-Si quiere pasar, M’sieur Farris…
En la salita iluminada por la luz, de paredes de bambú, Farris dirigió una rápida mirada a la pareja.
A sus expertos ojos, Berreau parecía un hombre que hubiera permanecido demasiado tiempo en los trópicos: sus rasgos finos y rubios estaban deslucidos por el clima corrosivo y sus ojos tenían un aire inquieto y febril.
-Lys, mi hermana -dijo, al tiempo que asía la carta de manos de Farris.
La sorpresa de éste aumentó. Hasta aquel momento, había supuesto que la muchacha era su esposa. ¿Por qué querría una muchacha tan joven enterrarse en aquella espesura?
No le sorprendió, en cambio, que ésta tuviera un aire desgraciado. Debía ser bastante bonita, pensó, de no ser por aquella mirada de nervioso desconsuelo.
-¿Quiere beber algo? -preguntó ella. Después, dirigiendo una mirada breve y nerviosa a su hermano, le dijo a éste-: Así, ¿ya no te irás, André?
Berreau volvió el rostro hacia el bosque iluminado por la luna, y una tensión ansiosa, de codicia, se formó en sus mejillas. A Farris le causó sobresalto, pero el francés se volvió rápidamente.
-No, Lys. Sírvenos algo, por favor. y dile a Ahra que se cuide del guía.
Leyó la carta con rapidez mientras Farris se hundía con un suspiro en una silla de mimbre. Desde ella, alzó la mirada con ojos cansados.
-Así que viene a por teca, ¿no?
Farris asintió.
-Sólo para encontrar los árboles y sacarles unas tiras de corteza. Después tienen que pasar unos años antes de talarlos, ¿sabe?
-El Comisario dice que debo prestarle toda mi colaboración.
Explica la necesidad de abrir nuevas zonas de explotación de madera de teca.
Dobló lentamente la carta. Farris comprendió que, evidentemente, aquello no le gustaba al hombre, pero obedecería las órdenes.
-Haré cuanto pueda por ayudarle -prometió Berreau-. Supongo que querrá contratar a algunos nativos. Yo los conseguiré.
-Un extraño velo pareció nublarle los ojos al añadir-: Pero por aquí hay algunos bosques que no sirven para la explotación forestal.
Ya hablaremos de esto más adelante.
Farris, sintiéndose más exhausto por momentos tras la larga travesía, agradeció el vaso de ron con soda que Lys le tendía.
-Tenemos una pequeña habitación libre. Creo que estará cómodo allí -murmuró.
Farris le dio las gracias.
-Estoy tan cansado que podría dormir sobre un tronco. Tengo los músculos tan rígidos que yo mismo parezco un hunati.
El vaso de Berreau cayó al suelo con un súbito estrépito.

2. La brujería de la ciencia
El joven francés hizo caso omiso de los fragmentos de cristal y avanzó rápidamente hacia Farris.
-¿Qué sabe usted de los hunati? -preguntó en tono áspero.
Asombrado, Farris advirtió que las manos del hombre temblaban.
-No sé nada, salvo lo que vi en la jungla. Topamos con un hombre inmóvil bajo la luz de la luna que parecía muerto, pero no lo estaba. Simplemente, parecía increíblemente ralentizado. Piang me dijo que estaba hunati.
Un destello cruzó la mirada de Berreau.
-¡Sabía que se iba a convocar el Rito! -exclamó-. Y los otros han llegado…
Se palpó. Era como si la falta de costumbre de tener extraños cerca le hubiera hecho olvidar por un instante la presencia de Farris.
Lys bajó su rubia cabeza y apartó la mirada de Farris.
-¿Qué decía usted? -preguntó el norteamericano.
Sin embargo, Berreau se había puesto en tensión y volvía a escoger sus palabras.
-Las tribus laosianas tienen unas creencias muy extrañas, M’sieur Farris. Un poco difíciles de comprender.
He tenido ocasión de ver algunas brujerías muy raras en mis viajes por Asia, pero eso es increíble.
-Es ciencia, no brujería -corrigió Berreau–. Ciencia primitiva, nacida hace mucho tiempo y transmitida por tradición oral. El hombre que vio en la jungla estaba bajo la influencia de un producto químico que no se encuentra en nuestra farmacopea, pero que no es menos potente.
-¿Quiere usted decir que esas tribus tienen un fármaco que ralentiza los procesos vitales hasta reducirlos a esa increíble lentitud? -preguntó Farris con aire escéptico-. ¿Algo que nuestra ciencia moderna desconoce?
-¿Tan extraño le parece? Recuerde, M’sieur Farris, que hace un siglo, una vieja campesina inglesa curaba las enfermedades cardíacas con una flor, el digital, hasta que un médico estudió su remedio y descubrió la digitalina.
-Pero, ¿por qué iba a querer vivir tan despacio incluso un laosiano de estas tribus? -inquirió Farris.
-Porque ellos creen que pueden comunicarse con algo mucho más grande que ellos mismos -respondió Berreau.
-M’sieur Farris -interrumpió Lys-, debe de estar muy cansado. La cama ya está preparada.
Farris vio el temor nervioso de su rostro y comprendió que la muchacha quería poner fin a la conversación.
Antes de abandonarse al sueño estuvo pensando en Berreau. Había algo extraño en aquel tipo. Le había parecido demasiado entusiasmado con el asunto aquel de los hunati. Sin embargo, aquella increíble e inexplicable ralentización del ritmo vital del ser humano era lo bastante extraño para trastornar a cualquiera. ¿Qué dioses podían ser tan extraños que el hombre tuviera que vivir cien veces más lento de lo normal para comunicarse con ellos?
A la mañana siguiente, desayunó con Lys en la amplia galería.
La muchacha le dijo que su hermano ya había salido.
-Después le llevará al poblado del valle para buscar a sus trabajadores -le informó.
Farris advirtió en su rostro la leve sombra de la infelicidad. Lys miraba en silencio hacia el gran océano verde de la jungla que se extendía más allá de la meseta en cuya ladera se encontraban.
-¿No le gusta la selva? -preguntó Farris.
-La odio -<lijo ella-. Una se asfixia aquí.
Farris le preguntó por qué no se iba, y ella se encogió de hombros.
-Lo haré pronto. Es inútil quedarse. André no regresará conmigo. Ha estado aquí cinco años -continuó-, demasiado tiempo.
Cuando vi que no regresaba a Francia, vine para llevármelo, pero no quiere irse. Ahora tiene vínculos aquí.
Volvió a quedar en silencio. Farris se abstuvo, discretamente, de preguntarle a qué vínculos se refería. Quizás hubiera alguna mujer annamesa detrás, aunque Berreau no parecía de aquel tipo de hombres.
El día empezó su tarea de convertirse en pegajosamente tropical, y transcurrieron las horas cálidas y tranquilas de la mañana.
Farris, tumbado en una silla y descansando a gusto, aguardó a que volviera Berreau.
Pero éste no regresó. y cuando la tarde empezó a difuminarse, Lys se puso más y más nerviosa.
Una hora antes del atardecer, salió a la galería vestida con unos pantalones y chaqueta.
-Voy al poblado; volveré pronto -dijo a Farris.
La muchacha mentía muy mal. Farris se puso en pie.
-Vas a por tu hermano. ¿Dónde está?
En el rostro de Lys se reflejaron la inquietud y la duda. Finalmente, permaneció en silencio.
-Créeme, quiero ser un amigo -<lijo Farris con suavidad-. Tu hermano está mezclado en algo aquí, ¿verdad?
Ella asintió, con el rostro blanco como la cera.
-Por eso no ha querido volver a Francia conmigo. No puede decidirse. Es como un horrible vicio que le tuviera fascinado.
-¿De qué se trata?
-No puedo decirlo -replicó ella con un gesto de la cabeza-. Espera aquí, por favor.
Farris la vio partir y advirtió que se encaminaba ladera arriba, en lugar de descender. Iba hacia la parte alta de la meseta cubierta por la jungla.
Llegó a su altura con rápidas zancadas.
-No puedes subir sola a la jungla, para buscarle a ciegas.
-No le busco a ciegas. Creo saber dónde está -susurró Lys-. Pero tú no debes ir allí. A los nativos no les gustaría.
Farris comprendió al instante.
-¿Es esa arboleda de la meseta, donde encontramos a los hunati?
El silencio de la muchacha fue elocuente.
-Vuelve al bungalow -dijo él-; yo le encontraré.
Lys no estaba dispuesta a hacerlo. Farris se encogió de hombros y empezó a avanzar
-Entonces, iremos juntos.
Ella titubeó, pero al fin continuó. Subieron la ladera de la meseta y cruzaron la jungla.
El sol poniente enviaba dardos y flechas de oro fundido por las rendijas del enorme dosel de follaje bajo el que avanzaban. El denso verde de la selva exhalaba cálidos y olorosos efluvios. Hasta los pájaros y monos estaban silenciosos a aquella hora sofocante.
-¿Está metido tu hermano en esos extraños ritos de los hunati? -preguntó Farris.
Lys alzó la vista como para lanzar una inmediata negativa, pero volvió a bajar los ojos.
-En cierto modo, así es. Su pasión por la botánica le llevó a interesarse por ello, y ahora está metido hasta el cuello.
Farris estaba sorprendido y confuso.
-¿Cómo puede el interés por la botánica llevar a un hombre a ese loco ritual a base de drogas o lo que sea?
La muchacha no respondió a eso. Avanzó en silencio hasta que alcanzaron la parte alta de la meseta. Una vez allí, se volvió para susurrar:
-Ahora debemos guardar silencio. No nos conviene que nos vean aquí.
La arboleda que cubría la meseta estaba dividida por las barras horizontales de la roja luz del crepúsculo. Los grandes árboles de algodón y los ficus eran pilares que sostenían una inmensa nave catedralicia de un verde cada vez más obscuro.
Un poco más adelante se alzaban los banianos enormes, como monstruos que ya había visto a la ida a la luz de la luna. Aquellos árboles empequeñecían cuanto había a su alrededor, como enormes torres infinitamente longevas e infinitamente majestuosas.
Farris vio de repente a un nativo laosiano, una pequeña figura obscura, a diez metros de distancia delante de él. Había otros dos, a cierta distancia. y todos estaban allí totalmente quietos, mirando en otras direcciones.
Reconoció en ellos a los hunati. Hombres en aquel extraño estado de vida ralentizada, retardada hasta extremos increíbles en sus procesos vitales. Farris notó un escalofrío y murmuró por encima del hombro:
-Será mejor que regreses al bungalow y esperes.
-No -susurró ella-. Ahí está André.
Farris se volvió, sobresaltado. Entonces, también él vio a Berreau.
Su cabeza rubia descubierta, su rostro enjuto y blanco, como una máscara, congelado en una postura bajo una gigantesca higuera a unos treinta metros a la derecha.
¡Hunati!
Aunque Farris lo había pensado, no por ello se sentía menos sorprendido. Tampoco era que considerara a los nativos como seres inferiores. Lo más extraño para él era que, apenas unas horas antes, había estado hablando con un Berreau absolutamente normal. ¡Y ahora, le encontraba así!
Berreau permanecía de pie en una posición ridícula que recordaba las «estatuas vivientes» de la antigüedad. Un pie ligeramente levantado, el cuerpo algo inclinado hacia delante y los brazos un poco alzados.

Al igual que los nativos ralentizados de delante, Berreau estaba vuelto hacia el rincón más alejado de la arboleda, donde se alzaban los gigantescos banianos. Farris le tocó el brazo.
-Berreau, tiene que despertar de esa pesadilla.
-No sirve de nada hablarle -susurró la muchacha-. No te escucha.
No, no escuchaba. Estaba viviendo a un ritmo tan lento que ningún sonido tenía sentido para él. Su rostro era una máscara rígida, con los labios ligeramente entreabiertos para respirar y la mirada fija al frente. Lenta, muy lentamente, los párpados se cerraron y cubrieron aquellos ojos de mirada fija, antes de volver a abrirse en un parpadeo infinitamente ralentizado.
El movimiento, el pulso, la respiración… todo cien veces más lento de lo normal. Estaba vivo, pero no en forma humana. En absoluto en forma humana…
Lys estaba tan anonadada como Farris. Más tarde, éste se dio cuenta de que, hasta aquel instante, no debía haber visto nunca a su hermano en aquel estado.
-Tenemos que llevarle al bungalow, como sea -murmuró la muchacha-. ¡No puedo dejarle otra vez aquí fuera días y días!
Farris agradeció el pequeño problema práctico que le permitió apartar sus pensamientos de aquel horror inmóvil, congelado, aunque sólo fuera por un instante.
-Podemos improvisar una camilla con nuestras chaquetas -dijo-. Cortaré un par de palos.
Los dos bambúes, pasados por las mangas de ambas chaquetas, resultaron una parihuela de fortuna que dejaron en el suelo.
Farris alzó a Berreau. El cuerpo de éste estaba rígido, con los músculos tensos en un esfuerzo no menos potente porque fuera infinitamente lento.
Depositó al francés en la camilla y miró a la muchacha.
-¿Me ayudas a llevarlo? ¿O vas por un nativo?
Ella movió la cabeza en actitud negativa.
-Los nativos no deben enterarse de esto. André no pesa mucho.
Era cierto. Pesaba muy poco, como si estuviera consumido por la fiebre, aunque el horrorizado Farris sabía que no era la fiebre lo que le afectaba.
¿Por qué saldría a la jungla un joven botánico civilizado y empezaría a tomar una asquerosa droga primitiva que le ralentizaba a uno hasta dejarle en un estado de helado estupor? No tenía sentido.
Lys condujo su parte de la carga viviente bajo la mortecina luz de la luna en completo silencio. No dijo nada, ni siquiera cuando, de trecho en trecho, depositaron el cuerpo del muchacho en el suelo para tomarse un descanso.
Una vez llegaron al bungalow y lo depositaron en la cama, la muchacha se derrumbó en una silla y ocultó el rostro entre sus manos.
Farris le habló dándole unos ánimos que él mismo no tenía.
-No te preocupes. Ahora le cuidaremos. Pronto le sacaremos de esto.
Ella movió la cabeza con gesto de negativa.
-¡No! ¡No intentes despertarle! Tiene que hacerlo por sí mismo, y le llevará muchos días.
«De ningún modo», pensó Farris. Él tenía que buscar la madera de teca, y necesitaba que Berreau le ayudara a contratar la mano de obra
Entonces, el abatimiento de la pequeña figura de la muchacha le emocionó. Se acercó y suavemente le golpeó en el hombro.
-Está bien, te ayudaré a cuidar de él. Veremos de meterle un poco de sentido común para hacerle regresar a Francia. y ahora veamos qué hay de cena.
Lys encendió una lámpara y salió. Farris escuchó que llamaba a los sirvientes.
Miró a Berreau y volvió a sentirse mal. El francés yacía en la cama con la mirada fija en el techo. Estaba vivo, respiraba…, y sin embargo su retardado ritmo vital le distanciaba de Farris tanto.como pudiera hacerlo la muerte.
No. No del todo. Lenta, tan lentamente que apenas alcanzaba a detectar el movimiento, los ojos de Berreau se volvían hacia la figura de Farris.
Lys entró de nuevo en la sala. Seguía en silencio, pero Farris empezaba a conocerla mejor y, por su expresión, supo que estaba asombrada.
¡Los criados se han ido! ¡Ahra, y las muchachas…, y también tu guía! Deben de habernos visto traer a André.
Farris la comprendió.
¿Entonces nos han dejado porque hemos traído de vuelta a un hombre que está hunati?
-Todos los nativos temen ese rito -asintió ella-. Se dice que sólo algunos se dedican a ello, pero todos le tienen un temor reverencial.
Farris dedicó un instante a maldecir en voz baja al desaparecido annamés que le había llevado hasta allí.
-Piang se ha largado como un conejo asustado a las primeras de cambio. Un buen comienzo para el trabajo que tengo que hacer aquí.
-Quizás habría sido mejor que te fueras con él -murmuró Lys, titubeante. A continuación, añadió en clara contradicción con lo anterior-: No, no puedo tomarme la situación con heroísmo. ¡Quédate conmigo, por favor!
-Por supuesto -asintió él-. No puedo regresar río abajo e informar que no he cumplido mi encargo por culpa de…
Farris se detuvo, pues la muchacha no le escuchaba. La mirada de Lys estaba fija en un punto más allá de donde él se encontraba.
Precisamente, en la cama donde habían depositado a Berreau. Farris se volvió en redondo. Mientras ellos conversaban, Berreau se había estado moviendo, en un intento por levantarse. Tardó minutos en levantar el cuerpo, con una lentitud dolorosa e interminable.
Casi imperceptiblemente, su pie derecho empezó a levantarse del suelo. Estaba empezando a andar, sólo que a una velocidad cien veces más lenta de lo habitual.
Berreau pretendía encaminarse hacia la puerta. Lys lo contemplaba con unos ojos llenos de ansiedad y lástima.
-Intenta regresar a la arboleda -dijo-. y seguirá intentándolo mientras siga estando hunati.
Farris levantó a Berreau del suelo sin ningún problema y lo devolvió a la cama. Sintió en la frente un sudor frío.
¿Qué había en aquella meseta que atraía a los adoradores, sumergidos en un extraño trance de vida ralentizada?

3. Impía atracción
-¿Cuánto tiempo permanecerá en ese estado? -preguntó a la muchacha, volviéndose hacia ella.
-Mucho -respondió ella, apesadumbrada-. Tardará semanas hasta que se le pase el hunati.
A Farris le disgustó la perspectiva, pero no podía hacer nada.
-Bien, nos cuidaremos de él. Los dos juntos.
-Uno de nosotros tendrá que estar vigilándolo en todo momento, porque intentará volver a la jungla.
-De momento, ya has tenido suficiente -dijo Farris-. Yo le vigilaré esta noche.
Así lo hizo. No sólo aquella noche, sino las siguientes. Los días se transformaron en semanas. Los nativos siguieron evitando la cabaña y las únicas caras que vio durante ese tiempo fueron la de la pálida muchacha y la del hombre que vivía de aquel modo tan diferente al de los seres humanos.
Berreau no cambió. No parecía dormir, ni necesitar alimento o bebida. No cerraba nunca los ojos, salvo para efectuar sus lentísimos parpadeos.
No dormía ni dejaba de moverse. Siempre estaba en acción, aunque fuera en aquel extraño tempo terriblemente lento que apenas podía distinguirse a simple vista.
Lys tenía razón. Berreau pugnaba por regresar a la jungla. Quizá viviera cien veces más lento de lo normal, pero de algún modo seguía consciente y no dejaba de intentar volver a la arboleda silenciosa y prohibida donde le habían encontrado.
Farris se cansó de devolver a la cama la figura inmóvil como una estatua y, con el permiso de la muchacha, ató a Berreau por los tobillos. Ello no mejoró demasiado las cosas. En cierto modo, resultaba todavía más perturbador estar sentado junto al lecho iluminado y contemplar la lenta pugna de Berreau por liberarse.
La angustiosa lentitud de cada movimiento hacía que los nervios de Farris se crisparan. Pensó en administrarle a Berreau algún sedante para mantenerle dormido, pero no se atrevió.
Había observado en el antebrazo de Berreau una pequeña incisión manchada de una sustancia verde y pegajosa. Junto a ella había varias cicatrices de incisiones anteriores. Farris desconocía qué tipo de loca droga había sido inoculada a aquel hombre para convertirle en hunati, y no se atrevió a buscar un antídoto.
Finalmente, una noche, Farris alzó la mirada de un ejemplar antiguo de L´Illustration, aburrido de tanto releerlo, y se puso en pie con un respingo.
Berreau todavía estaba acostado en la cama, pero acababa de parpadear. Lo había hecho a la velocidad normal, y no con la lentitud de aquellas últimas semanas.
-¡Berreau! -dijo rápidamente Farris-. ¿Se encuentra bien, por fin? ¿Puede oírme?
Berreau le miró con aire frío y poco amistoso.
-Sí, le oigo, Farris. ¿Puedo preguntarle por qué se ha entremetido en esto?
Farris se quedó sorprendido. Llevaba tanto tiempo haciendo de enfermero que había llegado a considerar inconscientemente al otro como un enfermo que le estaría agradecido por sus desvelos. Sin embargo, ahora advertía que Berreau estaba lleno de una fría irritación y, por otra parte, en absoluto agradecido.
El francés estaba liberándose los tobillos. Aunque sus movimientos eran temblorosos, consiguió ponerse en pie con normalidad.
-¿Y bien? -insistió.
Farris se encogió de hombros.
-Su hermana había salido a buscarle, y yo la ayudé atraerle hasta aquí. Eso es todo.
Berreau pareció un poco sorprendido.
-¿Lys ha hecho eso? ¡Es una transgresión del Rito! ¡Puede traerle problemas! -dijo Berreau.
El resentimiento y la crispación hicieron que las bruscas palabras de Farris parecieran brutales.
-¿Por qué se preocupa ahora de Lys, si lleva meses torturándola con sus experiencias sobre la brujería nativa?
Berreau no le contestó con acritud, como Farris esperaba, sino que asintió pesadamente.
-Es cierto. Eso es lo que he hecho con Lys.
-¿Por qué lo hace, Berreau? –exclamó Farris–. ¿A qué viene ese asunto impío de los hunati que tanto le atrae? ¿Por qué quiere vivir cien veces más lento de lo normal?, ¿qué consigue con ello?
El francés lo contempló con ojos demacrados.
-Cuando uno está hunati, entra en un mundo extraño. Un mundo que existe a nuestro alrededor a lo largo de toda la vida, pero que jamás comprendemos ni experimentamos.
-¿Qué mundo?
-El mundo de las hojas verdes, de las raíces y las ramas -respondió Berreau-. El mundo de la vida vegetal, que nunca llegamos a comprender por la diferencia que existe entre su ritmo vital y el nuestro.

Un tanto vagamente Farris empezó a entender.
-¿Quiere decir que este cambio hunati le permite vivir al mismo ritmo que las plantas?
-Sí -confirmó Berreau-. y esa simple diferencia de ritmos vitales es el umbral a un mundo desconocido e increíble.
-Pero…, ¿cómo?
El francés señaló la incisión de su antebrazo, a medio curar.
-Es la droga. Un producto nativo que ralentiza el metabolismo, el ritmo cardíaco, la respiración, los mensajes nerviosos, todo el funcionamiento corporal. Se basa en la clorofila. La sangre verde de la vida vegetal, el complejo químico que permite a las plantas asimilar la energía directamente del sol. Los nativos la preparan a partir de hierbas, según un método propio que desconozco.
-Nunca habría dicho que la clorofila pudiera tener efecto en un organismo animal -afirmó Farris, incrédulo.
-Esta afirmación demuestra que sus conocimientos de bioquímica están caducos -replicó Berreau-. En marzo de 1948, dos químicos de Chicago se dedicaron a la producción o extracción de grandes cantidades de clorofila y anunciaron que la inoculación de ésta en perros y ratas parecía prolongar en gran medida la vida al modificar la capacidad de oxidación de las células.
»Prolongar la vida, sí. ¡Pero ralentizándola! Un árbol vive más que un hombre porque no vive tan aprisa. Se puede conseguir que un hombre viva tanto y tan lentamente como un árbol, mediante la inoculación del adecuado compuesto clorofílico en su sangre.
-A eso es a lo que se refería al decir que los pueblos primitivos se anticipan a veces a descubrimientos científicos modernos, ¿verdad?
Berreau asintió.
-Esta solución clorofílica hunati puede ser un secreto antiquísimo. Creo que siempre ha sido conocido por algunos hombres entre los pueblos primitivos que habitan las selvas del planeta. -Con la mirada perdida, y en tono sombrío, añadió-: La adoración a los árboles, la dendrolatría, es tan antigua como la raza humana. El Árbol Sagrado de Sumeria, los bosques de Dodona, los robles de los druidas, el árbol Ygdrasil de los nórdicos, incluso nuestro árbol de Navidad… Todos ellos parten de la adoración primitiva a ese otro tipo de vida extraño que comparte la Tierra con nosotros. Creo que siempre ha habido adoradores secretos que han mantenido el conocimiento de la pócima que les permitía conseguir una comunión total con ese otro tipo de vida, adecuándose durante un tiempo a su lento ritmo vital.
-Pero, ¿cómo se introdujo usted en ese extraño culto? -preguntó Farris con aire asombrado.
El francés se encogió de hombros.
-Los seguidores del culto sentían gratitud hacia mí porque había salvado la jungla de un posible peligro de muerte.
Avanzó unos pasos hacia un rincón de la sala en donde había instalado un laboratorio de botánica y tomó un tubo de ensayo.
Estaba lleno de unas minúsculas esporas, como polvo, de un color verde grisáceo casi leproso.
-Esta es la plaga birmana, que ha arruinado bosques enteros al sur del Mekong. Un peligro mortal para los árboles tropicales. Estaba empezando a penetrar en territorio laosiano, pero yo les enseñé a las tribus el modo de combatirlo. En recompensa, la secta secreta de los hunati me hizo uno de ellos.
-Sigo sin entender cómo un hombre con educación europea ha podido caer en esas estúpidas ceremonias y rituales -insistió Farris.
-Dieu, ¡estoy tratando de hacérselo entender! ¡Intento decirle que fue mi curiosidad como botánico lo que me llevó a entrar en el Rito y a tomar la pócima! -Berreau continuó sin detenerse-. ¡Pero usted es como Lys, no entiende nada! ¡No puede comprender lo maravilloso, lo extraño y lo bello de llevar ese otro tipo de vida!
Algo en el rostro arrebatado y pálido de Berreau, en sus ojos hechizados, puso a Farris la piel de gallina. Las palabras del francés habían parecido alzar por un instante un velo, convirtiendo algo cotidiano y familiar en una vaga y terrible amenaza.
-¡Escuche, Berreau! Tiene que cortar con esto y marcharse de aquí en seguida.
El francés sonrió melancólicamente.
-Lo sé. Muchas veces me lo he dicho a mí mismo, pero no me voy. ¿Cómo puedo abandonar el paraíso de un botánico?

Lys había entrado en la sala y miraba con languidez a su hermano.
-André –suplicó-, ¿no quieres abandonar esto y volver conmigo a casa?
-¿O está demasiado hundido en este nefasto vicio para tener en cuenta si a su hermana se le rompe el corazón? -añadió Farris.
-¡Sois un par de puritanos! ¡Me tratáis como a un toxicómano sin conocer la maravillosa experiencia que acabo de tener! He estado en otro mundo, en una tierra extraña que nos rodea cada día de nuestras vidas y que ni siquiera vemos, y pienso regresar allí una y otra vez.
-¿Volverá a usar ese fármaco de clorofila para entrar en ese estado? -interrogó Farris, furioso.
Berreau asintió, desafiante.
-¡No! –exclamó Farris–. ¡De ningún modo! De lo contrario, saldremos a buscarle y le traeremos aquí otra vez. Una vez esté hunati, quedará indefenso ante nosotros.
-¡Tengo un modo de evitar que lo hagáis! ¡Sus amenazas son peligrosas! -replicó el francés, furioso.
-¡No tiene cómo! -contestó de inmediato Farris–. Una vez esté ralentizado en ese otro tiempo vital, queda a merced de la gente normal. No le amenazo, Berreau, ¡sólo intento salvarle la salud mental!
Berreau salió de la sala sin responder. Lys miró al norteamericano con lágrimas en los ojos.
-No te preocupes por eso -le confortó Farris-. Se repondrá pronto.
-Me temo que no -musitó la muchacha-. Se ha convertido en una locura en su cerebro.
Interiormente, Farris asintió. Fuera cual fuese la atracción por ese mundo desconocido que había llevado a Berreau a entrar en aquel cambio de ritmo vital, ahora había hecho presa en él y en su razón hasta límites que parecían irrecuperables.
Un escalofrío recorrió a Farris: hombres que vivían al mismo ritmo de las plantas, pasando del plano de la vida animal a otro tipo de vida y de mundo extrañamente distinto.
Aquel día el bungalow estaba sumido en un opresivo silencio: los sirvientes se habían ido, Berreau estaba encerrado en su laboratorio y Lys deambulaba de un lado a otro con tristeza en la mirada.
Sin embargo, Berreau no intentó salir, pese a que Farris había estado esperándole, dispuesto a un enfrentamiento. Por la tarde, Berreau pareció volver a sus investigaciones. Ayudó a Lys a preparar la cena.
Sentado a la mesa, el francés casi parecía alegre. Demostraba un febril buen humor que no convenció a Farris. De común acuerdo, ninguno de los tres mencionó lo que tenían más presente en sus mentes.
Cuando Berreau se retiró a dormir, Farris le dijo a Lys:
Vete a la cama; últimamente has dormido muy poco y te caes de sueño. Yo vigilaré.
En su habitación, Farris sintió que también a él le invadía el sopor. Se incorporó de la silla, luchando contra la pesadez que le impulsaba a cerrar los párpados. Entonces, de pronto, lo comprendió.
-¡Narcóticos! -exclamó, y notó que su voz era apenas un susurro–. ¡Nos ha puesto algo en la cena!
-Sí -dijo otra voz lejana-. Sí, Farris.
Berreau había entrado. Parecía un gigante a los ojos vidriosos de Farris. Al acercarse más a él, Farris vio en su mano una aguja de la que goteaba una substancia verde y viscosa.
-Lo lamento, Farris. -Berreau estaba subiéndole la manga y Farris no podía hacer nada por impedirlo-. Lamento hacerles esto a usted y a Lys, pero de lo contrario se entremeterían. y éste es el único modo en que no podrán hacerme volver.
Farris notó el pinchazo de la aguja. Fue lo último que sintió antes de quedar inconsciente a causa del narcótico.

4. Mundo increíble
Farris se despertó y, durante un confuso momento, se preguntó qué le había sobresaltado tanto. Entonces se dio cuenta.
Era la luz del día. Se apagaba y encendía cada pocos minutos. La obscuridad nocturna llenaba la habitación y, de pronto, había un repentino estallido de la aurora, un breve período de luz brillante, y de nuevo la noche.
Iba y venía, se iluminaba y obscurecía cada pocos instantes mientras él contemplaba el fenómeno. Parecía el latir lento y estable de un gigantesco pulso, sístole y diástole de luz y obscuridad.
¿Días reducidos a minutos? ¿Cómo podía ser? y entonces, mientras acababa de despertar, lo recordó.
-¡Estoy hunati! ¡Me ha inyectado esa substancia clorofl1ica en las venas! -exclamó.
Sí, ahora él también estaba hunati. Vivía a un ritmo cien veces más lento de lo normal.
Y por eso los días y las noches parecían transcurrir cien veces más deprisa de lo normal. jDesde que había despertado, habían pasado ya varios días!
Se puso en pie, tambaleándose. Al hacerlo, tocó la pipa que estaba sobre el brazo del asiento.
La pipa no cayó al suelo. Desapareció al instante y, en el momento siguiente, estaba en el suelo.
-Se ha caído, pero tan rápido que no he alcanzado a verlo.
Farris sintió que su cerebro reaccionaba al impacto de algo tan sobrenatural. Se descubrió temblando intensamente.
Luchó por sobreponerse. Aquello no era brujería. Era una ciencia secreta y demoníaca, pero no sobrenatural.
El se sentía tan normal como siempre. Sólo lo que le rodeaba, sobre todo el rápido cambio de noches y días, le daba a entender que estaba cambiando.
Escuchó un grito y salió a toda prisa de la sala del bungalow. Lys llegó corriendo hasta él.
Todavía llevaba la chaqueta y los pantalones, señal evidente de que había estado excesivamente preocupada por su hermano para acostarse del todo. Y en su rostro había una expresión de terror.
-¿Qué ha sucedido? -gritó-. La luz… Farris la tomó por los hombros.
-Lys, no pierdas la calma. Lo que sucede es que ahora también nosotros estamos hunati. Ha sido tu hermano. Nos puso un narcótico en la cena y después nos inyectó ese compuesto de clorofila.
-Pero ¿por qué? -sollozó Lys.
-¿No lo comprendes? El quería volverse hunati otra vez y regresar a la jungla. y si nosotros seguíamos normales, podíamos atraparle y traerle de regreso. Para evitarlo, nos cambió también a nosotros.
Farris fue a la habitación de Berreau. Allí confirmó sus sospechas: el francés no estaba.
-Iré tras él-dijo secamente-. Tiene que volver, porque estoy seguro de que tiene un antídoto para esta maldita droga. Tú espera aquí.
Lys se asió a él.
-¡No, aquí sola, de esta manera, me volvería loca!
Farris advirtió que la muchacha estaba al borde de la histeria. No le extrañaba. El lento latido de los días y las noches bastaba por sí solo para desequilibrar la razón de cualquiera.
-Está bien -accedió-. Pero aguarda un momento.
Volvió a la habitación de Berreau y tomó un gran machete filipino, denominado bolo, que había visto apoyado en un rincón.
Entonces vio otra cosa, algo que brillaba a la luz titilante, sobre la mesa del laboratorio del botánico.
Farris se lo llevó al bolsillo. Si no conseguía hacer volver a Berreau por la fuerza, la amenaza de aquel objeto quizá sirviera para convencerle.
El y Lys corrieron a la galería y bajaron la escalera. Entonces se detuvieron, pasmados.
La gran jungla que se alzaba ante ellos era ahora una visión de pesadilla. Se agitaba y extendía con una vitalidad no terrestre; las grandes ramas se aplastaban y se enroscaban unas con otras luchando por la luz mientras los zarcillos se retorcían entre aquéllas a increíble velocidad, en un crujiente rugido de vida vegetal exuberante y agitada. Lys palideció.
-¡La selva ha cobrado vida!
-Es la misma de siempre -la animó Farris-. Somos nosotros los que hemos cambiado. Ahora vivimos con tal lentitud que las plantas parecen moverse deprisa.
-¡Y André está ahí metido! -gritó ella, con un estremecimiento. Por fin, el valor volvió a sus pálidas facciones-. Pero no tengo miedo -añadió.
Iniciaron la marcha por la jungla hacia la meseta de los árboles gigantescos. En aquel mundo increíble reinaba una sensación tremenda de irrealidad.
Farris notó la diferencia en sí mismo. No tenía sensación alguna de ralentización. Sus propios movimientos y percepciones le parecían normales. Lo único que sucedía era, simplemente, que a su alrededor la vegetación tenía una salvaje movilidad que, por su rapidez, parecía propia de animales.
Las hierbas crecían bajo sus pies como pequeñas espadas verdes alzándose hacia la luz. Los capullos se hinchaban, estallaban, extendían al aire sus brillantes pétalos, esparcían su fragancia…, y morían.
De cada brote surgían nuevas hojas para vivir su breve e intenso momento, antes de amarillear y caer. La selva era un calidoscopio de colores en constante cambio, desde el verde pálido al marrón amarillento, que formaba pequeñas y rápidas olas conforme sus componentes nacían o morían.
Sin embargo, aquella vida de la jungla no tenía nada de pacífica o serena. Hasta entonces, a Farris le había parecido que las plantas de la tierra existían en una plácida inercia absolutamente distinta a la vida animal, que constantemente cazaban o eran cazados. Ahora comprendía lo equivocado que había estado.
Cerca de ellos, un almez tropical crecía junto a un helecho gigante. Como un pulpo, los zarcillos del primero se enroscaron alrededor del helecho, que se agitó. Sus frondas dieron violentas sacudidas mientras sus tallos pugnaban por liberarse. Sin embargo, los aguijones de los zarcillos le causaron rápidamente la muerte.
Las lianas reptaban como grandes serpientes entre los árboles, rodeando los troncos y enterrando sus hambrientas raíces parásitas en la corteza viva de los mismos.
Y los árboles las combatían. Farris vio cómo las ramas se sacudían y golpeaban las lianas asesinas; era como la lucha de un hombre contra una gigantesca pitón.
Sí, era muy parecido. Porque los árboles, las plantas, tenían conciencia. De un modo extraño, muy diferente, pero eran tan conscientes como sus hermanos más rápidos.
Cazadores y cazados. Lianas estranguladoras, orquídeas hermosas y mortíferas que eran como cánceres corroyendo troncos sanos, hongos que se arrastraban como lepra: eran los lobos y chacales de aquel mundo vegetal.
Incluso entre los árboles, Farris observó el desarrollo de una lucha sorda e interminable por la existencia. Los árboles de algodón y los bambúes y ficus…, también ellos conocían el dolor, el temor y la amenaza de muerte.
Podía escucharlos. Con sus nervios aurales amortiguados hasta una receptividad increíble, escuchó la voz de la jungla, la auténtica voz que no tenía nada que ver con el familiar sonido del viento en las ramas.
Era la voz primordial del nacimiento y la muerte que hablaba ya mucho antes de que el hombre apareciera en la Tierra, y que seguiría hablando mucho después de que desapareciera.
Al principio, sólo había notado un enorme rugido crujiente. Ahora distinguía diversos sonidos: los agudos gritos de la hierba y de los brotes de bambú al surgir de la tierra, el jadeo y el gemido de las ramas enzarzadas y agonizantes, la risa de las hojas jóvenes allá en lo alto, el susurro furtivo de los zarcillos.
Y casi alcanzaba a oír pensamientos que hablaban dentro de su mente. Los remotos pensamientos de los viejos árboles.
Farris sintió una terrible amenaza, y no quiso escuchar los pensamientos de los árboles.
La lenta y constante pulsación de luz y obscuridad prosiguió. Días y noches corrían a tremenda velocidad sobre los hunati.

Lys, a su lado, tambaleándose por el camino, emitió un grito de terror. Un zarcillo negro serpenteante había surgido de entre los árboles y se lanzaba sobre ella con la rapidez de una cobra, enroscándose hábilmente para rodear su cuerpo.
Farris blandió su machete y lo dejó caer sobre la planta. Sin embargo, ésta volvió a la carga, creciendo con asombrosa rapidez y alargando el extremo hacia él. Descargó otro golpe, horrorizado, y empujó a la muchacha hacia delante, por la ladera de la meseta.
-¡Tengo miedo! -gimió ella-. ¡Puedo oír los pensamientos…, los pensamientos de la selva!
-Es tu imaginación -replicó él-. ¡Ignóralos!
¡Pero él también los escuchaba! Muy leves, como sonidos en el límite de la capacidad auditiva. Le pareció que a cada minuto -a cada día reducido aun aparente minuto- podía entender con más claridad los impulsos telepáticos de aquellos organismos que tenían una vida consciente propia, paralela a la humana pero prohibida, eternamente a éste, salvo cuando el hombre estaba hunati.
Le pareció que el humor de la jungla había cambiado; que tras el daño producido al zarcillo se había percatado de su presencia. Como una multitud llevada por la ira, los árboles que les rodeaban se volvieron amenazadores. Un gruñido y un murmullo surgió entre ellos.
Las ramas golpearon a Farris y a la muchacha, las lianas se cernieron sobre ellos con sus ciegas cabezas y su gracia serpenteante. Los arbustos y zarzas se clavaron en sus carnes con crueldad, extendiendo sus espinosas ramas para desgarrarles. Los delgados árboles jóvenes les azotaron como látigos, y las cañas de bambú, de rapidísimo crecimiento, intentaron bloquear su avance, mientras vibraban golpeándose unas con otras, como si estuvieran furiosas.
-¡Es nuestra imaginación! -le aseguró a la muchacha-. Como la jungla vive al mismo ritmo que nosotros, nos parece que sabe de nuestra presencia.
¡Tenía que creérselo él mismo, era imprescindible.
-¡No! -gritó Lys-. ¡No! La jungla sabe que estamos aquí.
Un acceso de pánico amenazó con romper el autocontrol de Farris, mientras el salvaje rugido de la selva aumentaba. Echó a correr, arrastrando con él a la muchacha, cubriéndola del ataque de la enfurecida jungla con su cuerpo.
Siguieron adelante, internándose en la impresionante arboleda sobre la meseta, bajo el latir del transcurso de los días y las noches.
Ahora, los árboles les parecían gigantes en plena lucha; los grandes árboles de algodón y los ficus se golpeaban mutuamente con estrépito mientras sus ramas pugnaban por alcanzar el cielo despejado y azul, como dos gigantescos combatientes cubiertos de hojas bajo los cuales los dos seres humanos eran unos pigmeos.
Sin embargo, los arbustos y árboles menores de la jungla que quedaban bajo su posición seguían lanzando con malicia sus zarcillos y sus lianas hacia ellos, y desgarraban a los humanos con las espinas. La mente enfebrecida de Farris volvió a captar, con más nitidez y limpieza, el leve impacto de unos impulsos telepáticos incomprensibles.
Después, amortiguando todos aquellos pensamientos mortecinos y enfurecidos, llegaron otros avasalladores, dominantes, de una acusada majestuosidad, unas voces silenciosas, intensas, potentes y extrañas como la voz de una tierra primordial.
-¡Detenedles! -parecían repetir en la mente de Farris-. ¡Detenedles! ¡Matadles! ¡Ellos son nuestros enemigos!
Lys emitió un tembloroso grito:
-¡André!
En aquel instante, Farris le vio. Berreau estaba delante de ellos, de pie a la sombra de los monstruosos banianos. Tenía los brazos alzados hacia los impresionantes colosos, como si los adorara. Sobre él se cernían los gigantes verdes, dominando toda la jungla.
-¡Detenedles! ¡Matadles!
Las majestuosas voces mentales resonaban ahora tan alto que la mente de Farris apenas podía escuchar nada más. Cada vez estaba más cerca de ellos…, más…
Entonces lo comprendió, aunque su mente se negaba a reconocer que así era. Supo de dónde partían aquellas voces, y por qué Berreau adoraba a los banianos.
Naturalmente que eran como dioses, aquellos colosos verdes que habían vivido eras, cuyos brazos alcanzaban el cielo y cuyas raíces aéreas caían y se extendían y se agarraban como cientos de manos…
Violentamente, Farris intentó apartar de sí el pensamiento. Él era un hombre, de un mundo humano, y no debía adorar a dioses extraños.
Berreau se había vuelto hacia ellos. Los ojos del francés estaban rojos de furia, y Farris, antes incluso de que Berreau dijera una palabra, se dio cuenta de que éste se había vuelto loco.
-¡Iros los dos! -ordenó-. ¡Habéis sido unos estúpidos al venir por mí! Mientras veníais habéis matado, y la jungla lo sabe!
-¡Escuche, Berreau! -gritó Farris-. ¡Olvide esta locura y regrese con nosotros!
Berreau emitió una carcajada espeluznante.
-¿Es una locura que los Señores descarguen ahora sus palabras encolerizadas sobre vosotros? Podéis escucharlas en vuestro cerebro, pero tenéis miedo de escuchar. ¡Hace bien en tener miedo, Farris! Lleva muchos años sacrificando árboles, igual que acaba de descargar ese machete, y la jungla sabe que es su enemigo.
-¡André!
Lys, con el rostro semienterrado entre las manos, estaba sollozando.
Farris sintió que la mente se le rompía bajo el impacto de aquella escena de locura. El latir incesante y acelerado de la luz y la obscuridad, el crujir y gemir de la jungla viva a su alrededor, los zarcillos que se extendían como áspides y las ramas que les golpeaban y los banianos gigantes meciéndose airados sobre ellos…
-¡Este es el mundo donde el hombre pasa toda su vida y jamás llega a ver o sentir! -gritaba Berreau-. He venido a él una y otra vez. ¡Y en cada ocasión he oído con más claridad la voz de los Mayores!
»Son las criaturas más antiguas y poderosas de nuestro planeta. Hace tiempo, el hombre lo sabía y las adoraba por la sabiduría que podían conceder. Sí, las adoraba como a Ygdrasil, y al Roble del Druida, y al Árbol Sagrado. Pero el hombre moderno ha olvidado esta otra tierra. ¡Todos menos yo, Farris…, todos menos yo! He encontrado en este mundo una sabiduría como jamás podría soñar. ¡Y vuestra estúpida ceguera no va a arrancarme de su lado!

Farris comprendió que era demasiado tarde para hacer entrar en razón a Berreau. El francés había frecuentado y profundizado en exceso aquella otra tierra, tan extraña para la humanidad como si se encontrara en el otro extremo del universo.
Precisamente por temor a ello, Farris había llevado en el bolsillo de su chaqueta el objeto que recogiera en el laboratorio de Berreau. Aquello era lo único que podía obligar a Berreau a obedecerle.
Farris lo extrajo del bolsillo y lo sostuvo en alto para que el francés pudiera verlo.
-¡Ya sabe qué es esto, Berreau! ¡Y ya sabe qué puedo hacer con ello si me obliga!
En los ojos de Berreau hubo un destello de tremendo temor al reconocer el pequeño tubo de ensayo de su propio laboratorio.
-¡La plaga birmana! ¡No sería capaz, Farris! ¡No sería capaz de dejar eso suelto aquí!
La furia, el odio y el temor se fundieron en la mirada de Berreau al contemplar el inocente tubo de ensayo tapado con un corcho que contenía el polvillo gris verdoso.
-¡Le mataré por esto! –añadió el francés, con los dientes apretados.
Lys emitió un grito. Unas lianas negras habían reptado hasta ella mientras la muchacha ocultaba el rostro entre las manos. Ahora, las lianas se habían enroscado a sus piernas como serpientes agitadas y ahora tiraban de ella para derribarla al suelo.
La jungla pareció emitir un rugido de triunfo. Los zarcillos, ramas, zarzas y plantas trepadoras se alzaron hacia ellos. Las extrañas voces telepáticas latieron en sus mentes, mortecinamente atronadoras.
-¡Matadles! -decían los árboles.
Farris se lanzó contra la masa de lianas y zarzas, descargando su machete sobre ellas. Cortó los zarcillos que retenían a la muchacha y las ramas que les azotaban furiosamente a ambos.
Entonces, desde atrás, Berreau descargó un golpe furioso sobre el codo de Farris e hizo caer el machete de la mano de éste.
-¡Ya le dije que no matara, Farris, se lo dije!
-¡Matadles! -latió el pensamiento telepático de los árboles.
Sin apartar la mirada de Farris, Berreau dijo a su hermana:
-¡Huye, Lys! Sal de la jungla. Este asesino debe morir.
.Al mismo tiempo que lo decía, se lanzó sobre Farris, pálidas las facciones y con los puños cerrados.
El norteamericano tuvo que retroceder unos pasos y tropezó con un baniano gigante. Los dos hombres cayeron al suelo, agarrados el uno al otro. Los zarcillos se lanzaron inmediatamente hacia ellos, rodeándoles y dificultando sus movimientos hasta dejarles inmovilizados.
Y entonces, la jungla emitió un chillido.
Un grito a la vez telepático y audible, cargado de terror. Una expresión de extraña agonía más allá de todo lo humano.
Las manos de Berreau soltaron el cuello de Farris. El francés, confundido con su rival entre los zarcillos y zarzas, alzó la mirada con aire horrorizado.
Entonces Fams se dio cuenta de lo sucedido. El pequeño tubo de ensayo, el contenedor de la plaga, se había roto sobre el tronco del baniano cuando Farris se golpeó con él.
Y aquella pequeña mancha de hongos verdegrisáceos corría ahora por la jungla como si fuera un incendio. La plaga, aquel asesino de otra zona selvática muy alejada, se propagaba con asombrosa y terrible rapidez.
-Dieu!-gritó Berreau-. Non…, non…!
Incluso en condiciones normales, las plagas de hongos parecen extenderse con rapidez. Ahora, ralentizados como estaban Farris y los dos hermanos, los hongos parecían un furioso fuego mortífero.
La mancha de la epidemia cubría los troncos, las ramas y las raíces aéreas de los majestuosos banianos, engullendo sus hojas, sus brotes y sus esporas. Los hongos corrían triunfalmente por el suelo, sobre lianas, hierbas y arbustos, consumiendo otros árboles y aprovechando las aéreas lianas.
Y atacó también a los zarcillos que mantenían medio inmovilizados a los dos hombres. Zarzas y lianas se agitaron en furiosas agonías hasta quedar rígidas y secas.
Farris sintió el húmedo y frío hongo colársele en la boca y en las fosas nasales y notó la tensión de unos cables acerados que aplastaban la vida en su interior. Entonces, el mundo pareció obscurecer…
Entonces, una cuchilla de acero silbó y refulgió, y la presión disminuyó. Llegó a sus oídos la voz de Lys, cuya mano intentaba arrancarle de las lianas rígidas y agonizantes que había conseguido cortar parcialmente. Farris se encontró libre, por fin.
-¡Mi hermano! -gimió la muchacha.

Farris utilizó el machete para abrirse paso entre la densa masa de zarcillos moribundos que se agitaban como serpientes, rodeando todavía a Berreau.
Por fin, mientras apartaba las plantas, pudo ver el rostro del francés. Tenía un color rojo púrpura, rígido, y con la mirada fija y apagada. Las poderosas lianas se habían enroscado alrededor de su cuello hasta estrangularle.
Lys se arrodilló a su lado, llorando desconsoladamente. Sin embargo, Farris hizo que se pusiera de pie.
-¡Tenemos que salir de aquí! Está muerto. .., pero nos llevaremos el cuerpo.
I -No -sollozó ella-. Déjale aquí, en la jungla.
Los ojos muertos del francés contemplando la muerte de aquel mundo vivo y extraño cuya frontera había cruzado ahora definitivamente. Sí, a Farris le pareció un simbolismo adecuado.
Al alejarse con Lys del lugar, a través de la jungla que se agitaba enfurecida en sus estertores agónicos, a Farris se le encogió el corazón.
A su alrededor, cada vez a mayor distancia, la muerte verdegrisácea se extendía por la verde espesura. Y, cada vez más débiles, llegaban hasta ellos los extraños gritos telepáticos que Farris nunca estaría seguro de haber escuchado en realidad.
-¡Morimos, hermanos! ¡Morimos!
Entonces, cuando a Farris le parecía que su salud mental cedería bajo el peso de aquella extraña agonía, se produjo un repentino cambio.
El latir de los días y las noches alternados se hizo más lento, y cada período de luz y de obscuridad fue haciéndose más y más prolongado…
Farris recuperó la conciencia tras un período de confusa semiinconsciencia. Él y la muchacha se encontraban de pie, tambaleándose bajo un brillante sol en la jungla agostada por la plaga.
Y dejaron de estar hunati.
Aquel fármaco clorofílico había perdido fuerza en sus organismos y, por fin, habían regresado al ritmo normal de la vida humana.
Lys alzó la vista, confusa, hacia la jungla que ahora parecía estática, apacible, inmóvil… y en la que la plaga verdegrisácea avanzaba ahora con tal lentitud que resultaba imposible apreciarlo a simple vista.
-Es la misma jungla, y sigue agonizando, consumiéndose -murmuró Farris con voz ronca-. Pero ahora vivimos otra vez a la velocidad normal y no podemos apreciarlo.
-¡Vámonos, por favor! -jadeó ella-. .Vámonos de aquí en seguida!
Tardaron una hora en regresar al bungalow y recoger todo lo que podían transportar. Por fin, tomaron el sendero hacia el Mekong.
El atardecer les vio salir de la zona consumida por la epidemia, ya avanzada la marcha hacia el río.
-¿Acabará realmente con toda la jungla? -susurró la muchacha.
-No. La jungla se defenderá, frenará y vencerá a esa plaga de hongos. Tardará muchos años, décadas incluso, según nuestro ritmo vital. Sin embargo, para ellos, para los árboles, la fiera lucha sigue desarrollándose en cada instante.
Y mientras continuaban su avance, a Farris le pareció que en su mente aún latía débilmente, procedente de la zona que dejaban atrás, aquel extraño y lacerante gemido telepático.
-¡Morimos, hermanos!
No volvió la vista atrás, pero se dio cuenta de que jamás podría volver a aquella selva ni a ninguna otra, que su profesión había terminado, y que nunca más volvería a matar un árbol.


Historia y análisis de dos conflictos coloniales y un mensaje de distracción

España e Inglaterra

El 19 de mayo, agencias como Dpa, Efe y Ap informaron el temor acerca de un choque militar entre Madrid y Londres por Gibraltar  a causa de una disputa sobre la pesca en torno al peñón. La tensión entre España y el Reino Unido aumentó luego de que embarcaciones de la Guardia Civil española y de la policía del Territorio de Ultramar británico de Gibraltar protagonizaran un incidente en aguas cercanas al Peñón. España e Inglaterra se disputan dicho territorio. “La tensión en Gibraltar se acerca al punto de encendido. (…) El desacuerdo entre Reino Unido y España por los derechos de pesca se ha convertido en una disputa diplomática que ha implicado a las dos Casas Reales y que podría desencadenar un enfrentamiento militar en las aguas de Gibraltar”, escribió The Times.
El Territorio de Ultramar de Gibraltar, de apenas 6,5 kilómetros cuadrados, es una colonia que Gran Bretaña mantiene desde 1713 (el año que viene se cumplirá el 300 años de la colonización) en el sur de la Península Ibérica, gran problema en las relaciones entre España y Reino Unido.
Lo ocurrido constituye “un desafío cuidadosamente premeditado” a la “indiscutible soberanía” de Gibraltar, aseguró el gobierno de la colonia del Reino Unido a través de un comunicado, informó la agencia de noticias DPA.

Argentina e Inglaterra

El pasado 2 de abril se cumplieron 30 años del inicio de la Guerra de Malvinas. Con 649 muertos y 1068 heridos argentinos y 258 muertos y 777 heridos del Imperio Británico, es el mayor conflicto bélico que tuvo que afrontar Argentina en el siglo XX y desembocó en la retirada un año y medio después de la más sangrienta Dictadura militar que gobernaba nuestro país en tiempos del conflicto.
En el marco del aniversario, tanto el gobierno argentino y el británico dispararon palabras de diverso calibre y mantuvieron una disputa diplomática que incluyó el bloqueo a los barcos con bandera malvinense (o mejor dicho, de las británica bandera de Falklands) en países de la Unasur, la movilización de Alicia Castro, entonces embajadora en Venezuela (con quien nuestro país tiene excelentes relaciones bilaterales), a Londres como embajadora en Inglaterra y la búsqueda de una declaración de apoyo en la Cumbre de las Américas (que el presidente colombiano Santos omitió hacer), entre tantos intentos en los 28 años de democracia que llevamos.

¿Qué une a ambos conflictos?

Edificio dell Banco de Inglaterra, el banco central del Reino Unido.

Lo que une a España (destino del 4,5% de las exportaciones del Reino Unido, a quien le exporta el 9,1% de su producción, y en una recesión importantísima), Gran Bretaña (en clara recesión debido a la crisis del Euro, que se vio afectada por la crisis norteamericana existente desde 2008) y a Argentina (colonia española hasta comienzos del siglo XIX, cuasi colonia inglesa hasta antes de mediados del siglo XX y actualmente en lucha por su soberanía económica, sin ninguno de ambos países entre los 5 primeros destinos de exportaciones ni entre los de procedencia de importaciones) , es la unión de un concepto más que usado en los Servicios de Inteligencia (elemento en el que los británicos han sido muy capaces) aplicado a la economía: Mensaje de distracción.
España, miembro de los PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España, por su denominación en inglés Spain) que son los países que mayormente están arrastrando a la Comunidad Europea por problemas de déficit y balanza de pagos, ha tenido ya sus escaramuzas con Argentina por el tema YPF. Pero nunca llegó a comprometerse diplomáticamente con Argentina al nivel de lo ocurrido con el Reino Unido con respecto a una situación colonial.
Sin embargo lo mismo venía ocurriendo con el Reino Unido de Gran Bretaña que viene luchando diplomáticamente con Argentina (y seguramente seguirá ocurriendo), que tiene una situación económica endeble en uno de los países que lo integran (Irlanda) y que haría perder su posición hegemónica económicamente hablando junto a Francia y Alemania a nivel europeo. Los conflictos con Argentina y España (siendo el país anglosajón claro nexo entre ambos en esta historia) es el de enviar un mensaje de distracción tanto a sus inversores como a la población general: “aquí no ocurre ningún problema económico, los argies son el problema que nos quieren quitar las Falklands, los españoles son el problema que nos quieren quitar Gibraltar”.
El mensaje de distracción es una tosca y grosera forma de responder por otros medios (visiblemente incómodo) al acoso del Pueblo, lindando lo grotesco, por desesperación, por este acaudalado país ahora en situación de crisis.

Juan Pablo Martínez


Concurso El Primer Amor

Concurso literario 2012 en el Subte

SubteVive invita a los pasajeros y la comunidad a participar en el certamen: “El Primer Amor”. Las obras se recibirán entre el 15 de febrero y 9 de marzo y se repartirán $9.000 en premios. SubteVive, el Programa Cultural del Metrovías, lanza un original certamen cultural para dar comienzo a la temporada de concursos artísticos que se desarrollarán a lo largo de 2012.

En esta oportunidad, el objetivo es promover la participación de los pasajeros y de la comunidad en general, para recordar y compartir sus historias, relatos y anécdotas sobre una particular temática: “El Primer Amor”.

El primer premio recibirá $4.000, el de segundo será galardonado con $3.000 y el tercero será premiado con $2.000.

Los trabajos se recibirán entre el 15 de febrero y el 9 de marzo en la sede de la Editorial CADAN – Libertad 94, Entrepiso, (C1012AAB), Ciudad Autónoma de Buenos Aires – de lunes a viernes de 14:00 a 19:00 hs. También, se podrá enviar por correo certificado a la misma dirección especificando en el sobre: “Concurso El Primer Amor” – Metrovias S.A.

Imagen

CONCURSO “EL PRIMER AMOR”
BASES Y CONDICIONES
Metrovías S.A. (en adelante, el Organizador) organiza un concurso literario denominado “El primer amor” (en adelante, el Concurso) que estará sujeto al siguiente reglamento, el cual se considera conocido y aceptado por todos aquellos que presenten sus obras (en adelante, los Participantes).
1. Podrán participar de este Concurso autores argentinos o extranjeros, mayores de 18 años, con domicilio real en la República Argentina.
Quedan excluidas de este Concurso todas aquellas personas que se desempeñan en relación de dependencia con la empresa Metrovías S.A. o en empresas vinculadas a esta, así como sus familiares de hasta el segundo grado de consanguinidad o de afinidad.
2. Las obras concursantes (en adelante, las Obras) deberán consistir en relatos del primer amor, escritas en idioma castellano, ser inéditas, con una extensión que no podrá exceder las 3 (tres) carillas. Deberán estar escritas en computadora, en papel A4 (21 centímetros x 29 centímetros, en letra Times New Roman, Tamaño 12, con no más de 30 (treinta) líneas por carilla. Cada Participante deberá presentar una sola Obra. No se aceptarán creaciones colectivas. Los Participantes deberán tener la plena autoría intelectual sobre las Obras que presenten.
3. Cada participante deberá presentar un Sobre que deberá contener:
A- 5 (cinco) copias de la Obra, separadas y cada una de las cuales deberá estar firmada con seudónimo y encabezada con el título correspondiente.
B- 1 (un) sobre cerrado adicional, en el que figure el seudónimo y el nombre de la Obra del lado de afuera, y en el que se deberá insertar una hoja consignando el título de la Obra y el seudónimo del Participante, así como los siguientes datos personales del mismo Participante: nombre y apellido, Nº de documento y fotocopia del mismo donde se consigne la edad del Participante, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico.
Asimismo, en este último sobre, cada Participante deberá incluir una manifestación en carácter de declaración jurada en la cual afirme que es titular de todos los derechos intelectuales sobre la Obra presentada.
4. El sobre referido en el punto 3 precedente deberá estar dirigido a “Concurso El primer amor” – Metrovías S.A. y deberá entregarse en la sede de la Editorial CADAN – Libertad 94 – Entrepiso – (C1012AAB), Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Lunes a Viernes en el horario de 14:00 a 19:00 horas o enviado por correo certificado a la misma dirección especificando en el sobre: “Concurso El primer amor” – Metrovias S.A. Contra la recepción del sobre en persona, la Editorial CADAN entregará a cada Participante un recibo en el que se acredita su ingreso al Concurso. No se remitirán constancias para las Obras enviadas por correo.
5. RECEPCION DE OBRAS
Las Obras serán recibidas desde el día miércoles 15 de febrero hasta el día viernes 9 de marzo de 2012 inclusive, aceptándose como válida, para los envíos por correo, la fecha del matasellos del correo.
6. Se aclara expresamente que las obras deberán ser propiedad de un solo autor/a; estando absolutamente prohibido compartir la autoría de la obra presentada.
7. JURADO
El jurado estará integrado por, Poly Balestrini, Adriana Bárenstein, Andrés Duprat, Martín Jáuregui y Juan José “Pepe” Romero y su fallo será inapelable.
El jurado se expedirá el día 02 de mayo de 2012 y sus fallos serán inapelables.
8. PREMIOS
Se entregarán 3 (tres) premios. El ganador del 1er Premio recibirá $ 4.000.- (pesos cuatro mil), el 2do Premio $ 3.000 (pesos tres mil) y el del 3er Premio $2.000 (pesos dos mil). Los premios no pueden ser declarados desiertos ni repartidos entre dos o más autores. Se podrán otorgar menciones especiales, las cuales –en su caso- consistirán en diplomas.
9. ENTREGA DE PREMIOS.
El anuncio de los ganadores y la entrega de premios y menciones se realizará el día miércoles 09 de mayo de 2012.
10.- El presente Concurso se hace bajo la normativa de la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual, sus actualizaciones, jurisprudencia y convenios internacionales vigentes en Argentina.
Los participantes cuyas obras resulten premiadas y/o mencionadas y/o seleccionadas autorizan también, sin límite de tiempo, a difundir sus nombres, imágenes y datos personales, en los medios y formas que el Organizador considere conveniente, sin derecho a retribución alguna.
12- El Organizador se exime de toda responsabilidad por cualquier daño que puedan sufrir los participantes y sus obras con motivo o en ocasión del Concurso.
13. El simple hecho de participar en el Concurso implica por parte de los Participantes no solo el conocimiento y la aceptación plena de las bases del mismo, sino también la cesión a favor de Metrovias SA del derecho a editar, publicar, distribuir y reproducir –a su sola elección, sin límite de tiempo y por cualquier medio que considere conveniente- las Obras premiadas y las que hayan merecido menciones especiales.
Particularmente, se establece que Metrovias SA tendrá el derecho a exhibir las Obras que hayan sido distinguidas con premios y menciones en el Subte, en su página de Internet y/o en cualquier otro medio que Metrovías considere.
14. Las Obras presentadas en el Concurso no serán devueltas, independientemente del resultado del mismo.
15. En caso de que circunstancias imprevistas lo justifiquen, a solo criterio del Organizador y sin que este deba expresar causa alguna, podrá suspenderse o dar por finalizado el Concurso, supuestos en los cuales los Participantes no tendrán derecho a reclamo alguno.
16. En caso de producirse diferendos que debieran dirimirse por vía judicial, las partes aceptan someterse a la jurisdicción de los tribunales ordinarios de la Capital Federal, con renuncia expresa a cualquier otro fuero o jurisdicción que pudiere corresponderles.
Metrovias S.A. constituye domicilio especial en Bartolomé Mitre 3342, a los efectos del Concurso en la Ciudad de Buenos Aires. Los Participantes deberán constituirlo en el domicilio que consignen en el sobre cerrado adjunto a la Obra.
INFORMES
De lunes a viernes de 8:00 a 20:00 hs. en el Centro de Atención al pasajero de Metrovías S.A. Tel: 0800-555-1616 e- mail: info@metrovias.com.ar – Andén 1 – Estación Federico Lacroze – Ferrocarril Urquiza y en http://www.metrovias.com.ar

Los números de 2011


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog fue visto cerca de 49.000 veces en 2011. Si fuese un concierto en la Ópera, se necesitarían alrededor de 18 actuaciones agotadas para que toda esa gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.


Murió Gregorio Flores

Gregorio “Goyo” Flores (n. Puesto de Cejas, Provincia de Córdoba, 1934 – f. Ciudad de Córdoba, 10 de noviembre de 2011) fue un dirigente sindical y político trotskista argentino.

Como parte de la dirección del sindicato SITRAC participó activamente del Cordobazo. Luego fue detenido y enviado al penal de Rawson por su actividad gremial.

Se integró al Partido Revolucionario de los Trabajadores hasta entrado el Proceso. En 1983 fue, en fórmula con la referente de derechos humanos Catalina Guagnini, candidato a Presidente de la Nación por el Partido Obrero, partido que integró hasta su muerte.

Bibliografía

A lo largo de su vida escribió cuatro libros:

  • Del Cordobazo al clasismo
  • Sitrac-Sitram: la lucha del clasismo contra la burocracia sindical
  • Lecciones de batalla
  • Las brujas existen y usted tiene una en su casa (cuentos)

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Gregorio_Flores


Celos de hijo y codicia, los móviles de un hecho que no deja de impactar

La reconstrucción del triple crimen de la calle Catamarca está basada en la información de la causa investigada por el fiscal Mariano Moyano, por la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) y otras dependencias policiales de Mar del Plata.

El día del hallazgo en la casa de Catamarca al 2500.

El 23 de setiembre del año pasado un avión de Lade proveniente desde Río Grande tocó pista en el aeropuerto Astor Piazzolla. Eran las siete de la tarde de un jueves y entre los pasajeros llegaba Facundo Peralta, de 19 años.

Con la primavera aportando sus primeras temperaturas templadas, Peralta tomó aire y camión rumbo al salón principal con una idea en mente: no perdonarle a su padre Eduardo la traición de haber formado una nueva familia. Ni Pilar, su flamante pareja que nunca sería su madrastra, manejara el negocio del consultorio de masajes.

El aeropuerto -como sucede siempre en días de semana- estaba semivacío y tal vez fue por eso que a Peralta no le costó demasiado localizar a su amigo que lo había ido a recoger. Era también la única persona que sabía de su presencia en Mar del Plata y a la cual le había pedido no preguntarle las razones, que ya le explicaría.

Cuando Facundo Peralta y su amigo llegaron a la zona del puerto de la ciudad, la noche había caído y no hablaron demasiado. “Me quedo hasta la semana que viene”, fue la mínima explicación que Peralta le dio a su amigo antes de pedirle prestada la moto de Enduro, de 250 centímetros cúbicos. No fue necesario que el amigo le exigiera precaución: Peralta era un gran piloto de motocross e incluso tenía el hábito de correr en el sur, con equipo de protección profesional compuesto, entre otros accesorios, por un casco de última generación.

Peralta pasó a saludar a su amigo Johnattan Bedoy y le avisó que se quedaba unos días.

Reunión casual

Mientras Peralta iba camino a la casa de Catamarca al 2500, allí su padre Eduardo, un reconocido masajista de Mar del Plata que padecía trastornos graves en la visión, mantenía una charla distendida con su flamante pareja Pilar Piedrabuena y con Sergio Neiman, el hijo de ella que había llegado de visita de forma impensada.

Eran las nueve y media de la noche y, probablemente, Sergio le estaba contando a su madre que al día siguiente iba a hacer la fiesta de su cumpleaños número 21 en un pub de Alem. Es factible que hayan hablado de lo mismo que sus amigos le habían dicho a Neiman: el festejo anticipado de un cumpleaños trae mala suerte. Pero a él no pareció importarle mucho porque, si bien el 26 era el día de setiembre en que él había nacido, lo iba a festejar el viernes 24.

A las 21.48 el teléfono de Sergio Neiman se activó para comunicarse con algunos de sus amigos y confirmar que al día siguiente festejarían en Alem. Que le iba a sobrar tiempo para salir de la casa de artículos de electricidad en la que trabajaba y luego iría para allí.

Pero entre las 21.49 y las 22.18 se desató la violencia. Facundo Peralta llegó con la motocicleta y la dejó en la misma vereda de la calle Catamarca, junto a la librería ubicada en la esquina. No fue necesario para él forzar la puerta porque su padre lo aceptaba, más allá del descontento que el joven había manifestado varias veces por las actitudes de Pilar. Y la permisividad de su padre, en especial cuando decidió regalarle a la mujer el Renault Clío cero kilómetro.

Facundo Peralta entró en la casa y se encontró con las tres personas. Quizá hubo discusión. Quizá no. Lo más probable es que no haya habido disputa alguna, tal vez una charla sin ningún sentido porque Eduardo Peralta estaba sentado en el sillón del living, de frente al televisor. La primera bala fue para él. Le entró por la parte posterior de la cabeza y lo fulminó. Ni siquiera su cuerpo tuvo el reflejo de caerse y quedó sentado.

El siguiente disparo de pistola calibre 9 milímetros fue dirigido a Pilar Piedrabuena, quien intentó guarecerse en el pasillo que une el living con los demás ambientes de la casa. El proyectil le destrozó el rostro y la mató en el acto.

Con Neiman el ataque fue distinto, acaso por la corpulencia del joven que tenía por hobby el acondicionamiento físico y hasta cumplía esporádicamente rutinas de bailarín erótico en algunos pubs del centro.

Neiman recibió tres disparos, uno en un codo y otro en el abdomen, este último el letal. La muerte de Neiman fue algo más lenta, ya que ninguna de las otras dos víctimas tuvo sobrevida.

Llamada y cumpleaños

A las 22.18 apenas 20 minutos más tarde del último registro con vida de Neiman -el uso de su teléfono- los investigadores corroboraron que Facundo Peralta hizo una llamada telefónica con un aparato móvil con característica de Río Grande. Era el teléfono celular que había traído desde el sur y la antena ubicada en la plaza Mitre, con cobertura en la casa de Catamarca al 2500, delató su posición.

Esa llamada telefónica tuvo como destinatario a Bedoy. “Me mandé una recontracagada. Maté a mi viejo, a la mujer, y a un gil que se la comió porque estaba ahí”, fueron, entre otras, las palabras de Facundo Peralta.

Ambos amigos acordaron verse y Peralta entregó una pistola calibre 9 milímetros. Bedoy, a su vez, días más tarde se la pasó a otro individuo que la hizo desaparecer.

Luego de jurar un pacto de silencio, Peralta y Bedoy fueron al cumpleaños de una amiga, cada uno en una motocicleta y allí estuvieron hasta casi la 1 de la madrugada, ya del día viernes. Ninguno procuró evidenciar lo que sabían, uno por haberlo hecho y el otro por recibir el arma.

Finalmente se separaron a la salida de ese cumpleaños, pero Peralta se reunió con otro amigo que andaba en su automóvil y tras dejar la motocicleta Enduro se marcharon.

“Che, ¿pasemos un toque por la casa de mi viejo? Ahí en la calle Catamarca…”, pidió Peralta a su amigo, quien al llegar le preguntó extrañado si no quería bajar. “No, no, es sólo para acordarme el camino”, le habría respondido.

Al día siguiente, Facundo Peralta empezó a pensar la forma de librarse de toda responsabilidad y, si era posible, de obtener algún rédito económico previo al que él imaginaba para más adelante. Porque tenía claro que nadie lo descubriría y que se quedaría con algunas de las propiedades y del dinero de su padre.

Pero antes quería sacar provecho al viaje, por lo cual concurrió a una casa de electrodomésticos y artículos para el hogar ubicada en la avenida Edison. Allí su padre tenía cuenta corriente. Saludó al dueño, le dijo quién era, y eligió varios productos por un valor total de 12 mil pesos. Pero el propietario del comercio se negó a entregar la mercadería.

“Mi viejo está de viaje”, habría argumentado Peralta y al recibir una nueva negativa fue un paso más allá: se despidió y horas más tarde llamó al hombre haciéndose pasar por su padre ya asesinado. El dueño del negocio descubrió la maniobra y rechazó definitivamente cerrar la operación.

Entre el viernes y el domingo la antena de la plaza Mitre volvió a registrar actividad del teléfono patagónico de Facundo Peralta.

Hallazgo

En la tarde del domingo los amigos de Neiman decidieron entrar en acción. Desde el viernes a la noche en que Neiman no había asistido a Alem a festejar su cumpleaños, los amigos empezaron a preocuparse. Tiempo después en la página de Facebook de Neiman podían leerse los mensajes y el modo en que se iba incrementando la alarma.

La forma de quitarse todas las dudas era recorrer los lugares donde vivían sus familiares y el punto de encuentro para la tarde de aquel 26 de setiembre fue la casa de la calle Catamarca. En el lugar coincidieron con un pintor que también había llegado ante la falta de noticias del masajista, para quien tenía que hacerle un trabajo.

Los jóvenes y el pintor se arriesgaron a levantar la persiana, ya que escuchaban el televisor. Y cuando la cortina plástica pudo ser elevada asomó en el campo de visión el cuerpo de Peralta, sentado aún en el sillón, con sus hombros manchados de sangre.

Después de que la policía llegara a la casa y descubriera la macabra escena del crimen, comenzó la investigación del fiscal Mariano Moyano. A las 9 de la noche, aproximadamente, Facundo Peralta concurrió y se mostró compungido. No tanto como su otro hermano, quien no podía salir de una crisis emocional y debió ser asistido. También el dolor abarcó a la familia Piedrabuena, cuyos integrantes no lograban entender la magnitud de la tragedia.

Al mayor de los Peralta le resultó extraña la presencia de su hermano Facundo, pero jamás lo vinculó al triple crimen.

Las versiones iniciales fueron variadas. Que faltaba dinero de una caja fuerte, que había cuestiones relacionadas con el juego clandestino, que un pequeño perro de las víctimas había desaparecido. La policía profundizó la investigación y posó su interés en Facundo Peralta, quien jamás había venido a Mar del Plata desde su radicación en Río Grande.

Los días pasaron y el jueves siguiente, el 30 de setiembre, Facundo Peralta regresó a Tierra del Fuego, a continuar con su vida. Mal no le fue en las semanas siguientes al triple crimen porque además de recibir un ascenso en la concesionaria donde trabajaba, se tomó vacaciones e hizo un viaje con su novia.

Recién el 27 de noviembre, luego de que el entrecruzamiento de llamadas y escuchas telefónicas aportara datos indiscutibles para acusarlo del triple asesinato, Peralta fue detenido en Río Grande.

Bedoy también fue apresado y el fiscal Moyano lo acusó de “encubrimiento agravado”, mientras que la Justicia no aceptó procesar al individuo que se deshizo del arma. Según Bedoy, la pistola 9 milímetros se la dio a otra persona.

Peralta fue extraditado desde la provincia de Tierra del Fuego y permanece detenido en la cárcel de Batán.

Fuente: http://www.lacapitalmdp.com/noticias/Policiales/2011/09/26/196015.htm


Alberto Adolfo Natale (30 de agosto de 1938, Rosario, Argentina – 10 de septiembre de 2011, Rosario, Argentina), fue un político argentino perteneciente al Partido Demócrata Progresista, elegido en reiteradas ocasiones como diputado nacional.

Durante la dictadura militar llamada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), fue delegado municipal (Intendente de facto) de la ciudad de Rosario entre 1981 y 1983.

Murió el 10 de septiembre de 2011 víctima del cáncer, tras permanecer internado durante cinco días.

Biografía

Se graduó de abogado el 22 de diciembre de 1961, en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral.

Con 40 años de ejercicio profesional, ejerce la profesión de abogado, como socio principal del Estudio Jurídico Araya – Natale, fundado en 1939.

Fue:

Libros publicados

  • “Derecho y Ciencia Política”, Editora Platense, La Plata, 1971.
  • “Derecho Político”, editorial Depalma, Buenos Aires, 1979.
  • “Privatizaciones en Privado”, editorial Planeta, Buenos Aires, 1993.
  • “Comentarios sobre la Constitución”, editorial Depalma, Buenos Aires, 1995.
  • “Derecho Político”, 2º edición, editorial Depalma, Buenos Aires, 1998.
  • “La Mafia en el Correo” editorial PDP

Actividad institucional

  • Presidente del 1er. Encuentro Argentino de Profesores de Derecho Político.
  • Miembro de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba.
  • Miembro de la International Society for Study of Comparative Law.
  • Miembro Fundador de la Asociación Latinoamericana de Administración Pública.
  • Miembro Fundador de la Asociación Latinoamericana de Derecho Constitucional.
  • Miembro del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional.
  • Miembro Fundador de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional.
  • Becario del “International Visitor Program” de la Unites States Informatic Agency (1980).
  • Asistente a congresos de Derecho Constitucional y de Ciencia Política en Latinoamérica y Europa.

Funciones públicas

  • Concejal en la ciudad de Rosario (1963/1966)
  • Asesor de Gabinete del Ministro de facto del Interior (Dictadura Revolución Argentina, 1971)
  • Intendente Municipal de facto de Rosario (Dictadura Proceso de Reorganización Nacional, 1981/1983)
  • Diputado de la Nación (1985/89; 1989/1993; 1993/1997; 1997/2001, 2001/2005)
  • Convencional Nacional Constituyente (1994)
  • Candidato a Gobernador de Santa Fe (1973/1983/1987/1995/1999)
  • Candidato a Vicepresidente de la Nación (1989)
Alberto Natale

Diputado Nacional
por Santa Fe
10 de diciembre de 1985 – 10 de diciembre de 2005

Candidato a Gobernador de Santa Fe
Elecion:3 de septiembre de 1995
Oponente/s Jorge Obeid (PJ)
Horacio Usandizaga (UCR)
En el cargo Carlos Alberto Reutemann (PJ)

Candidato a Gobernador de Santa Fe
Elecion:6 de septiembre de 1987
Oponente/s Víctor Reviglio (PJ)
En el cargo José María Vernet (PJ)

Candidato a Gobernador de Santa Fe
Elecion:4 de septiembre de 1983
Oponente/s José María Vernet (PJ)
En el cargo Héctor Salvi (de facto)

15 de abril de 1981 – 28 de febrero de 1983
Predecesor Augusto Felix Cristiani (de facto)
Sucesor Víctor N. Cabanellas (de facto)

Candidato a Gobernador de Santa Fe
Elecion:11 de marzo de 1973
Oponente/s Carlos Sylvestre Begnis (PJ)
En el cargo Guillermo R. Sánchez Almeida (de facto)

Datos personales
Nacimiento 30 de agosto de 1938
Rosario, Argentina
Fallecimiento 30 de agosto de 1938 (73 años)
Partido Partido Demócrata Progresista

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Natale


La autopsia reveló que Candela no era virgen

A seis días de encontrado el cuerpo de la pequeña, la investigación parece centrarse cada vez con mayor fuerza en el entorno familiar de la niña. Fuentes allegadas a la causa dijeron que la niña de 11 años no era virgen, aunque no fue abusada en los días en que estuvo cautiva en Hurlingham

El dato surge de la autopsia practicada al cuerpo de la jovencita días pasados. En ese sentido, es importante destacar que, aún cuando la chica haya consentido la relación, dada la corta edad de la niña, se trataría de una violación.

Por otra parte, y en relación a la muerte de Candela, la necropsia practicada constató que murió por asfixia mecánica -pudieron haberle tapado la boca con una almohada o simplemente con la mano- y que, el hecho de que su rostro se encontraba hinchado era producto a la data de su muerte -36 horas antes de ser encontrado el cuerpo- y no en virtud de golpes recibidos en vida.

Es precisamente este dato el que permite pensar a los investigadores la posibilidad de que la niña haya conocido a sus captores.

En tanto, la investigación se focaliza en la familia. En ese sentido, cobra fuerza la posible vinculación de Carola Labrador, madre de Candela, con el secuestro ocurrido a la dueña del supermercado-buffet de José León Suárez en el que trabajaba.

El dato, que fue publicado por Crónica en la edición del sábado, indicaría que Carola está sospechada de ser la “entregadora” de la víctima, María Romagnoli, tía de la chica asesinada. En efecto, poco tiempo después de ocurrido el secuestro, Carola perdió el empleo.

En cuanto a Laureano Rodríguez, padre de Candela, a pesar de que su abogado asegure que desconoce las causas del secuestro de su hija, su prontuario daría indicios sobre lo contrario.

Rodríguez -que utilizaba el nombre de su hermano, Alfredo- inició su carrera delictiva a los 14 años.Tiene causas en Tigre, San Martín, Alberti y San Isidro y una condena unificada. Desde el año pasado, el hombre está preso en Magdalena por un hecho de piratería del asfalto que cometió el 21 de julio en Villa Tesei.

Además, en el ojo de la tormenta se encuentra Betiana Labrador. La mujer es pareja desde hace 7 años de “Huevo” Martín (primo de Romagnoli), un conocido narco en la villa Korea.

Otro dato más: la casa en la que vivía Candela era tomada, según aseguran los vecinos del lugar. En efecto, sostienen que los Rodríguez la usurparon 8 años atrás, cuando murió su propietario.

Fuente: http://www.diarioelatlantico.com/diario/2011/09/05/32848-la-autopsia-revelo-que-candela-no-era-virgen.html

Candela habría conocido a su captor

 

Murió León Rozitchner


Fotografía del filósofo argentino León Rozitchner en 2005

Murió León Rozitchner

León Rozitchner (Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, 1924 – Ciudad de Buenos Aires, 4 de septiembre de 2011) fue un filósofo argentino, profesor de la Universidad de Buenos Aires y conocido intelectual argentino.

León Rozitchner era conocido en Argentina como un intelectual comprometido con el contexto social y cultural, fundamentalmente el filosófico, y también el psicoanalítico. Era padre del también filósofo Alejandro Rozitchner.

Estudió Humanidades en al Sorbona de París, Francia, donde se graduó en 1952. Al regresar a la argentina participó de la revista Contorno junto a David Viñas, Ismael Viñas, Oscar Masotta y Noé Jitrik entre otros.

Profesor de la Universidad de Buenos Aires, entre sus numerosas obras sobresalen Freud y los límites del individualismo burgués (1972), Las Malvinas: de la guerra sucia a la guerra limpia (1985), Perón, entre la sangre y el tiempo (1985) y La cosa y la cruz: cristianismo (en torno a las Confesiones de San Agustín) (1997). Docente de la Facultad Libre de Rosario

  • “Persona y Comunidad”, editorial EUDEBA, Buenos Aires, 1963. (agotado)
  • “Moral burguesa y Revolución”, 3ª edición, Ed. Tiempo Contemporáneo, 1964. Traducción italiana editorial Feltrinelli, Milan, 1971
  • “Ser judío”, editorial La Flor, 3ª edición, Buenos Aires
  • “Freud y los límites del individualismo burgués”, 3ª edición, Editorial Siglo XXI, México, 1987
  • “Freud y el problema del poder”, 3a. edición, editorial Plaza y Janes, México, 1987. 4ª ed. Losada, 2003
  • “Las Malvinas: de la guerra sucia a la guerra limpia”, Biblioteca de Política Argentina, ed. Centro Editor de América Latina, 1985
  • “Entre la sangre y el tiempo-Lo inconsciente y la política” (Centro Editor de América Latina, 1985. 2ª ed. en dos tomos, editorial Catálogos-Siglo XXI, 1998.
  • “Las desventuras del sujeto político”, ed. El Cielo por Asalto, 1996, 255 pp.
  • “La Cosa y la Cruz”, ed. Losada. 1997, 350 pgs., 2ª edición 2001.
  • “El terror y la gracia”, ed. Norma, 1ª ed. 2003

Reconocimientos

  • Premio Konex 2004: Diploma al Mérito: Ensayo Filosófico

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Le%C3%B3n_Rozitchner


Desbaratan una red de propaganda nazi

Todo comenzó por una denuncia realizada en octubre de 2010 por la familia de un chico de 15 años que había sido atrapado ideológicamente por una red xenófoba. Primero, se hizo una presentación ante la DAIA; luego en la división de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal. Finalmente, hoy se logró desbaratar una banda cuyo objetivo era imponer la idea de una “supremacía racial”, y se arrestó a su líder.

 

“Se investigó por más de 10 meses y, luego de tres allanamientos que se realizaron hoy en Córdoba, Ituzaingó y Lugano, se logró finalmente detener a dos integrantes de esta banda que se autodenominaba Alba-Thule, un término muy usado por el nazismo (relacionado con la supervivencia del hombre blanco en el mundo)”, le informó a Clarín.com el subcomisario Daniel Pérez, quien está a cargo de la Unidad de Investigaciones de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal.

 

El subcomisario agregó: “Al cabecilla lo encontraron en Córdoba, y está siendo trasladado hacia Buenos Aires, mientras que a uno de sus cómplices se lo halló en el barrio porteño de Lugano”.

 

Por lo pronto, en los allanamientos de hoy además se secuestraron “varias CPU y CD con propaganda nazi, distintos elementos para captar a sus adeptos a esta doctrina, y también para ejercer la violencia, como manoplas y bastones extendibles de metal, entre otros”, informó Pérez.

 

Esta banda operaba sobre todo por medio de internet, “aunque también hacía contactos personales con la gente que reclutaban”, confiaron fuentes de la investigación.

 

Mientras la DAIA mostró “satisfacción” por el accionar policial, la causa la lleva adelante el Juzgado Federal N°3 de Morón y ahora se estudia si esta red tiene ramificación internacional.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/Desbaratan-red-propaganda-nazi_0_545345722.html


Un oficial de la Metropolitana integraba la banda de propaganda nazi desbaratada

Lo confirmó el Ministerio de Seguridad de la Nación. La red se dedicaba a difundir ideas xenófobas y a reclutar militantes. El líder está detenido y hay un prófugo.

Banda neonazi. (DyN)

Todo comenzó por una denuncia realizada en octubre de 2010 por la familia de una adolescente que había sido atrapada ideológicamente por una red xenófoba. Primero, se hizo una presentación ante la DAIA; luego en la división de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal. Finalmente, se logró desbaratar una banda cuyo objetivo era imponer la idea de una “supremacía racial”, y se arrestó a su líder y a otro integrante que resultó ser oficial de la Policía Metropolitana porteña.

 

El caso se conoció anoche, pero recién hoy el Ministerio de Seguridad de la Nación aportó datos más precisos, como las identidades de los detenidos: Carlos Belveder, quien ayer fue capturado en Córdoba, y Gabriel Sobenko, policía metropolitano arrestado en Lugano.

 

Anoche, el ministro porteño de Seguridad, Guillermo Montenegro, anunció el pase a disponibilidad del oficial Sobenko, de 22 años, y aclaró que si se corroborasen las acusaciones, será desplazado definitivamente de la Policía Metropolitana.

 

“Se investigó por más de 10 meses y, luego de tres allanamientos que se realizaron en Córdoba, Ituzaingo y Lugano, se logró finalmente detener a dos integrantes de esta banda que se autodenominaba Alba-Thule, un término muy usado por el nazismo (relacionado con la supervivencia del hombre blanco en el mundo)”, había informado el subcomisario Daniel Pérez, a cargo de la Unidad de Investigaciones de Conducta Discriminatoria de la Policía Federal.

 

Mientras un tercer integrante de esta red, con residencia en Ituzaingo, continúa prófugo, se informó que los otros dos detenidos quedaron a disposición del juez en lo criminal Juan Pablo Salas, acusados de presunta infracción a la ley antidiscriminatoria, que castiga con penas de un mes a tres años a quienes “realizaren propaganda basados en ideas de superioridad de una raza…”.

 

Según se informó, esta red se dedicaba a “la difusión de teorías de superioridad de la raza, ideología neonazi”, lo cual “infringe la ley”, así como al “reclutamiento y adoctrinamiento de jóvenes”.

 

Por lo pronto, en los allanamientos también se secuestraron “varias CPU y CD con propaganda nazi, banderas con cruces esvásticas, distintos elementos para captar a sus adeptos a esta doctrina, y también para ejercer la violencia, como manoplas y bastones extendibles de metal, entre otros”, informó Pérez.

 

Esta banda operaba sobre todo por medio de internet, “aunque también hacía contactos personales con la gente que reclutaban”, confiaron fuentes de la investigación. En el caso de la familia que radicó la denuncia, se supo que la chica era invitada a sumarse a la banda a través de mensajes provenientes de la página http://www.atithero.com.

 

Mientras la DAIA mostró “satisfacción” por el accionar policial, en la causa ahora se estudia si esta red tiene ramificación internacional o mantuvo vínculos con otras bandas neonazi y de skin heads; mientras que el subsecretario de delitos complejos, Miguel Angel Robles, sostuvo que se “está investigando si podría haber alguna conexión con el atentado explosivo que tuvo lugar en la sede del Círculo de Suboficiales de la Policía Federal”, ya que en los allanamientos se halló un dispositivo explosivo montado con dos matafuegos portátiles de automóvil y un teléfono celular, todo sujeto con cinta de embalaje.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/oficial-Metropolitana-integraba-propaganda-desbaratada_0_545945594.html

Murió Pipo Mancera


Murió Pipo Mancera

Nicolás Mancera, más conocido como Pipo Mancera (Buenos Aires, 20 de diciembre de 1930 – Buenos Aires, 29 de agosto de 2011) fue un presentador de televisión argentino, pionero en el medio e introductor del formato «ómnibus». Fue llamado el Señor Televisión gracias a su programa Sábados Circulares, el más famoso de la tv argentina en la década del 60.

Trayectoria

Estudió locución y trabajó en radio y cine. A principios de la década del `60 se desempeñó como periodista cinematográfico en el programa de TV Pantalla gigante, en el diario vespertino La Razón y la revista Tiempo de Cine.

Por aquellos años condujo el musical La noche y fue productor en el filme La calesita, drama de Hugo del Carril.

Como actor se inició en El crack, de José A. Martínez Suárez, donde se escucha por radio un extenso comentario suyo, y en 1965 se interpretó a sí mismo en una escena de Bicho raro con Luis Sandrini, posteriormente actuó asimismo en algunos capítulos de Las Aventuras de Hijitus.

Sábados Circulares de Mancera

Su mayor éxito fue Sábados Circulares, que se emitió desde 1962 hasta 1974, un programa de seis horas de duración con entretenimientos, reportajes y música. Fueron 664 programas que marcaron la tv argentina en donde Pipo Mancera introdujo en la Argentina el formato televisivo llamado «ómnibus».

Hizo pruebas de escapismo, doma de leones y las primeras «cámaras sorpresa» de la televisión argentina.

Recibió – y condujo largos reportajes – en su programa a los personajes más famosos de la época, como Marcello Mastroianni, Sean Connery, Alain Delon, Sophia Loren, María Félix, Simone Signoret, Pelé, entre otros y allí cantaron Sandro, Serrat, Palito Ortega, Raphael y todos los cantantes internacionales que se presentaban en Argentina.

En su programa hicieron su debut televisivo como cantantes Palito Ortega, Sergio Denis, Leonardo Favio y Sandro con Los de Fuego en 1964, actuación por la que fue reprendido por la censura debido a los movimiento pélvicos al estilo Elvis Presley del ídolo local.

Además, relanzó al medio televisivo a grandes figuras del espectáculo como Libertad Lamarque, Tita Merello, Lolita Torres y Niní Marshall y las figuras del Club del Clan encabezados por Palito Ortega hallaron su espacio desde el cual cada sábado proyectaban sus canciones desde Chico Novarro y Violeta Rivas a Johnny Tedesco, Lalo Fransen, Nicky Jones y Los TNT. También eran habitués del programa Aníbal Troilo, Atahualpa Yupanqui, Miguel Gila, Lola Flores, Luis Sandrini, Alberto Closas, etc.

En 1967, durante su momento de mayor popularidad, hizo el mayor rating de la tv argentina con el casamiento de Palito Ortega y Evangelina Salazar.

En 1969 desde el Festival de Venecia hizo la primera transmisión vía satélite para la televisión argentina.

Fue el primer periodista en entrevistar, en 1971, a Diego Armando Maradona, cuando tenía diez años y quien luego se convertiría en uno de los mayores exponentes del fútbol mundial.

El 11 de noviembre de 1974 dio por terminado su ciclo abruptamente, exiliándose en Francia, y regresó en 1978, presentando un programa que no tuvo éxito y se caracterizó por tener un «detector de mentiras», como decía él.

Mancera instaló las cámaras de su programa «ómnibus» en la inauguración del Hotel Sheraton de Retiro, en el Golden Horn, en abril de 1974, haciéndole un reportaje a Tom Jones, quién fuera contratado para dar un show en dicho hotel y dos recitales, en el cine-teatro Gran Rex. Casualmente, el guardaespaldas del cantante galés, era un joven argentino, el filósofo y artista Eduardo Sanguinetti, considerado el último beatnik, a quien Pipo le hizo su primer entrevista.

Ocaso artístico y fallecimiento

Retornó al medio en 1983 con «Videoshow», que solamente estuvo un mes al aire. Produjo programas en Francia e Italia.

A fines de los años 80 falleció su esposa, lo que le produce una gran depresión por la que estuvo siete años alejado de la actividad artística.

En 1996 fue convocado para que reapareciera en televisión, tras 20 años sin éxito, con una temática diferente a la habitual, convirtiéndose en un referente.

Como periodista, fue columnista del diario La Razón y sostuvo un ciclo radial después de haber estado muchos años radicado en Uruguay.

En 2005 fue entrevistado para un documental en homenaje a Niní Marshall, y en 2007 relanzó su tradicional programa en Crónica TV, de Héctor Ricardo García.

Desde hacía algunos años estaba casado con la coreógrafa Esther Ferrando.

«Pipo» Mancera falleció en su casa el 29 de agosto de 2011 por un paro cardio-respiratorio.

Filmografía

  • El crack (1960)
  • Bicho raro (1965)
  • La película de Niní (2005)

Premios

En 2007, fue galardonado con el Premio Cóndor de Plata a la trayectoria que entrega la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Pipo_Mancera


Por falta de clientes, cerraron cinco bares de Alem y otros ocho fueron puestos en venta

Los empresarios de la noche volvieron a cuestionar el tope horario. Dijeron que la ordenanza que obliga a los pubs a cerrar a las 4 de la mañana generó la pérdida de clientela y un despido masivo de empleados. Reclamaron al oficialismo que revea la medida.

A pocas horas de conocerse que el índice de desocupación en Mar del Plata trepó al 11 por ciento al final del segundo trimestre de este año, según el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos), los propietarios de los bares de Alem dijeron que el tope horario impulsado por el intendente Gustavo Pulti y aprobado por el oficialismo en el Concejo Deliberante “no hace más que contribuir a que crezcan las cifras” de desempleo.

Los empresarios de la noche afirmaron que son “grandes los perjuicios” que padecen desde la puesta en vigencia de la ordenanza 20.387, que obliga a los bares de Alem e Yrigoyen a cerrar a las 4 de la mañana. Según el dueño de Barnon, Juan Rodríguez, el tope horario ya provocó el cierre de cinco pubs en Alem y, de los 15 que siguen funcionando, hay ocho que están en venta. “Lamentablemente nadie está interesado en comprarlos. Es más, las grandes empresas que nos ‘esponsoreaban’ se fueron a otros lugares como Pinamar y Villa Gesell?, aseguró. Y dijo que la medida del oficialismo generó también un despido ?masivo? de empleados. “La ordenanza no funcionó”, opinó.

Rodríguez pidió a Pulti y al concejal de Acción Marplatense Diego Monti -autor de la iniciativa- que “cumplan con su compromiso de analizar y ver si el tope horario daba resultado o no, tal como se había convenido cuando empezó a tratarse este tema”. En ese sentido, agregó: “Monti nos dijo en su momento que la idea no era perjudicar a nadie pero hoy esto nos está perjudicando, entonces es un buen momento para dar marcha atrás con algo que lo único que produce son despidos y cierres de comercios. Con estos números de desempleo tienen la posibilidad de rever algo que está dejando a Alem sin trabajo”. La postura de los empresarios es clara: piden seguir con el horario de cierre de las 5 de la mañana hasta que se produzca el traslado de los pubs a la escollera Norte.

A principios de junio, el Concejo Deliberante aprobó el tope horario para el cierre de los bares y para el expendio de bebidas alcohólicas (ningún establecimiento gastronómico de la ciudad puede comercializar alcohol entre las 4 y las 10 de la mañana). Además, el cuerpo legislativo convalidó la eliminación de los usos de suelo vinculados al rubro gastronómico y turístico recreativo en el sector de Playa Grande, con excepción de casas de té o chocolaterías. Pero no sólo eso: también aprobó la creación de un régimen de promoción de actividades diurnas en Alem.

El tope horario no afecta a los boliches de Constitución, que siguen rigiéndose por la Ley Provincial 14050. Así, pueden admitir público hasta las 2 de la mañana y deben cerrar sus puertas a las 5.30 o excepcionalmente a las 6.30. “La ordenanza es discriminatoria”, se quejan los empresarios de Alem. Preocupados por la pérdida de clientela, lanzaron importantes descuentos para atraer a los jóvenes: en las barras se ofrecen tragos por 15 pesos, la mitad de lo que costaban hasta la entrada en vigencia del tope horario. Pero la estrategia no dio grandes resultados: la mayoría prefiere ir al complejo La Normandina -donde funcionan dos bares que cierran después de las 5 de la mañana- o los boliches de Constitución.

Las quejas de los propietarios de casas y departamentos situados sobre la calle Alem, sus paralelas inmediatas y transversales son históricas. Hace más de 20 años que el sector, sobre todo en verano, reunía a buena parte de la juventud. Pero en la última década se acentuó la instalación de bares y pubs, varios de los cuales acompañaban sus servicios con shows musicales en vivo.

En 2008, la Municipalidad, los empresarios de la noche y el gobierno bonaerense sellaron un acuerdo para trasladar los bares de Alem -uno de los centros de movida nocturna de la ciudad- a un complejo por construir en un sector de la escollera Norte, entre el balneario Playa Grande y la Base Naval Mar del Plata.

La mudanza tiene un objetivo central: devolver a los vecinos de ese sector del barrio Playa Grande un escenario de tranquilidad luego de décadas de convivencia con el ruido de los locales y las consecuencias de miles de jóvenes, muchos de ellos en estado de ebriedad, que se desplazan por allí cada noche hasta el amanecer.

La comuna acompañará también con una importante inversión para la puesta en valor de ese sector de la escollera Norte, donde se deben realizar obras de cloacas, agua, pavimentación e iluminación, entre otras mejoras en espacios públicos. Hasta el momento funciona allí el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep). El resto de la escollera, de más de 800 metros de extensión, oficia como amarre de buques y espacio de pesca deportiva.

Fuente: http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2011/08/28/193323.htm


María Esther Gilio (Montevideo, 1928 – Montevideo, 27 de agosto de 2011) fue una periodista, escritora, biógrafa y abogada uruguaya de destacada actuación en diarios de Uruguay y Argentina. Colaboró en publicaciones de Brasil, México, España, Francia, Italia, Chile y Venezuela.

Se recibió de abogado en 1957 y comenzó a trabajar como periodista en 1966, en el Semanario Marcha, añadiéndose luego Brecha, Revista Plural, Tiempo Argentino, Crisis, La Opinión, El País, La Nación, Clarín, etc.

Produjo valiosas entrevistas a relevantes figuras de la cultura rioplatense e internacional como Jorge Luis Borges, Aníbal Troilo, Juan Carlos Onetti, Mario Vargas Llosa, Gonzalo Fonseca, José Saramago, Mario Benedetti, Vittorio Gassman, Augusto Roa Bastos, China Zorrilla, Adolfo Bioy Casares, José Donoso, Fernando Vallejo, Noam Chomsky, Abelardo Castillo,Luis Pérez Aguirre, etc.

Estuvo exiliada en Argentina entre 1972-1977 y 1980-87 y en Brasil entre 1977-79.

Sus entrevistas formaron parte de la biografía de Onetti: Construcción de la noche: La vida de Juan Carlos Onetti (Buenos Aires: Planeta, 1993)

En 1993 se publicó Conversaciones con María Esther Gilio, y en el 2008 integra la nómina de Diálogos con la cultura uruguaya (ed. El País).

Principales publicaciones

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Esther_Gilio


Historias de vecinos hartos de vivir la inseguridad en sus hogares

Se reunieron ayer con Clarín para relatar los robos que vienen sufriendo en los últimos tiempos.

Era una fiesta sorpresa la que los familiares de Alfredo habían organizado por su cumpleaños número 83 y parecía lógico que al entrar, Patricia, una de sus hijas, no hallara a nadie. Supuso que se habían escondido creyendo que llegaba el abuelo. “¿No hay nadie acá? Salgan, soy yo”, se anunció. Enseguida oyó la voz de su hermano: “Acá estamos Patri, sacanos”.

El muchacho estaba encerrado con el resto de los familiares, doce personas, en el baño.

Tres ladrones, dos de ellos armados, habían entrado a la casa, golpearon a varias personas, y se llevaron todo. Cuando el agasajado llegó, lo peor había pasado.

“¡Qué sorpresita, no me la olvido más!”, contaba como si se tratará de una anécdota Alfredo. Se lo dice al resto del nutrido grupo de vecinos del Barrio Parque Luro que vivieron, como él y su familia, la dura experiencia de los robos en sus viviendas . Ayer al mediodía, convocados por Clarín , la gente –chicos, grandes y abuelos– que se juntó en la esquina de Esquiú y Padre Cardiel superaba el medio centenar. “La idea era reunir a los vecinos de mi cuadra, que los asaltaron a todos ; pero llegó más gente de la esperada”, explicó María Eugenia Maiolino, periodista, que el 6 de agosto fue asaltada en su casa cuando estaba con su marido, Alejandro, y sus hijas de 4 y 8 años. Fue un quiebre.

“Nada es como antes” , cuenta Alejandro. Es oftalmólogo y dice que el episodio, muy violento, alteró la conducta de sus hijas: “La más chica, como nunca antes, llora esporádicamente. Tienen miedo”. María Eugenia agrega: “ Te queda la inseguridad , la sensación de que invadieron tu privacidad. La más grande se lamentaba: ‘Mami, se llevaron todos nuestros recuerdos’. Es muy fuerte lo que pasa acá”.

El mismo día hubo otros dos asaltos, igual de violentos, también en la zona norte. “Llegábamos con empanadas, dejé el auto listo para entrarlo a la casa, y ahí llegaron en un auto cuatro pibes de negro. Uno, que tenía la gorra del chavo y guantes –todos tenían guantes–, caminó la reja como un gato. El que tenía el revólver me aplastó la cabeza con un pie en el piso , entraron, y bueno, hicieron un desastre”, narró Hugo Bracco, vecino de Libres del Sud al 600.

Casi a la misma hora que a Bracco lo tenían en el piso, a Liliana Ojeda la sorprendían al llegar a su casa, en la calle Daprotis. “De los pelos me metieron adentro. Estaba mi hijo, de 25 años. Les dimos todo, pero igual lo tiraron al piso y le pegaron patadas en la cara.

Eran tres, dos encapuchados. Nos llevaron todo. Estaban alcoholizados y drogados. Nos ataron y antes de irse orinaron la cama de uno de mis hijos.Te arruinan la vida…”.

Roxana, esposa del entrenador de rugby Carlos Alberto López Silva, anunció que se muda: “Nos vamos a un departamento”. Analia Gómez contó que ya le saquearon la casa (en Strobel casi Pasteur) cuatro veces.

“Tengo alarma, sereno particular, reja y perro, pero nada alcanza” , se quejó. Franco Monteleone, de Falkner y Esquiú, otra víctima de robo, confesó “ganas de irnos del país por este desastre”.

Otros comerciantes relataron sus experiencias. El peluquero Ponce, dos veces asaltado; Marcelo, dueño de la carnicería El Rodeo: “No se puede trabajar sin vigilancia, e igual nos asaltaron ”; y Néstor Tornato, de la inmobiliaria de Tejedor al 700: “Vamos por la segunda y uno ya sabe que habrá una tercera”, se lamentaba.

A medida que cada vecino relataba su historia, algunos alzaban la voz. “Si nosotros sabemos en que kioscos venden la droga, ¿cómo no lo sabe la Policía? ”; “Han liberado la zona”; “En la calle mandan los chorros”, se mezclaron.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/inseguridad/Historias-vecinos-hartos-inseguridad-hogares_0_544145705.html


Sin nafta

Por Rolando Barbano

El Programa de Protección Ciudadana fue anunciado el 27 de marzo de 2009 por el Gobierno nacional. Prometía 400 millones de pesos para luchar contra el delito en el conurbano y en algunas ciudades. Un año más tarde, Clarín comprobó que apenas se había entregado la mitad del dinero y que poco se había ejecutado. Más de dos años después, Mar del Plata es un ejemplo de cómo (no) terminó funcionando todo: mientras la Justicia determina a dónde fueron a parar los fondos, y las autoridades siguen hablando de su “preocupación” por la inseguridad, los patrulleros continúan sin nafta.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/inseguridad/nafta_0_544145706.html


Día por medio, asaltan una casa en Mar del Plata

Los golpes son cada vez más violentos. El Foro Municipal de Seguridad declaró “en crisis” la estructura de la ciudad para luchar contra la criminalidad. Y denunció que hay 25.000 víctimas de delitos por año. La zona norte es la más afectada.

Por Guillermo Villarreal
Mar Del Plata. Corresponsal

El foco de la delincuencia se posó sobre las casas de Mar del Plata, que están siendo golpeadas con una frecuencia que en los últimos meses ha adquirido un ritmo demoledor: en promedio, día por medio una familia es visitada por delincuentes. En los barrios más residenciales, como los de la zona norte, los vecinos viven atemorizados. Sólo en la última semana se registraron allí seis robos a propiedades privadas.

En medio de este auge delictivo, la Justicia investiga el destino de 13.800.000 pesos enviados por el Gobierno nacional para un truncado plan de seguridad mediante el que se instalarían cámaras de vigilancia y un moderno centro de monitoreo; se recontratarían policías retirados que no tuvieran causas judiciales; se instalarían GPS en patrulleros, se formaría una red de alerta vecinal y se comprarían patrulleros. Una parte se hizo a medias, pero el resto no prosperó y eso impide, incluso, que se reciban más fondos.

En los últimos meses, en los barrios residenciales de la zona norte, como Parque Luro, Constitución, Villa Primera, Pompeya, Los Pinares y Caisamar, los asaltos se multiplican y son cada vez más feroces . Es desmesurada la violencia de los ladrones contra, por ejemplo, los jubilados. Ellos sufren unos tres robos por semana.

Para atacar en propiedades con rejas y alarmas, el método más novedoso que desarrollaron los ladrones es el de entrar por los techos. Como ya informó Clarín , varias familias vieron cómo les llovían ladrones en medio del living . También suelen esperar agazapados en el jardín o arremeter cuando alguien guarda el auto.

No hay estadísticas oficiales. Y de conocerse, no serían muy confiables: el juez Juan Tapia acaba de procesar a dos oficiales de la Bonaerense por “armar causas” para mejorar las cifras de la lucha contra el delito.

“Reunirse con la Policía es perder el tiempo . Lo digo después de muchas reuniones. Dicen lo mismo: que los patrulleros están rotos, falta de recursos, de combustible… Solución, ninguna”, observa Marcela Acampora, de la ONG Familiares y Víctimas del Delito. Cristina Rojo, de la Sociedad de Fomento de Parque Luro, apunta que “la Policía está desbordada”.

Por su lado, el Foro Municipal de Seguridad –organismo vecinal creado por ordenanza municipal– señala que la “estructura de seguridad de la ciudad está en crisis” . Y agrega: “Se siente en cada barrio, en cada una de las más de 25 mil víctimas de delitos que tenemos cada año ”. En el sitio web del foro se publica un documento en el que hace hincapié en el frustrado plan de seguridad para el que el Gobierno nacional había previsto 27.600.000 pesos.

Como primera parte de ese plan, ideado en marzo de 2009 por el Ministerio del Interior con el nombre de Programa de Protección Ciudadana (incluía al conurbano y grandes ciudades, como Mar del Plata), se le envió a la comuna una partida de 13.800.000 pesos. Una segunda partida iba a ser enviada en cuanto se aprobase la rendición de la primera.

Pero esto no pasó y todo terminó en Tribunales .

Desde el municipio explican que parte del dinero se gastó en combustible para los patrulleros y que se adquirieron equipos de radio para una red de alerta vecinal. “Pero nadie los comanda, no se sabe ni quién los tiene, a algunos números los llamás y no atiende nadie”, explica el concejal Guillermo Schütrumpf, que también se queja por la falta de estadísticas: “Las únicas son las de la Policía, pero no las muestran”.

Algunos millones se invirtieron en viáticos para los prefectos que llegaron como refuerzo. Arribaron en dos tandas de 250 hombres, pero su trabajo pasó desapercibido y no se coordinó con la Policía, según reconoció el jefe Departamental de la Bonaerense.

Los prefectos ya no están en la ciudad .

De tanto en tanto, el tema seguridad vuelve al Concejo Deliberante, pese a que a muchos de quienes trabajan allí el delito los tocó de cerca : al concejal Mario Lucchesi le entraron por el cielorraso de su chalé; al concejal Fernando Rizzi lo asaltaron junto a otros comensales cuando cenaba en un restorán; al concejal Guillermo Schütrumpf le desvalijaron la casa; al concejal Juan Carlos Cordeu y a su esposa los amenazaron con quemarlos si hacían la denuncia del asalto que sufrieron en su chalé; a la hija del concejal Eduardo Abud debieron llevarla de urgencia a una clínica: estaba embarazada, la asaltaron cuando cenaba en su living y tuvo familia por cesárea de urgencia. El intendente Gustavo Pulti, en tanto, respiró aliviado cuando le avisaron que su madre estaba ilesa tras el asalto que padeció en la puerta de su casa.

Fuente: http://www.clarin.com/policiales/inseguridad/Dia-medio-asaltan-Mar-Plata_0_544145704.html


MOVERSE. EL GOBIERNO CHINO REVALORA EL TAI CHI CHUAN.

INFLUENCIA DE LOS CAMBIOS CULTURALES Y ECONOMICOS

El lado oscuro del éxito chino: vida estresada y muerte precoz

La economía china es motor del crecimiento mundial y sus reservas de divisas son promesa de rescate para países ricos y de inversiones en naciones pobres. Pero su población se enferma más y vive 10 años menos que en países de similar desarrollo.

Por Anahí Abeledo ESPECIAL PARA CLARIN

Cuando el desarrollo chino convocaba los mejores pronósticos para su futuro, el recuento de muertes tempranas y personas afectadas por enfermedades no transmisibles (ENT) encendió una luz roja. El fantasma que se avizora para el 2030 es uno de los más temidos para una economía altamente industrializada que aspira a proveer con sus manufacturas al resto del planeta: la escasez de mano de obra al pie de la aceitada maquinaria.

El exponencial crecimiento económico de los últimos años ofreció más trabajo y poder adquisitivo a la población y mejoró su alimentación, superando la desnutrición. Pero, junto al consumo, la gente vio crecer también la presión laboral, acortó su descanso, dejó a su familia y pueblo, emigró a ciudades con peores condiciones ambientales e incorporó nocivas costumbres alimentarias, como la comida rápida, abundante en grasas saturadas y sal o bebidas azucaradas. Tabaco, alcohol y vida sedentaria completan los factores de riesgo.

Si se mantienen las tendencias actuales, la esperanza de vida en China será de sólo 66 “años sanos” (años libres de enfermedad o discapacidad), lo que representa 10 menos que en algunos de los países líderes del Grupo de los 20 más industrializados (G-20). Hacia 2030, las enfermedades no transmisibles aumentarán en más del 80%.

Pese a los 30 años de desarrollo sostenido, “China olvidó el desarrollo humano de su gente”, afirma un documento del Banco Mundial (“Hacia una vida sana y armoniosa en China”). En este aspecto, no sólo quedó a la zaga de las economías más avanzadas sino también de países emergentes menos afortunados en los números: en el Ranking de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (PNUD) ocupa el puesto 89. En ese período, se quintuplicó el porcentaje de población con cáncer pulmonar.

China es vista como el principal motor de desarrollo de la economía mundial debido a su creciente consumo y a sus abultadas reservas públicas que se están invirtiendo en proyectos productivos en otros países emergentes. También se prevé que en las próximas dos décadas el número de ENT (sobre todo infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón) se duplicarán o triplicarán entre los mayores de 40; la diabetes será la enfermedad más frecuente.

La falta de trabajadores será un hecho que desacelerará el crecimiento si no se puede revertir el envejecimiento demográfico agravado por muertes tempranas: la mitad de las ENT afecta actualmente a la población económicamente activa (personas de 15 a 64 años). El 50% de las afecciones puede evitarse y esto redundaría en un 16% más de horas trabajadas.

“Si no se controlan con eficacia, las enfermedades no transmisibles no sólo exacerbarán la escasez de mano de obra prevista, sino que también ponen en peligro la calidad del capital humano”, alerta el Banco Mundial en su evaluación realizada entre 2008 y 2010.

Riesgo sanitario y económico El Foro Económico Mundial destacó en 2010 y otra vez este año que “las enfermedades no transmisibles son un riesgo importante para la economía mundial debido a su alta probabilidad de ocurrencia y un enorme potencial para causar pérdidas económicas severas”. Se recomendó a los gobiernos que den una respuesta programática seria a este riesgo para el desarrollo económico y social.

Las cuatro principales ENT en China son: cardiovasculares (ECV); cáncer, obstructivas pulmonares crónicas (EPOC) y diabetes. Representan el 70% de la carga de enfermedades y ocasionan más del 80% de las 10,3 millones de muertes anuales causadas por el total de enfermedades.

La mortalidad por estas causas es, en China, mayor que en otros países líderes del G-20: en el caso de los accidentes cerebrovasculares, es 6 veces mayor que en Japón, los Estados Unidos y Francia, y la mortalidad por EPOC es alrededor de 30 veces mayor que en Japón.

MALA ALIMENTACIÓN OCCIDENTALIZADA. EL CAMBIO EN LA ALIMENTACIÓN ESTÁ INCREMENTANDO LAS PATOLOGÍAS CARDÍACAS Y LA DIABETES.

“La reducción de la relación entre trabajadores y personas a cargo con salud deficiente aumentaría las probabilidades de una futura recesión económica y plantea importantes desafíos sociales” consigna el informe. Las causas identificadas son “los cambios económicos y ambientales que el país ha experimentado en las últimas décadas” y “limitaciones en el acceso, uso y eficacia de los servicios públicos de salud y atención médica”, muy costosos para los sectores de menores recursos y con trabajo informal: el 37 % de los enfermos declaró no haberse hospitalizado nunca por esta razón.

Unos 200 millones de chinos tienen sobrepeso (el 32,5% de varones y 17,5% mujeres menores de 17 años) y 580 millones tienen riesgo de padecer ENT. El tabaquismo es tradicionalmente uno de los más altos del mundo; entre los varones de menor nivel educativo e ingresos es mayor: el 63% comenzó a fumar antes de los 20 años.

La hipertensión aumentó de 7,5% a 18% entre 1979 y 2004 en mayores de 18 años y la diabetes pasó de afectar a un 0,67% de la población en 1980 a un 9,7% en 2007/08. La dieta china contenía un 15% de grasas y despreciaba el azúcar; entre 1982 y 2002 el consumo promedio de grasa en las zonas urbanas aumentó al 35 % y en las rurales, al 27,7%.

Por enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y diabetes entre 2005 y 2015 China acumulará pérdidas por US$550.000 millones. Como contrapartida, se estima que los beneficios económicos de reducir la mortalidad por enfermedades cerebrovasculares (ECV) en un 1% anual durante 30 años (2010 a 2040) generaría un valor económico equivalente al 68% del PBI real de China en 2010 o más (unos US$10,7 billones).

COMO ESCLAVOS. RED ‘ANTISUICIDIO’ EN UNA FÁBRICA CHINA.

El cálculo de las potenciales pérdidas y ganancias ayuda, por lo menos, a impulsar políticas de prevención: el último plan quinquenal chino (2011-2015) declara como objetivo la promoción de un crecimiento inclusivo y equitativo, con mayor énfasis en el desarrollo humano en pro de una vida “saludable y armónica”.

Cuando alguien se ve obligado a hacer algo, el mundo está ya fuera de su alcance”*, advertía -en el siglo VI AC- Lao Tsé, un filósofo a quien, en su tierra, seguramente se dejó de leer.

* Tao Te King
Fuente: http://www.ieco.clarin.com/economia/oscuro-chino-estresada-muerte-precoz_0_544145831.html


El maestro, según Villoro

“Fontanarrosa fue esencial para mi generación en múltiples sentidos –dice el escritor y cronista mexicano Juan Villoro-. Primero nos marcó como caricaturista, como dibujante. Yo pertenezco a una generación que en los años 60 y 70 se formó en una tensión entre la cultura alta y la popular. Fontanarrosa sirvió para romper prejuicios entre lo culto y lo popular. Porque era además un grandísimo escritor, entonces nos convenció de que era posible entender el fútbol con cercanía, con conocimiento de causa y al mismo tiempo asumirlo con rigor y con ingenio. Sociedades como la mexicana son muy favorables al sentido del humor en lo popular pero a la vez son muy solemnes en la alta cultura; figuras como la de Fontanarrosa ayudaron a romper prejuicios acerca de la ironía, que en el fondo es una forma de la inteligencia.”

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/maestro-Villoro_0_544145695.html


BOOGIE

DESAGRAVIO. LOS ESCRITORES BIRMAJER, GAMBOA, SIETECASE Y SASTURAIN.

A través de Boogie, el inolvidable Fontanarrosa dijo presente otra vez

En el marco del Festival Internacional de las Artes, el mercenario malo y homicida del humorista y escritor rosarino fue objeto de un “desagravio” en el que se reflexionó sobre el humor negro, la ironía, la violencia y la corrección política.

Por Osvaldo Aguirre

“Boogie fue agraviado por la película que se hizo, que no lo entendió”. Así, Juan Sasturain planteó las razones del desagravio al personaje de Roberto Fontanarrosa que reunió a los escritores Marcelo Birmajer, Santiago Gamboa y Reynaldo Sietecase en una reivindicación del humor negro, “que trabaja en el campo enemigo, el de la muerte”.

El desagravio tuvo lugar en el Festival Internacional de las Artes, que concluye hoy y se inauguró el jueves en el Teatro El Círculo con un homenaje a Fontanarrosa. La sombra tutelar del escritor y dibujante rosarino ya se notaba en el acercamiento distendido al arte y a los artistas y en la presencia de varios de sus amigos íntimos: Daniel Rabinovich, Rep, Daniel Samper Pizano y Daniel Divinsky.

El humor tuvo entradas notables en el Festival como “Algo sobre mi madre… todo sería demasiado”, el unipersonal de Graciela Acher muy festejado por el público, o el recital de Leo Masliah en el Teatro Príncipe de Asturias. El escritor y músico uruguayo alternó la lectura de textos breves –un delirante razonamiento en torno a la frase “Exija su factura” y fábulas sobre animales- con adaptaciones personales de clásicos, como su “versión resumida” de La metamorfosis de Franz Kafka.

En el desagravio, el colombiano Santiago Gamboa puso en relación a Boogie, el aceitoso con la novela negra. “La ausencia absoluta de una moral, el tema de la violencia y la soledad en las grandes urbes tienen uno de sus pilares en su ironía e irreverencia”, dijo. “Es un malo necesario, que hace reír y pensar”, propuso Reynaldo Sietecase.

Desde el público, Daniel Samper Pizano ironizó sobre las protestas que provocó la aparición de Boogie en el diario El Tiempo, de Bogotá: “Los colombianos sentíamos que nos estaban robando algo nuestro, la violencia”. Marcelo Birmajer evocó los malentendidos que rodearon a ese personaje misógino, racista y cínico, a través de tres cartas de un lector, que comenzaba denunciándolo como “mercenario al servicio del imperialismo yanqui” y terminaba por reconocerlo como “luchador por la democracia y el respeto a uno mismo”.

Sasturain propuso una vuelta a los orígenes, la revista Hortensia, donde Boogie comenzó a publicarse en 1972 como una parodia del cine y la novela negra. “La efectividad de la historieta –apuntó- se basa en el humor verbal y el dibujo lineal, en los primeros planos, a diferencia del dibujo de Inodoro Pereyra, más panorámico”. Los equívocos y los agravios, explicó, surgen cuando falla cierta química necesaria: “El humor negro supone una complicidad entre el autor y el receptor. Sus enemigos son la interpretación literal y la corrección política”.

El humor negro es precisamente el tema de una de las muestras que presenta el Festival, “Fontanarrosa, Cateura y Asociados”. La exposición recupera trabajos de Ángel Aboy, un gran dibujante del género en los años 60 y 70, que firmaba Drácula, y El señor Cateura , de Landrú, aquella historieta donde un carnicero peronista, de gruesos bigotes y siempre muy enojado, castigaba con tremendos golpes en las encías y en los tímpanos a su hijo Felipito, un niño de un único rulo y larga nariz, por no estudiar violín y latín.

Las posibilidades y los límites del humor negro fueron el tema de una charla de Sergio Langer, Rep y Adriana Aboy (“la hija de Drácula”, como la presentaron). “Yo, que soy judío, puedo hacer chistes de judíos. Tengo impunidad”, bromeó Langer.

Hoy, Juan Villoro participará en “La pelota no se mancha, el fútbol es puro arte”, un diálogo abierto con el público. “Propuse la frase célebre de Maradona como título –explica el escritor mexicano- porque siempre el fútbol es un objeto de codicia y de deseo, de modo que mucha gente trata de aprovecharse de él, y esto involucra tanto a los políticos como a los especuladores económicos y a los técnicos resultadistas. Pero el fútbol conserva un núcleo genuino de imaginación y ahí lo que me interesa es la encrucijada entre el fútbol y la literatura, cómo un juego tiene que ver con otro”. Fontanarrosa volverá a hacerse presente.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/traves-Boogie-inolvidable-Fontanarrosa-presente_0_544145694.html


ORGULLO. Los Murciélagos, luego de la premiación.

Otro título para Los Murciélagos

La Selección Argentina de Fútbol para Ciegos se coronó campeona del Pentagonal de Madrid al superar al local España 3 a 2 en la final.

Con tres goles del tucumano Luis Sacallán, debutante en torneos internacionales y máximo artillero del certámen, Los Murciélagos remontaron dos veces un marcador adverso y superaron 3 a 2 al anfitrión y subcampeón del último Mundial, 3 a 2.

A los 10 minutos de juego (cada tiempo tiene 25 netos) Marcelo Rosado puso en ventaja a los españoles, igualando a los 17 Luis Sacallán al convertir un penal. Y también de penal, Antonio Martins, a 3 del final, adelantó nuevamente al local. En el complemento, Los Murciélagos arrinconaron a España y Sacallán volvió a hacerse presente con goles a los 15 y 21 minutos.

El partido fue de excelente nivel técnico y Los Murciélagos hicieron prevalecer toda su jerarquía en el juego con Silvio Velo como el abanderado, su solidez defensiva a partir de Darío Lencina, el golero menos vencido del torneo, y la potencia en ataque de Luis Sacallán, convirtiendo al arquero Álvaro en una de las figuras del encuentro.

En su camino a la final, la Argentina había goleado a Italia 6 a 0, con tres anotaciones de Silvio Velo y tres de Luis Sacallán;  a Inglaterra 5 a 0, con tres de Sacallán, uno de Velo y uno de Froilán Padilla; a Turquía 1 a 0, con tanto de David Peralta; y ya clasificado y con suplentes cayó ante España 2 a 1, gol de Marcelo Paniza.

Los Murciélagos empezaron el encuentro con el mismo quinteto que ante Italia, Inglaterra y Turquía: Darío Lencina (Estudiantes de La Plata); Froilán Padilla (Unión de Del Viso), Ángel García Deldo (ACHADEC de Chaco), Silvio Velo (River Plate) y David Peralta (Estudiantes de La Plata).

Promediando el partido ingresaron Luis Sacallán (Universidad de Tucumán) y Gustavo Maidana (River Plate). No entraron Guido Consoni (arquero de Estudiantes de La Plata); Federico Acardi (Bella Vista de Mendoza) y Marcelo Paniza (River Plate).

El entrenador Martín Demonte, muy emocionado por el gran rendimiento de Los Murciélagos, dijo que “el equipo tuvo una actitud aguerrida, mostrando en cada partido lo necesario para llegar a levantar la Copa. Fue un torneo bárbaro en el que pudimos cumplir con todos los objetivos: jugar bien, darle tiempo en cancha a tantos jugadores nuevos y por supuesto, la satisfacción de volver a gritar… ¡Dale campeón!”.

Al regreso de España, Demonte confirmará a los diez futbolistas que jugarán el Cuatro Naciones en Río de Janeiro, entre el 5 y 12 de setiembre, enfrentando a Brasil, España y México. Estos partidos le dan al cuerpo técnico de la Selección la posibilidad de probar variantes tácticas y evaluar a los futbolistas de cara, en noviembre, a los Panamericanos de Guadalajara. Dichos Juegos otorgan solo un lugar para los Paralímpicos de Londres en 2012, debido a que Brasil ya consiguió la clasificación por ser el actual campeón mundial.

Fuente: http://www.clarin.com/deportes/titulo-Murcielagos_0_544145864.html


ABRAZO. LA PRESIDENTA Y MOYANO SE SALUDAN, EL VIERNES A LA NOCHE, EN EL ACUERDO DEL SALARIO MINIMO.

A Moyano, sacarse la foto con la Presidenta le costó muy caro

La CGT resignó la mayor parte de sus reclamos en el Consejo del Salario.

Por Ismael Bermúdez

Si se coteja con lo que venían reclamando tanto la CGT como la CTA del Consejo del Salario Mínimo, el 25 por ciento de aumento que obtuvieron es muy poco. O mucho si consideran un claro rédito sindical y político el haber conseguido una foto con la Presidente Cristina Kirchner, luego de varias semanas de “cortocircuitos” y de versiones oficiales sobre cambios en el manejo de las obras sociales.

Según marca la ley de Empleo, es atribución del Consejo del Salario fijar los lineamientos para medir la canasta básica , determinar el monto del seguro de desempleo y el valor del salario mínimo.

Y fueron recordados por escrito por la CGT al Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, junto a otros reclamos.

De esos tres puntos, el viernes a la anoche quedó aprobado solamente el último.

En tanto, la suba del 25 por ciento o los $ 2.300 aprobados lucen más cercanos a la pretensión inicial del Gobierno y de los empresarios que de los sindicalistas que habían reclamado 2.600 pesos, o 41 por ciento más.

Horas antes, y ante la resistencia de algunos sindicalistas de estampar sus firmas, hubo llamadas desde la Casa Rosada advirtiendo que el 25% tenía el sello presidencial y que no se admitirían divergencias.

Y que el acuerdo sería bendecido por la propia Presidente con el premio de la foto.

Otros puntos, que no son propios del Consejo, pero que los sindicalistas querían discutir, como la suba del mínimo no imponible de Ganancias, ni siquiera fue considerado. La eliminación de las escalas y del tope salarial de $ 4.800 para cobrar las asignaciones familiares tampoco fueron aceptadas. Quedó el compromiso de ajustar las asignaciones y la asignación por hijo durante septiembre – como se hizo el año pasado – en torno del 25 por ciento, llevando el tope a $ 6.000 . En tanto el seguro de desempleo – que cobran más de 100.000 desocupados- sigue desde marzo de 2006 inamovible en $ 400 mensuales.

Otro dato de la reunión fue que, a diferencia de los cónclaves anteriores en que votó en disidencia, esta vez la CTA representada por Yasky suscribió el acuerdo, más que consolidando un acercamiento entre ambas centrales obreras afines al Gobierno.

Si bien el 25% es de una sola vez y no en cuotas, los funcionarios y los representantes de la UIA seguían festejando ayer que el ciclo de las paritarias de 2011 no cerrara con el 41%, ni siquiera con el 35% de alimentación o el 33,3% obtenido por Sanidad a comienzos de este mes. Y que el 25% o $ 2.300 mensuales que se extienden por 12 meses, actúen como tope y referencia de las próximas paritarias en la búsqueda de alguna suerte de “desindexación salarial”.

Como broche el Gobierno considera un logro que el poder de árbitro de la Presidente haya sido suficiente para convencer tanto a empresarios como sindicalistas. Algo que descontaban tras el “más del 50%” que obtuvo en las primarias. Pero, igualmente, ese poder se vio reforzado con las versiones sobre que el Gobierno analiza una suerte de estatización de las obras sociales sindicales, lo que quitaría el manejo de esa “caja” a los gremios.

 

Qué se acordó
La CGT pedía un incremento del salario mínimo del 41% y los empresarios ofrecían 18%. Se acordó 25%. El salario mínimo será así de $ 2.300.

La discusión fue por momentos tensa, dijeron las partes, pero se destrabaron con llamados desde la Casa Rosada para que definieran el ajuste en el 25 por ciento

El ajuste se cobrará a partir de setiembre, aunque comenzará a regir desde agosto.

La CGT asegura que el Gobierno se comprometió a discutir en el corto plazo la suba en el tope hasta el cual los asalariados cobran las asignaciones familiares, que hoy está en 4.800 pesos.


Uno por uno

Uno por uno

La 9 de Julio crece y se consolida como la avenida de los hoteles

La mayoría son de cuatro estrellas, pero empezaron a abrir aparts y hostels para atraer un público más jóven. Los empresarios dicen que la 9 de Julio atrae turistas por su ubicación y su fama mundial. En un año abrieron cuatro, ya hay 27 y dos en obra.

Por Einat Rozenwasser

Es cierto, Buenos Aires es una ciudad que tiene atractivos para todos los gustos. Pero si de puro capricho hubiera que elegir tres, asado, tango y la avenida más ancha del mundo bien podrían encabezar el listado de “los más buscados” por los que llegan a la Reina del Plata por primera vez. En sintonía con su fama, la 9 de Julio se consolida como el lugar elegido como base de operaciones para los viajeros que eligen la Ciudad tanto para pasear como para hacer negocios. Sólo en el último año abrieron cuatro hoteles nuevos y ya son 27 entre la avenida San Juan y el Bajo, y hay al menos dos más en construcción .

“Hay un desarrollo importante a lo largo de toda la avenida. Se construyen más hoteles y los inversores buscan lugares adecuados para ese fin. La 9 de Julio es emblemática , conocida en todo el mundo y céntrica. Esa ubicación facilita que el potencial huésped que no conoce la Ciudad y, por ejemplo, está buscando alojamiento por Internet, individualice dónde está el hotel y le resulte más fácil la elección. El huésped busca estar cerca de los lugares que quiere conocer o del lugar donde va a trabajar”, sintetiza Graciela Fresno, Presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés.

El fenómeno se acentuó durante los últimos años, cuando la balanza cambiaria sumó a chilenos y brasileños a la lista de los que se veían beneficiados por la relación peso-dólar. “Hoy la Ciudad es un polo cultural de gran atractividad lo que explica en parte no sólo el crecimiento de los arribos sino además, la expansión en la inversión hotelera como un fuerte motor económico”, sostiene Hernán Lombardi, ministro de Cultura y presidente del Ente de Turismo de la Ciudad.

La mayoría de los hoteles que se asoman sobre la avenida 9 de Julio son de cuatro estrellas , pero también empiezan a aparecer aparts y también hostels, con propuestas para los viajeros más jóvenes , que pueblan bares y boliches de los centros nocturnos de la Ciudad.

¿La novedad? Los hoteles temáticos como el NH Tango, que abrió sus puertas hace un año en el edificio en el que funcionaba el cine y teatro Metro y un bloque de oficinas. Allí se fusionaron dos proyectos: la sala de proyecciones se convirtió en un salón de espectáculos tangueros y el lobby del hotel balconea sobre el hall principal. Poco tiempo después, la misma cadena inauguró el NH 9 de Julio, ubicado a apenas cuatro cuadras.

“Es la avenida más emblemática de Buenos Aires, conocida a nivel internacional por ser ‘la más ancha del mundo’, y ofrece a nuestros huéspedes una vía de acceso rápido a ambos aeropuertos , al tiempo que garantiza una buena inserción en áreas comerciales y culturales, con hitos destacables como el Teatro Colón o las librerías de la avenida Corrientes, por citar algunos”, explica Walter Paulovich, director de Operaciones Mercosur – NH Hoteles Las Américas. ¿Qué buscan los que eligen la opción Tango? “La demanda es la misma que en los demás hoteles pero al tener características únicas en decoración y ubicación, propicia el alojamiento de aquellos interesados en la cultura y el arte ”, responde.

Sobre el perfil de los turistas, desde el observatorio del Ente informan que entre el 50 % y el 60% de los que vienen de Latinoamérica optan por alojamientos de los de la categoría que pueblan la 9 de Julio, algo que también sucede con el 40% de los estadounidenses y canadienses y, en menor medida, con los europeos. Mientras que los primeros tienen una estadía promedio de cinco días en la Ciudad, los que vienen desde más lejos se quedan entre 10 y 12 días. El gasto promedio diario para los que eligen este tipo de hoteles oscila entre los U$S 213 y los U$S 260 En cuanto a la 9 de Julio en sí las opiniones de los turistas son encontradas. En los foros de viajeros intercambian comentarios los que quedan fascinados con la grandilocuencia de la arteria, y también los que critican el tránsito, el nivel de ruido y la dificultad para cruzar en la parte más ancha.

“De noche y de día, es espectacular. Nos llamó la atención el ingenio de los anuncios y también las copas de los árboles”, describe un mexicano. Y un compatriota apunta: “ ¡Cruzarla es casi un deporte extremo! ”. En esa línea se suman los comentarios una estadounidenses que contó 18 carriles de tránsito y tuvo que esperar tres cambios de semáforo para terminar de atravesarla, mientras su marido la esperaba del otro lado.

En el otro grupo aparece una francesa ofuscada porque su alojamiento tenía un ventanal al frente y “fue imposible dormir por el ruido”. Y un nicaragüense que destaca las proporciones de la avenida, pero dice que “no representa lo más bello de la Ciudad. El estado de ciertos edificios y la presentación de algunos carteles publicitarios, que no siempre es la más estética”.

Fuente: http://www.clarin.com/ciudades/capital_federal/Julio-crece-consolida-avenida-hoteles_0_544145697.html


¿Kadafi en Argelia?

Mientras la guerra pareció ayer tomarse un respiro en Trípoli, donde los rebeldes habían ganado el control de casi toda la ciudad y su aeropuerto, circularon versiones de que el dictador Muammar Kadafi y algunos familiares habían pasado a Argelia a bordo de un convoy con seis Mercedes Benz blindados . La especie, de difícil verificación, fue desmentida por el gobierno argelino, que aún no reconoció a los rebeldes. Entretanto, ayer siguieron algunos combates en Sirte, bastión y ciudad natal del líder libio, que el viernes había sido bombardeada por aviones británicos. Al parecer, los insurgentes “negociaban” anoche con kadafistas la rendición de la ciudad. Pero tampoco este rumor pudo ser confirmado.

Fuente: http://www.clarin.com/mundo/Kadafi-Argelia_0_544145664.html


De Menem a Cristina

Por Daniel Santoro
Opinión

Hasta el gobierno de Carlos Menem, las tierras de frontera no podían ser compradas por extranjeros, según la vieja concepción militar de la defensa nacional. De la mano de la fiebre privatizadora, Menem derogó esos impedimentos legales y permitió la venta de esas zonas a empresas foráneas. Y se hicieron ventas sin ningún control. El ex secretario de Seguridad de este gobierno, Norberto Quantín, detectó que 11 de esas grandes extensiones de tierra en la frontera con Chile, Bolivia, Paraguay y Brasil habían sido adquiridas por “empresas off shore” que ni siquiera habían declarado quiénes eran sus dueños. Quantín hizo la denuncia a la Unidad de Información Financiera, sospechando que podría merodear el narcotráfico, pero los casos nunca se investigaron. Su denuncia duerme ahora en algún cajón de la cartera de Nilda Garré. En esta costumbre nacional de pasar de un extremo a otro, el Estado perdió una herramienta clave: la información sobre quiénes fueron los compradores, sean argentinos o extranjeros.

Fuente: http://www.clarin.com/zona/Menem-Cristina_0_544145673.html


GUANACOS. REPOSAN EN UN “REFUGIO” DE 12 MIL HECTAREAS QUE COMPRO EL BRITANICO JOE LEWIS EN LA PATAGONIA.

Cuestionan el proyecto oficial que pone topes a las compras

Ambientalistas y legisladores de la oposición piden revisar para atrás.

Por Gonzalo Sánchez

Diputados de la oposición y ambientalistas cuestionan que el proyecto de ley de Cristina Kirchner que busca limitar las compras foráneas de tierra no revise las grandes adquisiciones consumadas durante los últimos años.

“Es una ley de pocos artículos que tiene por objeto conservar en el dominio nacional, no estatal, ya que es una cuestión de todos los argentinos y fundamentalmente de los que tienen capacidad para invertir y hacer producir la tierra”, dijo Cristina al anunciar el envío del proyecto al Senado. También anunció que habrá un registro único de propiedades rurales.

Dos informes recientes de la Auditoría General de la Nación (AGN) ponen la lupa sobre las ventas realizadas en la Patagonia y el Litoral. En el sur, según el organismo, se abrieron durante 2003 y 2007, 428 expedientes de los cuales 137 fueron aprobados. La AGN verificó que el 62 % de esos compradores eran personas físicas o jurídicas extranjeras. Pero no pudo determinar la cantidad de tierra adquirida porque en el 71% de los casos no constaba copia de la escritura . También certificó que en un 45,9%, las aprobaciones se hicieron por vía de excepción , es decir que se autorizaron a pesar de que no fue presentada toda la documentación exigida.

Sobre el Acuífero Guaraní ocurrió algo parecido. Se auditaron las operaciones hechas entre 2005 y 2008 en Misiones y Corrientes y se comprobó que el 30% de los expedientes correspondía a extranjeros. En el 50% de los casos no se presentaba copia de escritura.

El diputado y economista de ATE Claudio Lozano saludó el proyecto, pero lo calificó como tardío: “La idea de combatir la extranjerización es tardía frente a la trasnacionalización. En la Pampa, los que dominan el territorio son locales asociados a extranjeros”.

Ambientalistas estiman que cerca del 10% del territorio está en manos de extranjeros. En 1990, llegaron los Benetton al país y con la compra de un millón de hectáreas en la Patagonia se erigieron como grandes terratenientes. A mediados de los ‘90, Ted Turner adquirió 5 mil hectáreas en Villa Traful pertenecientes al entonces presidente de Parques Nacionales Felipe Lariviere. Más tarde llegó el inglés Joe Lewis a El Bolsón (14 mil hectáreas) y el gurú conservacionista Douglas Tompkins se instaló sobre los Esteros del Iberá y las costas del río Santa Cruz. También Adecoagro, de George Soros, adquirió tierras en Buenos Aires, el norte y el litoral. Más grupos hicieron su juego: la celulosa chilena Arauco se convirtió en dueña del 6% del territorio de Misiones. En 2002, un grupo anglo malayo adquirió 250 mil hectáreas en Malargüe y sumó hasta llegar a 467 mil. A la vez, cientos de foráneos desembarcaron entre Mendoza y los Valles Calchaquíes seducidos por la industria del vino.

Las mineras son un capítulo aparte. Apenas se registra un yacimiento, la ley argentina entrega el subsuelo para que sea explotado. Quizás el superficiario siga con la tierra a su nombre, pero la minera controla el subsuelo . Así operan, sobre vastas extensiones, Barrick y la Alumbrera. “Veo un proyecto débil. Es errado hablar de extranjerización”, dice el ambientalista Javier Rodríguez Pardo. “Hay que hablar de enajenación porque una gran cantidad de criollos tiene tierra en sociedad con extranjeros”.

La diputada rionegrina del ARI, Magdalena Odarda, principal denunciante de las compras de tierra efectuadas por Lewis en El Bolsón y del control que el británico ejerce sobre lago Escondido, denuncia que “hay 5 casos en donde está cuestionada la dirección de tierras de Río Negro. Se le adjudicaron a pobladores miles de hectáreas y éstos actuaron como pasamanos de grandes propietarios. Una de las denuncias es contra Lewis. Es bueno que se profundice el debate, pero lamentamos que sea ahora.

Antes, se podría haber evitado el drenaje a manos extranjeras ”.

El proyecto, alertan los criticos, pasa por alto un tema fundamental, el reclamo urgente de los miles de integrantes de pueblos originarios que fueron despojados de la tierra o que viven bajo la amenaza latente destierro y exclusión.

Fuente: http://www.clarin.com/zona/Cuestionan-proyecto-oficial-topes-compras_0_544145675.html


El proyecto de Cristina

Establece en el 20 % el límite a toda titularidad de dominio de tierras rurales en el territorio nacional respecto de personas o firmas extranjeras.

Un mismo titular extranjero no podrá adquirir más de 1.000 hectáreas, cualquiera sea su lugar de ubicación.

Una cláusula interpretativa advierte que “no se entenderá por inversión la adquisición de tierras rurales, por tratarse de un recurso estratégico escaso, natural y no renovable”.

Fuente: http://www.clarin.com/zona/proyecto-Cristina_0_544145672.html


Aprestos para el debate

El Congreso tiene previsto discutir la extranjerización de la tierra el próximo miércoles, a las 10.30, en el plenario de comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Agricultura.

El viernes, técnicos de Agricultura preparaban una presentación para hacer ante los diputados.

Durante una semana, Clarín pidió una voz oficial sobre el tema, pero nadie quiso hablar.

Fuente: http://www.clarin.com/zona/Aprestos-debate_0_544145674.html


Recursos en juego: Extranjeros toman el control de tierras claves para la producción de alimentos

Los chinos se aseguraron cereales de dos valles de Río Negro por 20 años. Y los árabes empezarán a cultivar en El Impenetrable. El Congreso se apresta a debatir frenos a la extranjerización del suelo.

PorPablo Calvo

Los últimos valles de clima templado del Cono Sur aún sin explotar, rociados por el agua pura del Río Negro, perderán su virginidad: ahora los pondrán a parir toneladas de cereales, que no serán para alimentar a los argentinos con necesidades básicas insatisfechas, sino que partirán hacia China durante los próximos 20 años. Es lo que acaban de pactar, bajo polémicas condiciones y sin aval legislativo, el gobierno de Río Negro y una gigantesca empresa estatal china: la concesión de 330.000 hectáreas a cambio de 1.500 millones en inversiones.
Es apenas un caso de miles que se producen en estos momentos en un mundo que busca asegurarse los alimentos para los próximos 50 años, luego de una década en que vio mermar drásticamente la disponibilidad de las superficies cultivables, la pesca marítima, los bosques y el agua potable.
Expertos en geografía humana de la Universidad de Utrecht, en los Países Bajos, definen este proceso como una “fiebre por la tierra”, que tiene componentes productivos y también especulativos, dos factores que se verifican en la Argentina. Es por eso que el Congreso planea discutir, desde el próximo miércoles, los proyectos que intentan frenar el proceso de extranjerización de la tierra y proteger el agua y las riquezas del suelo argentino.
“En el caso de Río Negro, comprometimos el uso de superficies privadas, no fiscales, con la idea de aprovechar para el riego el agua que hoy estamos tirando, unos 900 metros cuadrados por segundo”, fue la justificación que dio el gobernador Miguel Saiz, un radical K que apeló a una frase insólita: “Yo no tengo un bidón y un embudo gigante para juntar esa agua, que termina en el mar”.
Hay una canción de León Gieco que se llama El embudo y es una crítica a la extracción sin freno de los recursos naturales y el petróleo del país. Tiene un verso elocuente, que dice: “Si nuestro sudor sirviera, ya habría algún ‘sudoructo’”.
Es que la soberanía, en el contexto mundial de codicia por suelos fértiles, no es hoy una cuestión de hitos de hormigón armado o estacas de madera colocadas en los 9.376 kilómetros de frontera, sino una cuestión geopolítica interior.
Las tierras de América fueron las que menos se degradaron por actividades como el desmonte, el desvío de los ríos y la sobreexplotación. Un 11% de deterioro entre los años 1945 y 2000, contra el 23% de Europa y África y el 21% de Asia, según reportes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (la FAO, por la sigla en inglés). Es el organismo que prevé, para los próximos 15 años, un aumento de casi el 40% de la demanda mundial de cereales, en paralelo a un descenso del 30% de las cosechas en los países en desarrollo.
Es por eso que el suelo argentino es demandado desde distintos países, como Arabia Saudita, que acaba de asegurarse la explotación de 30.000 hectáreas en el Chaco, con posibilidad de extenderse a 200.000 en total en la zona de El Impenetrable, una región de monte nativo en la llanura provincial. A cambio, el grupo árabe Al Khoraref pondrá 400 millones de dólares y se quedará con la producción, para un plan de seguridad alimentaria en su país. “Queremos darle valor agregado a tierras improductivas”, se atajó el gobernador kirchnerista Jorge Capitanich.
El potencial es enorme. En la última campaña de siembra en la Argentina, se utilizaron 30 millones de hectáreas, que se podrían estirar a 35 millones de hectáreas en el futuro cercano.
Pero ya hay siete millones de hectáreas en manos de extranjeros o sociedades de otra nacionalidad, “aunque la cifra podría llegar a 17 millones”, indicó el ministro de Agricultura, Julián Domínguez,
El panorama es más amplio y diverso. Firmas chinas explotan latifundios en Santa Fe y construyen un puerto en Rosario para llevarse su soja. Empresarios malayos compraron tierras aptas en la bellísima Malargüe, con fósiles y volcanes incluidos. La Cordillera de los Andes, útero de los ríos más transparentes, fue desafectada de la protección especial que tienen las zonas de frontera y la minería internacional encontró el atajo justo para avanzar. Hasta el lago Escondido, rico en truchas patagónicas, fue cercado por el magnate inglés Joe Lewis, junto a un cartel que decía “Propiedad Privada”.
Es que las medidas para detener la extranjerización y el uso concentrado de la tierra, luego de la década menemista, el caos de la Alianza y ocho años de administración kirchnerista, dejan que desear.
El proyecto de ley que auspicia la Casa Rosada para atender parte del problema sucede a otros nueve que nunca tuvieron apoyo legislativo desde agosto de 2002, cuando la Federación Agraria Argentina (FAA) planteó por primera vez el tema en el Congreso (ver Cuestionan el proyecto oficial…)
Un documento del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca advierte que “se registra en nuestro país, y en otros países con tierras aptas para la producción, un fuerte proceso de adquisición de grandes extensiones por parte de capitales financieros transnacionales, el que se vio intensificado en los últimos años, a raíz de la especulación desatada con motivo de la variación de los precios de los productos primarios en el mercado internacional”.
“Nuestro país -admite el informe- no es ajeno a este proceso de adquisición o de interés por adquirir grandes superficies de tierras rurales. Prueba de ello es que, a partir de la década del 90, habrían pasado a manos de capitales extranjeros tierras rurales en 19 de nuestras provincias”.
Desde el regreso de la democracia, en 1983, nadie se preocupó por hacer un relevamiento exacto de cuántas tierras fueron vendidas a personas o empresas de otro país y qué recursos naturales quedaron en peligro. Clarín advirtió esta falencia en enero de 2010, en una nota titulada “El Gobierno no sabe cuántas tierras de frontera pertenecen a extranjeros”, pero poco se hizo desde entonces.
Ahora son las superficies potencialmente fértiles las que preocupan y el proyecto de ley de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierras Rurales, el primero que pidió aprobar la presidenta Cristina Kirchner luego del respaldo que obtuvo en las urnas el 14 de agosto, propone hacer el primer Registro Nacional de Tierras Rurales. Con suerte, estará recién para el año que viene, si las provincias comparten la información catastral.
La iniciativa oficial establece que el dominio u ocupación extranjera sobre la propiedad, posesión o tenencia de las tierras rurales, definidas como “todo predio ubicado fuera del ejido urbano, independientemente de su localización o destino”, no debe superar el 20 % del total. Habrá debate, porque no están claras las superficies que se toman como referencia y las estimaciones oficiales son difusas.
“Los topes del 20 por ciento de posesión extranjera y de 1000 hectáreas para cada comprador de otro país son demasiado altos. Yo creo que ningún extranjero debería poseer tierras argentinas, como sucede en algunos estados de EE.UU, países de Europa y Japón”, opina la historiadora Elsa Bruzzone, autora del libro “Las guerras del agua”.
El Gobierno, que dice haber hecho un cotejo con las legislaciones de Brasil, España, Francia, Italia, Canadá y también de Estados Unidos, asegura que, si se sanciona su proyecto quedarán protegidas “más de 200 millones de hectáreas aptas para la producción de alimentos y servicios ambientales”. La superficie del país, sin contar la Antártida, supera los 278 millones de hectáreas. Sólo a modo de dato gráfico, el 20 por ciento de esa superficie es equivalente a 45 veces las islas Malvinas.

Fuente: http://www.clarin.com/zona/Recursos-Extranjeros-tierras-produccion-alimentos_0_544145779.html

 

 


Malvivir

Por Diana Baccaro

¿“Ni-ni” o “sin-sin”? ¿Jóvenes que no estudian ni trabajan o jóvenes sin oportunidades y sin trabajo? ¿Hasta cuándo aguantará el colchón familiar para sostenerlos? ¿La calidad de vida de estos chicos será inferior a la de sus padres? ¿Se asistirá así a un proceso de descenso social entre generaciones dentro de la misma familia? Según los expertos, las principales causas de este problema son la falta de buenos empleos, la deserción escolar, la baja calidad educativa y la dificultad de sostener una rutina de sacrificio cuando el futuro se presenta incierto. Ante este escenario, la respuesta de algunos es restar compromiso: nada de grandes esfuerzos si el beneficio no es seguro y si apenas se podrá aspirar a un empleo que a lo sumo dará para malvivir.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Malvivir_0_544145682.html


Tendencia en todo el mundo

Fue en España donde se los bautizó: Los “ni ni”, ni trabajo ni estudio. Chicos de clase media que, con padres que pagaban, podían no saber qué hacer de sus vidas. Pero apenas se desató la crisis y el desempleo comenzó a golpear, a ellos se sumó una masa inmensa de los que quieren pero no pueden. El fenómeno, entonces, replicó en toda Europa y se volvió internacional. Muchos de ellos fueron los protagonistas de los destrozos en Londres.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Tendencia-mundo_0_544145681.html


Crece la cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan

Vivir sin hacer nada. Tienen entre 15 y 24 años. Son 700 mil en todo el país, unos 150 mil más que en 2003. Cómo es un día en sus vidas, entre el aburrimiento y la falta de horizontes. El problema cruza todas las clases sociales.

Por Mariana García
COLABORARON Corresponsales En CORDOBA Y MENDOZA

De tantos, ya tienen su propio lugar en las estadísticas. Pero los números sólo hablan de una masa uniforme que contradice una economía en crecimiento y nada cuenta sobre sus razones y desventuras. Tienen entre 15 y 24 años. Y a la edad en que la mayoría está en un aula o en el trabajo, ellos no hacen ninguna de las dos cosas. Algunos, muy pocos, tienen familias que pueden sostenerlos. Los otros, en cambio, buscan desesperados entrar a un mundo que les cierra la puerta en la cara.

Daiana García es una de los 700 mil jóvenes que no trabajan ni estudian. Ella no pudo elegir. Tuvo a su hijo a los 17. Pero Valentín nació con síndrome de Down y necesitaba mamá de tiempo completo. Daiana dejó el colegio y buscó trabajo. De noche, como mesera. Sueldo en negro y flaco. El único horario que le permitía dejar a Valentín con los abuelos, Aguantó dos años y renunció. Intentó en otro restorant. Pero otra vez lo mismo, y volvió a renunciar.

Daiana vive en la casa de sus papás, en Ramos Mejía. Muy cerca, está Mariano, su novio. Desde que nació Valentín, hace cinco años, los dos buscan un trabajo que les permita llegar a eso que les resulta inalcanzable: vivir juntos en su propia casa.

Pero a ella nada la para. Todos los días se levanta a las siete. Cocina y limpia la casa. Va con Valentín a la plaza y después de dejarlo en el jardín, sale a buscar trabajo. A la tarde está otra vez en casa con su hijo y juntos esperan la visita de Mariano. Esta semana, Daiana tiene dos entrevistas que le consiguieron en el servicio de empleo de la AMIA. “Yo estoy a full, necesito encaminarme otra vez”, dice Daiana y suelta una larga lista de planes: terminar el colegio, estudiar profesorado de lengua y literatura, y conseguir un trabajo de día y en blanco.

En 2003, cuando el país salía de patacones y corralitos, estos jóvenes eran algo menos del 8 por ciento del total. Ocho años después, con una economía fortalecida, el porcentaje siguió en aumento. Son el 10 por ciento. El informe, de Sel Consultores de Ernesto Kritz, estableció también que “prácticamente la totalidad de ese aumento se produjo a partir del segundo semestre de 2007”.

Otro estudio, del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, refuerza esos números: Si la edad se extiende hasta los 29, entonces los jóvenes con problemas laborales o de estudio suman 1.295.908, y representan el 20 por ciento del total. Agustín Salvia, investigador del Conicet, y autor del informe, sostiene que “los jóvenes continúan siendo el sector más vulnerable en materia de inclusión laboral, tanto en la época de crisis como de recuperación económica”.

No es un fenómeno exclusivo de Argentina pero aquí buena parte de las causas hay que buscarlas en la historia de empleo, o desempleo, que se arrastra desde hace generaciones: En los sectores más pobres, los chicos que no trabajan ni estudian son el 30 por ciento.

Ese no es caso de Florencia Tahan , mendocina de 22 años, quien por motus propio y bolsillo ajeno decidió no hacer nada. “Estoy recargando las pilas. La vagancia o no hacer nada es una de las necesidades que tenemos todos los seres humanos”, reclama ella con el mismo ímpetu de quien exige trabajo digno. Dejó la Facultad hace dos años porque los cuarenta minutos de viaje se le hacían muy pesados. Quizás, el año que viene estudie marketing. Aunque tampoco está segura. Del colegio, le quedó la costumbre de levantarse temprano. Pero últimamente, mira un poco de tele y se vuelve a acostar. Sus horas se pasan en Facebook o Twitter. Algunas veces, cocina. Del resto, se ocupa la empleada de la familia. Papá y mamá pagan sus gastos.

A Franco Stagnaro Zaffi , sus padres también le dan le plata. Pero a él, los días sin hacer nada se le hacen eternos. No pudo aprobar el ingreso a Ingeniería, en Córdoba, y ya le da “un poco de cosa” cuando tiene que pedir plata. Franco está seguro que el año que viene va a rendir bien: “Me tengo muchísima fe. Uno se aburre de no hacer absolutamente nada”.

Para Vanesa D’Alessandre, investigadora de Siteal, esta es “una generación que vio reducidas sus oportunidades reales para capitalizar sus credenciales educativas a través del mercado laboral y así participar de los canales tradicionales de movilidad e integración”.

“Quiero estudiar canto lírico”, le dijo hace un año Juan José Navas a su padre carnicero de Liniers. Y además, aclaró, pasaba al bando de los vegetarianos. Trabajó en un call center y de maletero pero para él, el problema es que los trabajos “reflejan lo que pasa en la familia”. Está seguro de que ahora que ya pasó la crisis familiar, quizás piense en buscar un trabajo.

Hace dos meses, Jonhatan Taurizano colgó el repasador y renunció como ayudante de comidas. Trabajaba de lunes a sábado, nueve horas y media, siempre en negro y a fin de mes se llevaba 1.400 pesos. Tiene 18 y dejó de estudiar en octavo año. Mientras sigue buscando un trabajo, se arregla con algunas “changuitas” que le dan los vecinos de San Cristóbal. Como no le gusta salir y sólo le interesa jugar a la pelota, se arregla con poco.

Vanesa Gómez no trabajó nunca. ¿La razón? Desde los 8 años hasta los 22 vivió intoxicada con cuanta droga se cruzó en su camino. Desde hace un año y medio, está “limpia”. Su pelea no es fácil. Fue adicta al paco y vive en medio de la mayor “cocina” de pasta base del país, la villa 1.11.14. Todos los días, va a los grupos de ayuda de la ONG “Hay otra esperanza”. “Yo lo único que quiero es salir de esta inmundicia, la estoy re peleando, por mí y por mi hijo, pero sólo necesito un trabajo”, pide Vanesa y llora. Se aprieta los dedos y habla de Joel, que tiene dos años y que vive con su papá. Fabiana Godoy es su terapeuta. En esta pelea desigual, ella tampoco habla de “ni ni”: “Estos chicos vienen de familias donde ni sus abuelos trabajaron. Para nosotros, que quieran buscar un trabajo ya es un logro”.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Crece-cantidad-jovenes-estudian-trabajan_0_544145680.html


TELEVISION

Cómo es el canal 360 TV

Una novedad tecnológica. Se transmite por TV digital. Con una pantalla prolija, sus contenidos no difieren de lo habitual.

Por Luis María Hermida Especial Para Clarín

El primer canal de televisión pensado y producido para la Televisión Digital Abierta (TDA), ya está en marcha. Claudio Villarruel y Bernarda Llorente, la ex dupla fuerte de la programación de Telefe, a través de su productora On TV Contenidos, son los responsables productivos y artísticos de 360 TV, la nueva señal; corriendo por cuenta de la empresa Electroingeniería S. A. (propietaria de Radio Del Plata y muy cercana al Gobierno), la financiación del proyecto.

En esta primera etapa, 360 TV está emitiendo, desde su estudio ubicado en Palermo, en la franja de 19 a 2, previéndose para una segunda etapa la ampliación del horario de transmisión a partir de las 7 de la mañana. En términos de contenidos, se trata de un canal de noticias, cultura y espectáculos que en poco y nada difiere de parámetros ya conocidos. Con una pantalla más limpia, mejor gráfica y más presupuesto (que se nota en la calidad de emisión y nombres propios) puede decirse, como formato, estilo e impronta, que se trata de un CN23 muy mejorado.

La grilla reducida actual está estructurada con anclaje en los noticieros. Las emisiones diarias las abre, a las 19, ADN (Atardecer de noticias) y las cierra a la medianoche Hora de cierre . De 22 a 23, Darío Villarruel, y Viviana Valles (ex Canal 26) conducen Línea nocturna , el noticiero central de la señal. Luego del primer segmento de noticias, la distensión toma la forma de un magazine de humor y actualidad, Hasta acá llegamos , conducido por Tamara Pettinato y el “Pollo” Cerviño; y media hora en la que Miguel Angel Rodríguez, en @Rodriguez , da vida a sus imitaciones que incluyen a Silvio Berlusconi, Sergio Lapegüe, Julio Bazán, Jorge Lanata, Lilita Carrió y Claudio María Domínguez, entre muchos otros. La franja de las 23 está reservada a las propuestas periodísticas. De la primera semana de emisión, se destacaron, por diferentes motivos, las del propio Darío Villarruel, Gonzalo Bonadeo y Juan Alberto Badía. En el primer caso, con Secreto de sumario (los jueves), Villarruel rompió el fuego con una entrevista al juez Eugenio Zaffaroni y con un debate sobre la “muerte digna”, en su segundo envío. El abogado y periodista se revela como un buen entrevistador que pregunta lo necesario sin perder de vista quién es el verdadero protagonista en un reportaje. En el segundo, con Menú Bonadeo (los miércoles), Gonzalo sentó a su mesa a su padre, Diego, periodista y polemista consumado, para hablar de todo un poco, en un tono distendido pero no exento de ritmo. Finalmente, el regreso a la pantalla de Juan Alberto Badía, con Mi noche favorita (los viernes), fue en sí mismo un motivo de celebración. Víctor Hugo Morales, con un ciclo de entrevistas (los sábados) y José Pablo Feinmann, con uno de cine (los domingos), completan la oferta periodística, emparentada con el oficialismo, de la nueva señal.

La novedad que propone 360 TV (en el canal 2504 de la TDA o por Internet) asoma, por el momento, como exclusivamente tecnológica. En términos de contenidos, sólo suma a la oferta televisiva una propuesta más atractiva desde los nombres propios que desde las ideas productivas propiamente dichas.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/television-y-radio/canal-TV_0_543545691.html

 


RADIO

El día que Badía lloró

El plantel de River “mimó” a Badía y le envió, meses atrás, la camiseta firmada. La primera rúbrica: Daniel Passarella. Pero “Beto” está “enojado”: “Lloré. Fue una tragedia el descenso, una muerte anunciada. Con soberbia no se aprende. A veces hay que irse a la B, como me pasó, para aprender ciertas cosas”.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/television-y-radio/dia-Badia-lloro_0_544145623.html


RADIO

La vuelta a la televisión

Después de la conducción de “Estudio país” (Canal 7, hasta el año pasado), Badía volvió a la televisión una semana atrás en el canal 360 TV. Con ciclo propio (“Mi noche favorita”) se jacta de un programa “con otros tiempos, que recuerda por su clima y calidez a ‘Imagen de radio’”. Claudio Villarruel y Bernarda Llorente, creadores de la señal, lo convocaron cuando estaba en pleno tratamiento. “La salida al aire se dilató y eso me fue dando tiempo a que me sintiera mejor. Y el debut llegó en el mejor momento. Un día de programa me lo banco bien”, avisa.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/television-y-radio/vuelta-television_0_544145622.html


RADIO

Ninguna gallina

28.08.2011 | Por Pablo O. Scholz pscholz@clarin.com

Badía es tan ferviente admirador, devoto y fan de los Beatles como de River. Y, habrá que decirlo, desde hace 292 días -cuando le diagnosticaron el tumor- de la vida. Tal vez no lo supiera, pero era un guerrero en lo más profundo de su ser. Así como supo “extraer” la enfermedad y simbolizarla en una piedra para ir rompiéndola, venciéndola, la peleó y la pelea sin síntomas de resignación.

Por las dudas, armó un estudio de radio en su casa. Y sí: transcurren las jornadas al aire, y se siente cada vez mejor. “Un día de programa me lo banco bien”, dice.

Con todo lo que le pasó, el único día que Badía lloró fue cuando su River descendió a la B. Con todo respeto, Juan Alberto demostró que no es ninguna gallina.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/cine/gallina_0_544145624.html


EN SU CASA EN PILAR ALLÍ RECIBIÓ A CLARÍN, EL JUEVES. TIENE MONTADO UN ESTUDIO, DESDE DONDE EMITE SU RADIO JAB (POR SUS INICIALES), QUE PUEDE SEGUIRSE POR INTERNET.

RADIO

“Nunca se me pasó por la cabeza resignarme”

Entrevista Juan Alberto Badía. Le diagnosticaron un tumor, y lo combatió. El locutor dice que recibió más amor del que se imaginaba. Creyente, asegura que salió adelante ayudado por la medicina y la gente. Y ahora que regresó a la televisión, arriesga: “El tumor es un amigo que vino a cambiarme la vida”.

Por Marina Zucchi mzucchi@clarin.com

 

La voz de John Lennnon en Beautiful Boy se pierde en el aire, pero basta capturar un verso para pensar que hoy Lennon le canta directo al oído a Juan Alberto Badía.

La vida es aquello que te sucede mientras te ocupas en hacer otros planes …, se escucha. Y la imagen viviente de radio sonríe con causa: en 2010, mientras el locutor beatlemaníaco se distraía con otro plan, la vida le demostró que era todo eso que canturreaba su tocayo John. Le diagnosticaron un tumor en el mediastino. Lejos de la resignación, salió a noquearlo. “El tumor es un amigo que vino a cambiarme la vida”, sorprende.

¿Un amigo y no un enemigo? Digo este amigo porque convivo con él, porque al principio me costó aceptarlo como era. En los ´90 cuando iba a verlo al Padre Mario con mi cuñado que tenía cáncer de pulmón, mi cuñado me decía a la vuelta ¿No olés feo? Yo sí, porque tragué mucha mierda.

Y me quedó esto de la cosa podrida. Los médicos hoy me enseñaron lo contrario: un tumor es una explosión de vida, de células activas, invasivas, nunca podridas. Mi oncólogo me dio una piedra del grosor de mi tumor para poner en la mesita de luz y poder ir rompiéndola. Eso era aceptar.

Y Juan va “rompiendo” la piedra. Esa “piedra” en el mediastino (cavidad alojada entre el esternón y la columna), que tenía “el tamaño de un sachet de leche y ahora el de una pelotita de ping pong pinchada”. Romper la piedra implicó más que la quimioterapia y que abandonarse a la ciencia: dejarse amar exageradamente. Recibir las dosis desmedidas de amor de su núcleo, pero también de los desconocidos. “En este mundo donde la muerte dura cinco días en los medios, el público defendió mi vida como si fuera suya”, se emociona.

Mira y ve. Una rosa amarilla en la mesa, la resolana que transforma el color de la rosa. El señor que avisó que “entraba a boxes a ajustar clavijas” ahora está en los detalles. La “piedra” lo zamarreó y, lejos del manual de autoayuda, supo leer la moraleja. Dice que el “sismo” le recordó a “la réplica del terremoto de San Juan de 1978”, cuando Buenos Aires sintió el temblor y él salió disparado, con su hijo en brazos, mientras su edificio parecía desmoronarse. Esta vez, otra vez, no hubo derrumbe.

Su impecable guarida atesora dos “santuarios”. En uno “trabajan” juntas las fuerzas de San Expedito, la Virgen de la sonrisa y la de Itatí, el Padre Mario, San Jorge y cuanto amuleto de fe le obsequió su oyente. El otro santuario fue el de la palabra soltada al viento, su propia emisora (ver Radio Badía…

) a la que levantó cuando creía que se caía. Más poderosa que los rayos X, “el chiche” lo tiene como operador, conductor, DJ. La bautizó Jab (sus iniciales) pero bien podría llamarse Radio vida porque se volvió un motor. “No necesitaba mirar cómo fue mi vida, sino cómo iba a ser”.

El día que Paul McCartney cantó en River la última vez (10 de noviembre del año pasado), la noticia del tumor tenía apenas un día para Badía. Mientras de fondo sonaban perlas como A Day in the Life , la película de su historia corría sin control por su cabeza. “Ese día lloré como nunca, creía que me estaba despidiendo de todo. Los que me acompañaban no entendían por qué tanta emoción, no era la primera vez que yo veía a Paul”, repasa. “Fue un tsunami. Al principio no sabía si decirlo públicamente, no quería ser un muerto en vida, dar lástima. Los médicos me aconsejaron: Es al revés, es hablar de la vida. ¿Negarlo? ¿Y el día que la gente supiera que no es un resfrío? El cáncer es palabra prohibida.

Se cura, Badía, se cura , decían.” ¿Tenías viejas broncas o tristezas que despertaran la enfermedad, como ocurrió con tu cuñado? No. Todo lo contrario. Yo no tengo envidia, jamás la tuve, no tengo resentimiento, saludo a mis enemigos, me olvido, no tengo rencor. Quizá como me ha ido bien en la vida, eso me generaba ante el otro eso de Perdón porque me fue bien sin haber sido físico matemático.

Eso sí lo tenía que trabajar y lo hice.

¿Creés en eso de que cada uno se genera su propia enfermedad y su propia salud? Sí. Yo me generé mi salud, ayudado por la medicina y la gente. Como dice el Doctor Recondo: la ciencia no lo hubiera hecho solita. No hubiera sola reducido el tumor al punto en que está. Ellos dicen que soy un paciente estupendo. Que me han dado para que tenga y que no me dejé vencer.

Pero no fuiste buen paciente antes. ¿Habías estado una década sin visitar a un médico? Fue una barbaridad. Mi cuerpo no me lo pedía, si no hubiera ido. Me había quedado esa mala impresión de mi mamá luego de su operación sencilla, su virus hospitalario. Pero fue una ignorancia total. El que me quiera escuchar, que lo haga: una vez por año hay que hacerse un chequeo. Los médicos no saben cuándo empezó mi tumor. Si este degenerado crecimiento de 24 x 17 x 11 lo hubiéramos agarrado a tiempo hubiera sido menos duro.

Pero la resignación no es lo tuyo…

No. Nunca se me pasó por la cabeza resignarme. Y si me tocaba irme de este mundo, me daban tiempo para prepararme. Yo nunca había pensado en la muerte y esta situación me llevó a pensar que es ine-vitable. A hacerme preguntas: ¿Te asusta, Juan? ¿Viviste, Juan? ¿Y viviste, Juan? Sí. Le dediqué más tiempo al trabajo que a cualquier otra cosa, pero con gran amor, no por la búsqueda del dinero. No me arrepiento, sólo que ahora lo reflexiono. Distribuí mal los tiempos. Si rascás a mis hijos profundamente, te reprochan haber tenido poco padre. Públicamente no lo dirán nunca, por amor. Lo que tengo es lo que hay de acá para adelante. Uno de mis hijos se vino a vivir un tiempo conmigo, los tres estuvieron siempre. Ellos me entiendieron: ven que la radio a papá lo sana. Que apenas se podía levantar para ir al baño, pero buscaba la radio. Yo no los engañé con una cualquiera…

Contás que mucha gente en estado de desesperación te pide la “fórmula”. ¿Cómo manejás esa responsabilidad? No puedo dormir cuando pienso ¿cómo ayudo?, no esperaba esto. Acuden cual cura sanador, preguntan ¿qué yuyo ha tomado? La gente exige el nombre de mis médicos. Y mis médicos dicen: cada tumor es distinto, cada paciente es distinto, cada cuerpo es distinto. Si doy el nombre de mis médicos no podrían atender a tantos. Yo hice sincericidio con mi enfermedad. Y lo recomiendo. No ocultarle nada al médico. Si voy a tomar agua con zanahoria, decírselo. He llegado a pensar en irme a China, a Cuba. En mi web (www.jabradio.com.ar) cuento detalladamente mi quimioterapia cada 21 días, luego la radioterapia, mi visita al Padre Ignacio, a la tumba del Padre Mario, el escosul o veneno de Alacran… En octubre me hago un estudio y se verá qué es de mi tumor.

¿Ese “auto que entró a boxes a ajustar clavijas”, puede volver a la fórmula uno? Tengo casi 64 años… (Se ríe). Que el auto funcione lo mejor posible hasta que Dios lo diga. Tengo como meta abandonar definitivamente el cigarrillo. Sería mi orgullo. Fumo tres por día, pero no tuvo relación con la enfermedad. Se ve que no era mi turno. Me gusta mucho la vida, y este tiempo, como dicen en el fútbol, no es suplementario, es recuperado.

Con su esposa Mariana como bastión, y sin erosiones a la vista de la quimioterapia que barrió con tanto, pero no con el optimismo, “el guerrero” sigue rompiendo la piedra. “¿La verdad? No me imaginaba ser tan fuerte”, confiesa. Desde un cuadro, John Lennon sonríe.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/television-y-radio/paso-cabeza-resignarme_0_544145621.html


Un joven murió tras haberse masturbado 42 veces seguidas

Una tragedia conmocionó a los residentes de Rubiataba en el interior de Goiás en Brasil donde un adolescente de 16 años murió luego de masturbarse 42 veces seguidas sin parar.

Según los informes de las autoridades el muchacho había comenzado alrededor de la medianoche y se pasó toda la noche y madrugada haciendo secuencias de masturbación sin descansar, terminaba uno y empezaba otro.

La madre del adolescente había sospechado su compulsión para llevar a cabo el acto:
“Era cada hora igual el resultado siempre lo hacía, ya había establecido llevarlo al médico, porque eso no era normal”, dijo la madre del joven.

En la escuela donde el adolescente asistía, los compañeros le hicieron un homenaje. Una de sus compañeras en una conversación dijo que el joven era tan compulsivo que siempre les pedía que en la madrugada se conectaran a la cámara de la computadora para que lo observaran.

En la computadora personal del joven fue encontrado cerca de 1 millón de videos eróticos y 600 mil fotografías de mujeres desnudas y con poca ropa.

El joven al parecer tenía quemaduras de tercer grado en sus manos luego de la maratónica acción.

Le gustaban todas

Sus amigos del barrio detallaron que le gustaba todo tipo de mujeres, las veía y se enfermaba.

“Gordas, flacas, altas, bajitas, estudiadas, desempleadas, de color o blancas, todas eran de su agrado lo que hacía que le dieran ganas de masturbarse. Apenas veía una mujer se ponía como loco, eran su debilidad, a todas les quería hacer el amor y pasar largas horas en la intimidad”, agregó.

Según las autoridades de salud, la masturbación en los hombres es normal a cualquier edad, lo que no es normal es la cantidad de veces que en su mayoría obedece a los estímulos que deja ver pornografía.

Fuente: http://www.diariouno.com.ar/mundo-insolito/Un-joven-murio-tras-haberse-masturbado-42-veces-seguidas-20110826-0054.html


El descenso de River motivó este insólito e innovador proyecto. Foto:EFE

El descenso de River motivó este insólito e innovador proyecto. Foto:EFE

¿Salvan a River?
Iniciativa para  unir la B y la Primera División

La noticia cayó como una verdadera bomba. Mientras todos los ojos están posados en el desarrollo de la Copa América, hay quienes siguen pensando en el fútbol local y en el histórico descenso que condenó a River a jugar por primera vez en su historia en la Primera B Nacional.

Según publicó la revista Veintitres, desde la AFA se estaría gestando un proyecto para unificar el torneo de Primera División con el de la B Nacional. Sí, justo cuando River perdió la categoría.

Lo cierto es que esta iniciativa habría sido propuesta por un abogado que se desempeña en la AFA y que también está vinculado al Millonario, aunque se trata de un opositor al presidente Daniel Passarella.

El hombre le habría hecho la propuesta a Julio Grondona que, preocupado por la falta de clásicos en el fútbol grande (teniendo en cuenta los descensos de River, Gimnasia, Huracán y Rosario Central), comenzó a tomar la realización de este torneo como una alternativa más que viable.

Pero lo más llamativo y polémico de este proyecto es que, de aprobarse, el nuevo torneo comenzaría ya mismo, es decir, a partir del próximo mes de agosto, a pesar de que los torneos de la A y la B ya tienen sus fixtures completamente armados. De esta forma, se eliminarían los últimos descensos y River mantendría su currículum sin ninguna pérdida de categoría en su haber. Algo realmente insólito.

La institución de Nuñez ya había sido “beneficiada” para evitar la pérdida de la categoría, cuando en la década del 80, el mismo Grondona instauró la tan criticada utilización de los promedios.

Cómo sería el nuevo torneo

En la primera ronda habría cinco cabezas de serie: Boca, River, Racing, San Lorenzo e Independiente. Después se ubicaría al resto de los equipos, por sorteo, algo similar a como se hace en un Mundial. En estudio está el tema de cómo hacer jugar los clásicos. Una de las propuestas es cruzarlos como cierre de la primera ronda y la revancha en la última jornada, pero aún no está resuelto. Se pensó en hacerlos todos juntos, como en las décadas del ’60 y ’70.

Una vez que terminen de jugar en sus respectivas zonas, los cuatro primeros de cada grupo (20 clubes) pasarían a disputar una liga superior y los dos primeros de ese campeonato se clasificarán de manera automática para disputar la Libertadores. Los demás, del quinto al octavo puesto (los otros 20) realizarán una liga inferior y los últimos cuatro de ese certamen perderían la categoría. Si de ese cuarteto hay equipos del interior, pasarán a jugar directamente el Torneo Argentino A y si son de la Capital Federal o el Gran Buenos Aires, disputarán la B Metropolitana.

Para ascender se mantendría el actual sistema de ascenso, dos provenientes del interior y dos de la B, que se clasifican mediante un reducido. Así siempre se mantendrán las plazas del interior.

Con respecto a la Copa Sudamericana, los clasificados seguirían entrando por la sumatoria de puntos. Allí se cuentan los que sacó el equipo en la zona inicial, más los que sumó en el torneo de los 20, lo que implica que un conjunto que juega en la liga inferior y anda bien puede disputar un torneo continental.

Además, el proyecto incluye un pedido para que los visitantes puedan volver a presenciar a su equipo. También cambiarán de nombre las categorías. Como en el fútbol europeo, habrá Serie A, B y C.

Fuente: http://m.minutouno.com.ar/minutouno/nota/149608/

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Murió Ante Garmaz

A los 83 años, murió el actor y conductor televisivo Ante Garmaz, víctima de una terrible enfermedad. Sus restos por ahora se encuentran en la morgue del Hospital Fernández.

Garmaz, de origen croata, también era modelo y diseñador de moda. De niño emigró a la Argentina junto a sus padres.

Condujo el ciclo televisivo El mundo de Ante Garmaz dedicado a la moda y hasta particicipó de películas junto a Alberto Olmedo y Susana Giménez.

A mediados de los sesenta hizo desfilar con un tapado de piel a Amadeo Carrizo, emblema del arco de River Plate y de la selección argentina, lo que generó controversias.

Hace poco, Perfil.com intentó entrevistarlo, pero un familiar cercano  informó que no iba a ser posible porque Garmaz no estaba bien de salud.

Fuente: http://exitoina.com/murio-ante-garmaz/

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Murió Ante Garmaz

Antonio Jorge Garmaz, conocido como Ante Garmaz fue un conductor televisivo, actor, modelo y diseñador de moda argentino de origen croata.

Nació el 7 de enero de 1928 en Croacia. Murió en Buenos Aires el 16 de julio de 2011.

Cuando Garmaz era niño, emigró con sus padres a la Argentina. Comenzó a modelar durante la época peronista, a partir de 1947. Reconocido por no ocultar su homosexualidad durante las diversas dictaduras militares argentinas. Participó en películas como Los hombres sólo piensan en eso junto a Alberto Olmedo y Susana Giménez.

Condujo el ciclo televisivo El mundo de Ante Garmaz dedicado a la moda.

A mediados de los sesenta hizo desfilar con un tapado de piel a Amadeo Carrizo, emblema del arco de River Plate y de la selección argentina, lo que generó controversias. Condujo durante años su propio programa de tv llamado “El mundo de Ante Garmaz”

Filmografía

Cosquín, amor y folclore (1965).

Triángulo de cuatro (1975) en inglés: Triangle of Four.

Los hombres sólo piensan en eso (1976).

El soltero (1977).

Ante Garmaz

Nacimiento

5 de enero de 1928
 Croacia

Fallecimiento

16 de julio de 2011 , 83 años
 Buenos Aires, Argentina

Nacionalidad

Croata-argentina

Ocupación

Conductor, actor, modelo, diseñador de ropa

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Ante_Garmaz

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Según el Tribunal Supremo Británico, las Pringles sólo contienen un 42% de patata

Según el Tribunal Supremo Británico, las Pringles sólo contienen un 42% de patata

SÓLO CONTIENEN UN 42% DE PATATA
Las Pringles no son patatas fritas

Así lo ha dictaminado el Tribunal Supremo británico
Quedan exentas de impuestos gracias a esta conclusión
La empresa se ahorrará millones de libras

MADRID.- Las Pringles, ese curioso ‘snack’ famoso por su envase con forma de tubo no son patatas fritas. Así lo ha dictaminado de forma contundente el Tribunal Supremo británico al explicar que este aperitivo tiene una “forma artificial” y que contiene menos del 50% del que debería ser su principal componente, la patata.

Según publica la BBC, el resultado de tan extraña noticia es que las Pringles, en todos sus sabores, van a quedar exentas de impuestos. Gracias a esta decisión, la empresa Procter&Gamble (P&G) ahorrará millones de libras, lo que supondrá que los consumidores de este aperitivo de ‘no patata’ pagarán menos por el producto.

P&G ya recurrió una decisión anterior del VAT and Duties Tribunal (Tribunal del IVA y otros impuestos), por la cual, este ‘snack en tubo’ estaba obligado a pagar un IVA del 17,5% porque “era un producto de patata frita” y no podía quedar exento de impuestos.

Sin embargo, la empresa insistió en que su producto estrella no era similar al resto de las tradicionales patatas fritas por su “forma regular” que no se encuentra en la naturaleza, su “color uniforme” y porque se “deshacen en la boca”. Ante esto, el fabricante añadió que todos los tipos de patatas fritas, excepto las Pringles, no contenían harinas y no eran empaquetadas en envases con forma de tubo.

Por tanto, la conclusión a la que la empresa llegó es que “las Pringles parecen más un pastel o una galleta porque son fabricadas a partir de masa”.

Gracias a esta reflexión, el Tribunal Supremo británico ha dictaminado que las Pringles no son un “producto fabricado a partir de patata”, hecho que la exime del abono de impuestos según la ley del IVA de 1994.

Esta norma señala que para que un producto deba asumir el IVA “tiene que contener patata prácticamente en su totalidad”. Sin embargo, el snack Pringles es un producto fabricado a partir de harina de patata, harina de maíz, fécula de trigo y harina de arroz junto a grasa, emulsionante, sal y otros sazonadores, por lo que el contenido de patata se reduce a un 42% del total.

Fuente: http://www.elmundo.es/mundodinero/2008/07/07/economia/1215453793.html

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Tras el mensaje contra los electores de Macri
Macrismo salió a coro a responderle a Fito Páez

Las reacciones en contra y a favor de Fito Páez tras su polémica carta no se hicieron esperar y Twitter fue el medio elegido por los funcionarios del PRO para responderle al músico. También se sumaron algunos artistas que mostraron su apoyo al rosarino.

Federico Pinedo, diputado nacional, dijo: “El kirchenrismo en lugar de insultar a los porteños debería reconocer la derrota y bajarse del balotaje. Su nivel de intolerancia es inaceptable y peligroso. Debería buscar las causales de su derrota en sus propios errores y no en la decisión de los porteños”.

Por su parte, Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la Ciudad, señaló: “Insultar a la gente y a la ciudad que vota diferente combina torpeza con actitud antidemocrática”.

Marcos Peña, secretario del Gobierno porteño, escribió: “Ojalá #fitopaez pida disculpas por decir que le da asco la mitad de los porteños. Los que escuchamos su música seríamos felices. Un año electoral genera divisiones, pero es una oportunidad para unirnos, cada uno desde su representación, respetando al otro. Está todo bien con los que votan a Cristina, a Binner, a Alfonsín, a Duhalde, a quien quieran. Son opiniones libres. De eso se trata”.

Laura Alonso, diputada nacional, afirmó: “En nombre del pueblo del distrito que me votó, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, espero inmediata rectificación pública de #fitopaez”. Y agregó: “¿Está mal sentirse ofendida porque #fitopaez dice que la mitad de los ciudadanos de mi ciudad ‘da asco’? Respeto a #fitopaez pero su escrito me ofende como debe hacerlo con la mitad de los porteños que damos ‘asco'”.

Jorge Macri, vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y secretario del PRO a nivel nacional, sentenció: “Lamento que a Fito Páez le de ‘asco’ la mitad de los porteños. Especialmente porque muchos de ellos disfrutan de su música”.

En tanto, Andrés Calamaro defendió al rosariono: “Fito Páez es mi amigo y siempre estaré a su lado. Además comparto su ideario desde mi modesto atalaya cósmico”.

Al apoyo del “salmón” se sumó Leo García, quien sostuvo: “La voz del artista moviliza. Si Fito lo dijo por algo será, algo va a pasar, creo en Fito Páez”.

Fuente: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=592143

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


La mitad

› Por Fito Páez *

Nunca Buenos Aires estuvo menos misteriosa que hoy. Nunca estuvo más lejos de ser esa ciudad deseada por todos. Hoy hecha un estropajo, convertida en una feria de globos que vende libros igual que hamburguesas, la mitad de sus habitantes vuelve a celebrar su fiesta de pequeñas conveniencias. A la mitad de los porteños le gusta tener el bolsillo lleno, a costa de qué, no importa. A la mitad de los porteños le encanta aparentar más que ser. No porque no puedan. Es que no quieren ser. Y lo que esa mitad está siendo o en lo que se está transformando, cada vez con más vehemencia desde hace unas décadas, repugna. Hablo por la aplastante mayoría macrista que se impuso con el límpido voto republicano, que hoy probablemente se esconda bajo algún disfraz progresista, como lo hicieron los que “no votaron a Menem la segunda vez”, por la vergüenza que implica saberse mezquinos.

Aquí la mitad de los porteños prefiere seguir intentando resolver el mundo desde las mesas de los bares, los taxis, atontándose cada vez más con profetas del vacío disfrazados de entretenedores familiares televisivos porque “a la gente le gusta divertirse”, asistir a cualquier evento público a cambio de aparecer en una fotografía en revistas de ¿moda?, sentirse molesto ante cualquier idea ligada a los derechos humanos, casi como si se hablara de “lo que no se puede nombrar” o pasar el día tuiteando estupideces que no le interesan a nadie. Mirar para otro lado si es necesario y afecta los intereses morales y económicos del jefe de la tribu y siempre, siempre hacer caso a lo que mandan Dios y las buenas costumbres.

Da asco la mitad de Buenos Aires. Hace tiempo que lo vengo sintiendo. Es difícil de diagnosticarse algo tan pesado. Pero por el momento no cabe otra. Dícese así: “Repulsión por la mitad de una ciudad que supo ser maravillosa con gente maravillosa”, “efecto de decepción profunda ante la necedad general de una ciudad que supo ser modelo de casa y vanguardia en el mundo entero”, “acceso de risa histérica que aniquila el humor y conduce a la sicosis”, “efecto manicomio”. Siento que el cuerpo celeste de la ciudad se retuerce en arcadas al ver a toda esta jauría de ineptos e incapaces llevar por sus calles una corona de oro, que hoy les corresponde por el voto popular pero que no está hecha a su medida.

No quiero eufemismos.

Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas. Simplones escondiéndose detrás de la máscara siniestra de las fuerzas ocultas inmanentes de la Argentina, que no van a entregar tan fácilmente lo que siempre tuvieron: las riendas del dolor, la ignorancia y la hipocresía de este país. Gente con ideas para pocos. Gente egoísta. Gente sin swing. Eso es lo que la mitad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quiere para sí misma.

* Vecino de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuente: http://m.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-172084-2011-07-12.html

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Foto de Lucila Frend con amigas al salir de Tribunales que circula en Twitter.

Foto de Lucila Frend con amigas al salir de Tribunales que circula en Twitter.

La Justicia absolvió a Lucila Frend

Por “falta de pruebas”, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro resolvió por unanimidad la absolución de la joven acusada por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, quien apareció apuñalada en el departamento que compartía el 10 de enero de 2007. No hubo lectura de fundamentos, sólo se dio a conocer la parte dispositiva. Patricia Lamblot, madre de la víctima, calificó a los jueces de “cobardes”, dijo que el fallo “fue una vergüenza” y anticipó que apelará. Por su parte, Frend afirmó que se irá del país y ratificó que seguirá “colaborando con la investigación” para que se esclarezca el caso.

El juicio a cargo de los magistrados Oscar Zapata, Lino Mirabelli y Hernán San Martín se inició el 13 de junio y tuvo diez jornadas de debate. Frend, que llegó libre al debate, había sido acusada por el fiscal Alejandro Guevara como autora del “homicidio calificado por alevosía y ensañamiento” de su amiga y entendió como agravante la relación íntima con la víctima.

El defensor Francisco García Santillán había argumentado que “no hay dudas, hay certezas de que Lucila nunca pudo ser autora de este crimen” y remarcó que su clienta quiere que se investigue quién mató a su amiga. Afirmó que Frend salió de su casa a las 7.30 del 10 de enero de 2007 y que de los ocho peritos que declararon en el debate seis afirmaron que el homicidio se cometió alrededor de las 12 de ese día.

Sobre la hipótesis de que el asesino de Solange fue alguien que entró por el balcón de la habitación, el otro defensor, Sergio Pizarro Posse, dijo que se sustenta en que no se encontraron rastros de sangre en la casa ni hacia la calle porque el asesino salió por la puerta balcón del PH, que daba a la obra de al lado.

En sus últimas palabras antes de conocerse el veredicto, Frend afirmó: “Yo a Sol no la maté. No hice nada de lo que el fiscal me está acusando. A Sol la quiero. Hace cuatro años que estoy luchando. Tengo la dignidad intacta y mi voluntad es que se encuentre al asesino”. Y le dijo a la madre de la víctima: “Te puedo mirar a los ojos, Patricia. Todos los días a la noche, te miro y te digo `yo no le hice nada a Sol´. Cuando quieras juntate conmigo. Estoy disponible”.

Fuente: http://m.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-172089-2011-07-12.html

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


La Copa América tiene sus primeros cuatro clasificados a cuartos

Tras vencer a Bolivia, Colombia se quedó con el primer puesto del Grupo A y avanzó a la próxima ronda de la competencia. Los otros equipos que aseguraron matemáticamente su pasaje son: Chile, Perú y Venezuela. Los bolivianos quedaron fuera.

A pesar de que en varias zonas del torneo resta una fecha por disputarse, Colombia, Chile, Perú y Venezuela ya están clasificados para la próxima ronda y de esta manera los cuartos de final ya comienzan a tomar color, aunque aún hay que definir varias plazas.

Con su victoria ante Bolivia por 2 a 0 con dos goles de Radamel Falcao García, los dirigidos por Hernán “Bolillo” Gómez se quedaron con el primer puesto del Grupo A, en donde la Argentina se mantiene tercera y deberá ganarle a Costa Rica para alcanzar su pase.

Con un triunfo el conjunto albiceleste alcanzará el segundo puesto y tendrá que disputar su próximo partido en Santa Fe ante el segundo de Grupo C, que podría ser “La Roja”, el equipo de Sergio Markarian o Uruguay.

Tanto el equipo chileno y el venezolano consiguieron la clasificación a los cuartos de final, porque el primero empató con Uruguay 1 a 1 y el segundo derrotó a Ecuador por 1 a 0 y de esta manera ambos llegaron a los cuatro puntos, lo cual hizo que matemáticamente pasaran de ronda.

Por el mismo camino corre el conjunto peruano, que venció a México por 1 a 0 y también alcanzó las cuatro unidades que le permitieron comprar su pasaje a la siguiente etapa de la competencia.

Fuente: http://m.sanjuan8.com/mobile/bb/nota.html?id=Y29udGVuaWRvcy8yMDExLzA3LzEwL25vdGljaWFfMDAzNS5odG1s

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Un equipo para la Pulga

Con los ingresos de Higuaín, Agüero, Di María y Gago, la Argentina buscará acomodarse alrededor de Messi; en el vital partido frente a Costa Rica repetirá siete titulares de la final olímpica de Pekín 2008. Por Francisco Schiavo

Los márgenes del seleccionado argentino se achican a medida que se acerca el trascendental partido frente a Costa Rica, que mañana, en Córdoba, decidirá su suerte en la Copa América. Las calles se angostan y, al final, terminan en un sentido único: el futbolístico. Poco a poco, empiezan a acallarse los ecos de todo aquello que rodea la esencia del juego. Que las discusiones puertas adentro, que los estados de ánimo, que las especulaciones, que los reproches… En definitiva, cada aspecto fluye para conseguir la clasificación para los cuartos de final. En síntesis, se apunta, como se pregonó en principio, acaso desde el comienzo mismo del ciclo de Sergio Batista, en un conjunto formado alrededor de un satélite único, Lionel Messi.

Hacia ahí apuntan las modificaciones que haría Batista después del conflictivo 0-0 con Colombia. Messi, aquel que se mostró abatido y apesadumbrado después de dos partidos sin triunfos y los reproches de la gente, tendrá otros socios en la ofensiva. Se intuía en las últimas horas. Y se ratificó con la práctica de ayer, en Ezeiza. Checho busca jugadores funcionales al proyecto. Intenta que aquello que se ve en los entrenamientos se concrete en los partidos oficiales. Busca, aunque no lo admitirá, rasgos de mayor disciplina táctica. Da toda la impresión de que se ganaron un lugar en el circuito Sergio Agüero y Ángel Di María, con los que Leo ganó los Juegos Olímpicos de Pekín. Con el Kun, además, se consagró en el Mundial Sub 20 de Canadá. Los conoce. Y muy bien.

Batista reparte otras piezas. Admitió la falta de un número N° 9 de área y apareció Gonzalo Higuaín. Y la duda en la parte defensiva del medio campo se desvaneció con Fernando Gago, de buen toque, que podrá acoplarse al engranaje de la circulación. No estaría Esteban Cambiasso, que aún no encontró su mejor forma física, pese a que es con quien Leo había logrado un buen entendimiento. También saldrían Ezequiel Lavezzi, Carlos Tevez y Ever Banega.

Otro dato: de confirmarse la alineación, la Argentina tendrá a siete titulares de la recordada final olímpica en Pekín, frente a Nigeria, al que venció por 1-0: Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Gago, Javier Mascherano, Agüero, Messi y Di María, autor del gol.

Julio Grondona hace rato que insiste en aquel concepto. En cada frase lo repite. Incluso lo había subrayado en el primer compromiso de la Argentina tras el Mundial de Sudáfrica, en un amistoso frente a Irlanda, en Dublín, con Batista aún como entrenador interino. Ya por entonces el mandamás de la AFA quería una formación alrededor de Messi. Lo definía con una frase: “Hay que hacer lo mismo que con Maradona en México 86″. Hacia allí empieza a encarrilarse la Argentina. Por lo menos, lo intenta.

Al final, viajarán en avión a Córdoba. Pese a las dudas por la ceniza volcánica, la Argentina viajará hoy, a las 19, a Córdoba, en un vuelo chárter.

Fuente: http://www.canchallena.com/1388412-un-equipo-para-la-pulga

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


¿Qué necesita la Argentina para clasificarse a cuartos de final?

Con la victoria de Colombia ante Bolivia, el seleccionado de Sergio Batista no podrá ser primero del Grupo; si vence mañana a Costa Rica terminará segundo; si empata se complicará el panorama y dependerá de otros resultados para no quedar eliminado

CORDOBA.- La Argentina accederá a los cuartos de final de la Copa América 2011 como segundo de su grupo o uno de los dos mejores terceros, al adjudicarse Colombia la zona A con su triunfo sobre Bolivia (2-0), logrado esta tarde en Santa Fe. El equipo de Batista no podrá ser primero de su grupo.

Una victoria del seleccionado de Sergio Batista mañana ante Costa Rica lo ubicará como escolta de la zona y determinará su cruce de cuartos ante el segundo del grupo C (Chile, Perú o Uruguay) en la cancha de Colón, el sábado próximo desde las 19,15.

Con este resultado, los primeros clasificados a cuartos son: Colombia, Venezuela, Chile y Perú

En caso de empatar con el equipo dirigido por Ricardo La Volpe, la Argentina culminará tercera del grupo A con tres unidades y cero de diferencia de gol, por lo que deberá aguardar el cierre de las llaves restantes para conocer su futuro.

De concretarse ese resultado, si Brasil, Paraguay y Uruguay, todos con dos puntos, ganan su último partido ante Ecuador, Venezuela y México, respectivamente, Argentina quedará eliminada en primera ronda.

Un empate o derrota de Brasil, Paraguay o Uruguay mantendrá con chances al seleccionado “albiceleste” para conseguir el pase, ya sea por puntos o diferencia de gol.

Si accede como mejor tercero, jugará ante Colombia en Córdoba, el sábado próximo, a las 16. El segundo mejor tercero, en cambio, enfrentará al líder de la zona B (Venezuela, Brasil o Paraguay), un día después, a la misma hora, en La Plata.

Fuente: http://www.canchallena.com/1388464-que-necesita-la-argentina-para-clasificarse-a-cuartos-de-final

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Se presume que Shakespeare era marihuanero

     Según estudios de un antropólogo surafricano que solicitó abrir la tumba familiar del escritor para verificar las causas de muerte del poeta, descubrió que es muy probable que el personaje realizara sus escritos bajo la influencia de la marihuana.

Todo comenzó por las sospecha del antropólogo Francis Thackeray, en 2011, cuando descubió varios envases que contenían marihuana en el patio de la casa del dramaturgo. Para la prueba necesaria para determinar en concreto si el personaje en cuestión hacía uso de la planta cannabis sativa (marihuana) o no, debe haber presencia de la misma en cabellos o uñas. Como en la época en la que el reconocido escritor vivía, el uso de esta planta estaba destinado a la creación de cuerdas y fibras, se debe acudir a los restos para confirmar esta teoría. Veremos qué reflejan en concreto los estudios. 

Fuente: http://www.planetaurbe.tv/_Se-presume-que-Shakespeare-era-marihuanero/blog/4608950/177686.html

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez


Crédito foto: Infobae.com

Crédito foto: Infobae.com

La irreconocible Sinéad O’Connor

Con varios kilos de más y un aspecto muy desalineado, la cantante -que padece trastorno bipolar e intentó suicidarse- sorprendió a todos en su última aparición

Sinéad O’Connor, quien en la década de los 90 deslumbró en los escenarios no sólo por su hermosa voz sino también por su belleza natural, hoy está irreconocible.

La artista siempre fue muy polémica a lo largo de su carrera desde que saltó a la fama por interpretar el tema Nothing compares to you, por el cual ganó un premio MTV en 1990. 

Pero Sinéad, de 45 años, dejó atónitos a todos cuando apareció en el festival británico del Pavillón Theatre con varios kilos de más, algo descuidada y vestida con una blusa que no ayudó demasiado. 

Madre de 4 hijos, diagnosticada con trastorno bipolar y con un intento de suicidio en su haber, Sinéad dejó atrás su bella y fresca imagen. Su cabello rapado y sus ojos grandes la habían llevado a ser un ícono de la belleza. 

A pesar del shock que provocó en el público cuando salió al escenario, la cantante dublinesa demostró que mantiene impecable su voz, especialmente al interpretar el hit que la consagró a la fama.

Fuente: http://america.infobae.com/notas/28646-La-irreconocible-Sinead-OConnor

Juan Pablo Martínez
twitter: @j_p_martinez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 421 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: